PORTADA DE MAÑANA
Ver
La bolsa o la vida: las negociaciones secretas que imponen en Europa las farmacéuticas

10N | Elecciones Generales

La apuesta de Teresa Rodríguez por una marca propia y nuevas primarias para el 10N tensa Podemos

Teresa Rodríguez, en el Parlamento de Andalucía.

Las costuras de Podemos vuelven a tensarse en Andalucía. La secretaria general morada en esa comunidad, Teresa Rodríguez, insiste en utilizar la marca de Adelante Andalucía en las papeletas con las que se presentarán Podemos e IU en las elecciones generales del 10N en esa autonomía y, además, este martes redobló su órdago y pidió rehacer las listas de las provincias andaluzas, copadas por dirigentes próximos al secretario general, Pablo Iglesias. Esta pretensión reaviva el choque que mantiene Rodríguez precisamente con Iglesias, y la reunión que mantuvieron este martes las direcciones de Podemos e IU en Andalucía no sirvió para desbloquear la situación: el único acuerdo al que llegaron ambas organizaciones fue el de reunirse con sus respectivas direcciones estatales para debatir la propuesta de Rodríguez.

La semana pasada, la líder andaluza de Podemos decidió plantear sus demandas y abrió un nuevo episodio de un choque con Iglesias y la dirección estatal del partido morado que viene de muy lejos. Este enfrentamiento casi siempre ha tenido el mismo motivo: la demanda de mayor autonomía por parte de la cúpula de Podemos Andalucía y el rechazo de los dirigentes nacionales estatales a conceder más prerrogativas a un territorio que, a diferencia de la mayor parte de las comunidades autónomas, está liderado por un perfil –el de Rodríguez– con peso propio dentro de Podemos. Y, en esta ocasión, esa demanda se traducía en la exigencia de que los diputados andaluces tengan una portavocía propia dentro del grupo liderado por Iglesias, al estilo de En Comú Podem, y concurran el 10N relegando la marca de Unidas Podemos.

Este martes, las direcciones de Podemos e IU en Andalucía se reunieron durante más de cinco horas para analizar la crisis abierta a mes y medio de los comicios. No obstante, sus posiciones no se movieron ni un ápice: mientras la formación morada redobló sus exigencias, la federación andaluza de IU insistió en que cualquier decisión relativa a la fórmula con la que se concurrirá el 10N debe tomarse con el acuerdo de las direcciones estatales de los dos partidos.

En lo único que estuvieron de acuerdo las direcciones andaluzas de Podemos e IU fue en la necesidad de abrir conversaciones con el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y con el propio Iglesias para tratar de encontrar una solución para "que Andalucía y sus problemas estén en Madrid", en palabras del número dos de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina. Aunque eso sí: siempre "desde la lealtad" a las direcciones, apuntó el portavoz de IU Andalucía y secretario general del PCA, Ernesto Alba.

La disputa por el control de las listas

Unas horas antes de que se produjera este encuentro, la ejecutiva de Podemos Andalucía había mantenido su propia reunión para poner por escrito las peticiones de su líder: una papeleta que, bajo la marca de Adelante Andalucía, reúna a "todas las opciones electorales hermanas" y la formación dentro del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso de una portavocía propia para los diputados andaluces "al igual que ya hacen otros territorios del Estado". Además y, como novedad, también se pedía la celebración de nuevas primarias para que los candidatos de Adelante Andalucía se elijan "en las provincias".

Ese último planteamiento, aunque mucho menos promocionado que el de concurrir con una marca propia, es clave en el pulso que mantienen Rodríguez e Iglesias. Las listas de Unidas Podemos para las generales en las circunscripciones andaluzas están ahora mismo copadas de dirigentes próximos a Iglesias y críticos con Rodríguez, ya que la corriente anticapitalista de Podemos –que lidera la secretaria general andaluza– renunció a finales del año pasado a participar en las primarias que sirvieron para elegir a los candidatos del 28A. Los anticapitalistas argumentaron entonces que el modelo de circunscripción única que siguió este proceso favorecía que Iglesias pudiera colocar a los candidatos de su lista en todas las provincias, y ahora quieren un nuevo proceso para situar en los puestos clave a sus dirigentes afines.

Y es que una de las quejas más repetidas de Rodríguez contra la dirección estatal de Podemos es, precisamente, la intervención de Iglesias en varias de las decisiones de la dirección andaluza a la hora de diseñar las candidaturas. Rodríguez, por ejemplo, consideró una imposición que en las generales de 2016 la dirección estatal colocase al exJemad Julio Rodríguez como número uno por Córdoba, y también provocó fricciones que, en los comicios generales de 2015, quien iba a ser su número uno por esa misma provincia, Antonio Manuel Rodríguez, tuviera que renunciar a ello. No obstante, la dirección estatal de Podemos apuesta por no repetir las primarias y concurrir el 10N con las mismas listas que en abril.

IU propone una solución intermedia

IU, por su parte, siempre ha sido favorable a potenciar la marca Adelante Andalucía y a poner en marcha una organización con amplia autonomía y entidad propia en la comunidad. Pero la federación asegura que, para ello, quieren contar con el acuerdo de las direcciones estatales de Podemos y de la propia IU, y argumenta que una operación como la que plantea Rodríguez no es viable a mes y medio de las elecciones si cuenta con la oposición de Iglesias. Por ello, en respuesta a las exigencias de Podemos, IU propuso también antes de su reunión con la formación morada una solución intermedia: que la papeleta del próximo 10N incluya ambas marcas, la de Unidas Podemos y la de Adelante Andalucía.

Teresa Rodríguez renuncia a su exigencia de marca y primarias propias para el 10N

Teresa Rodríguez renuncia a su exigencia de marca y primarias propias para el 10N

Adelante Andalucía "tiene que ser parte de esa unidad a nivel estatal, en el marco Unidas Podemos que la ha hecho nacer, le da sentido y es donde están nuestros compromisos y acuerdos", señalaba este martes el coordinador de IU en Andalucía, Toni Valero. El dirigente, en esa que apuntaba la posibilidad de llegar a un acuerdo con Iglesias para potenciar la visibilidad de los diputados andaluces en el Congreso sin que eso tenga que suponer crear un "grupo propio" que "no depende de Andalucía sino de Unidas Podemos, que es la que conforma los grupos y que tiene que contentar muchas variables técnicas y jurídicas para que resuelvan esta pretensión política".

Explicitar la vinculación de Adelante Andalucía con Unidas Podemos poniendo sus nombres juntos en la papeleta afianzaría la relación entre ambas organizaciones y, en la práctica, dificultaría lo que algunos sectores consideran un riesgo potencial: que Rodríguez rompa a mitad de la legislatura con la dirección estatal de Podemos y eso acabe teniendo repercusiones en el Congreso. Además, incluir la marca de Unidas Podemos en la papeleta también reforzaría la vinculación de Adelante Andalucía con Iglesias –y con IU federal– frente al surgimiento de la nueva candidatura anunciada por Más Madrid, el partido de Íñigo Errejón.

Con toda seguridad, la reapertura de la crisis entre Iglesias y Rodríguez se discutirá en la reunión del Consejo Ciudadano Estatal –el máximo órgano entre congresos de Podemos– que tendrá lugar este sábado, la primera a la que acudirá la líder andaluza tras reincorporarse de su baja de maternidad. No obstante, Iglesias ya dejó clara este martes su posición en una entrevista en Público en la que fue taxativo al afirmar que Unidas Podemos no repetirá las primarias y se presentará en todo el Estado. Y, si Rodríguez quiere ir en contra de esta directriz, "todo el mundo es adulto para tomar sus propias decisiones", planteó el líder de Podemos, que aseguró que los militantes de Podemos Andalucía "tienen bastante claro cuál es el espacio político por el que quieren apostar".

Más sobre este tema
stats