LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Aquí me cierro otra puerta

Vota contra Pablo Iglesias

Quique Peinado nueva.

No va a haber candidatura única en Madrid a la izquierda del PSOE. Esto es una opinión pero creo que no me equivocaré. Creo que no hay mecanismos para hacerlo (¿cómo exactamente se van a montar unas primarias de la militancia de Podemos, IU y Más Madrid?) ni ganas por ninguna de las partes, que llevan años trabajando con ahínco en hacernos creer que lo de la unidad es una mala idea. El intento de Pablo Iglesias de que sea Más Madrid quien se retrate en que no la quiere (no hay necesidad, la verdad, porque su líder Íñigo Errejón lo ha dicho por activa y por pasiva) no es más que la escenificación del arranque de la batalla. Llegados a este punto, no está ni en el top 50 de jugarretas que se lleva haciendo la izquierda en Madrid en los últimos años. Habrá dos listas porque nadie quiere otra cosa.

Ha habido parte de la izquierda madrileña que ha reaccionado con virulencia al desembarco de Pablo Iglesias. Están en su derecho. La solución mágica a eso es no votar a Unidas Podemos y hacerlo por Más Madrid o por el PSOE. Pero que voten. Que voten contra Pablo Iglesias, para que se joda, para demostrar que a ese machirulo (que ha cedido el paso a una mujer en la Vicepresidencia del Gobierno) lleno de ego (que abandona el cargo más importante que haya ocupado nadie fuera del bipartidismo en el Gobierno de España para afrontar una misión suicida que posiblemente no ganará) que no le den ni agua. Lo que sea, sin filtro. Pero que nadie se quede en casa. Vota a Pablo Iglesias o contra Pablo Iglesias.

El candidato de Unidas Podemos posiblemente haya dejado una Vicepresidencia del Gobierno para ser la ¿cuarta? lista más votada de Madrid. También es bastante probable que no logre que Isabel Díaz Ayuso deje de ser presidenta de la Comunidad de Madrid. Puede, incluso, que el suyo sea un mal movimiento y todo acabe en un rotundo fracaso. Todo eso puede que pase y también puede que no. Lo que es seguro es que los ciudadanos de izquierdas de Madrid ya saben que le importan a alguien. Ya no sienten el abandono, esa sensación de que todos estaban dejando morir Madrid para rearmarse fuera de aquí. Ya no estamos dejados a nuestra suerte y alguien muy importante, posiblemente la persona que más ha hecho en España para acabar con el bipartidismo, ha decidido remangarse y venir a pegarse por los votos de esta ciudadanía de izquierdas. Por los de Alcorcón, por los de Leganés, por los de Getafe, por los de Vallecas. Y eso, pase lo que pase, es un consuelo.

Así que si odias a Pablo Iglesias pero no quieres que la ultraderecha gobierne en Madrid, vota. Si crees que Pablo Iglesias es el único que puede darle la vuelta a todo esto, vota. Que Pablo Iglesias sea la razón por la que lo hagas. Pero hazlo. Sabes, por muy mal que te caiga, que ahora todos tenemos muchas más opciones de que esta Comunidad no siga siendo el laboratorio deshumanizado de la extrema derecha.

Más sobre este tema
stats