PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP ataca las estadísticas oficiales del paro por una metodología que no cambia desde 1985

Crisis del coronavirus

El Gobierno de Ayuso entrega con meses de retraso el mapa serológico de las residencias: en dos todos tienen anticuerpos y en 33 no se detecta ninguno

Una residente de la Residencia de Mayores Pablo Neruda.

La Comunidad de Madrid acaba de remitir a los centros de mayores el mapa serológico que prometió ya a finales de mayo e inició a finales de junio. Este martes 1 de septiembre, los centros han recibido [ver abajo] el estudio confeccionado por la Comunidad, un análisis que detalla el alcance de los contagios del virus y por tanto el porcentaje de inmunidad en cada geriátrico. De los 268 centros analizados, la inmensa mayoría (110) tienen una tasa de inmunidad baja y de ellos más de una treintena se instalan en la total ausencia de inmunidad. Le siguen aquellos que sí registran un porcentaje alto de inmunidad (88), de los cuales dos residencias alcanzan el 100%. Otras setenta se quedan con una tasa de inmunidad media.

A través de un correo electrónico al que ha tenido acceso infoLibre, la Dirección General de Coordinación Socio-Sanitaria de la Comunidad de Madrid se dirige a los directores y gerentes de los centros para remitir los resultados relativos a la inmunidad de cada centro, con datos acumulados de residentes y trabajadores. Se trata de una primera panorámica de la situación que no incluye la totalidad de las residencias: "Esta misma semana estarán también disponibles los resultados de aquellos centros" cuyas pruebas se realizaron posteriormente al 17 de agosto, indica el e-mail. El mensaje también puntualiza que los datos presentados no incorporan "los estudios previos realizados en los centros", por lo que pueden existir cambios en las conclusiones definitivas.

Las residencias más afectadas por la crisis sanitaria son aquellas que, en consecuencia, han cosechado una mayor inmunidad. Una decena acumula un nivel de inmunidad superior al 90%, entre ellas la Dos de Mayo (100%), Santa Isabel (95,24%) y Orpea Meco (90,32%). Otras 70 residencias quedan clasificadas en un nivel medio de inmunidad. Son, entre otras, Pablo Neruda (65,63%), Amavir Usera (63,38%), DomusVi Móstoles (62,10%) y Afanias Canillejas (60,34%). En el nivel más bajo de inmunidad quedan algunos ejemplos como Santa María del Monte Carmelo (8,93%), Mayores Mataelpino (5%) y otros 33 geriátricos que se anclan en el 0% de inmunidad. Algunos nombres son Orpea San Fernando, Casa Familiar Trinidad Gil-Moralzarzal, Los Enebros y El Chaflán. Estas residencias deberán extremar las medidas de precaución para evitar que el virus contagie a los usuarios especialmente vulnerables.

La dirección de una residencia en el norte de Madrid con la que ha contactado este diario explica que los resultados no ofrecen una imagen del todo fiel a la realidad. La tasa de inmunidad resultante, detallan desde el centro, sólo incluye a quienes accedieran a participar en el estudio para la detección de anticuerpos, pero no necesariamente al total de los usuarios. "Cada residencia ha enviado un número de muestras", indican las mismas voces, así que el nivel de inmunidad deja fuera a las personas que rechazaran someterse a los análisis.

Con todo, a partir de estas conclusiones cada centro deberá tomar medidas específicas, ajustándose a la Orden 1008/2020, de 18 de agosto, de la Consejería de Sanidad. En su artículo sexto, el documento detalla que se limitarán las visitas y salidas de los residentes en centros sociosanitarios en función de la situación epidemiológica de la comunidad y de las características serológicas del centro.

La Orden de Sanidad remite a su vez al documento Medidas generales de salidas y visitas en centros residenciales de mayores. Según el mismo, la situación epidemiológica de la comunidad vendrá determinada por la incidencia acumulada de casos en los últimos siete días. El tercer nivel, el más alto, equivale a una incidencia acumulada de 80 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. En la Comunidad de Madrid, de acuerdo a los datos de este miércoles, la incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos siete días es de 214,46 por cada 100.000 habitantes.

En este escenario, las residencias con nivel de inmunidad alto (más de un 70% de residentes con IGG) podrán aceptar nuevos ingresos, salidas con limitaciones y dos visitas a la semana por una duración de una hora y con cita previa. Aquellas con un nivel de inmunidad medio (entre el 50% y el 70%) también tendrán vía libre a la hora de acoger nuevos ingresos pero no salidas del centro, además de dos visitas semanales por una hora de duración. En cuanto a la inmunidad baja (menos del 50%), están permitidos los ingresos pero no las salidas, mientras que las visitas estarán limitadas a una a la semana y durante una hora.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a preguntas de infoLibre aseguran que el estudio está "pendiente de concluir" aunque los datos disponibles ya han sido comunicados a las residencias. Así, según el departamento de Enrique Ruiz Escudero, los centros ya pueden poner "en práctica las diferentes medidas" y adecuar "las visitas a los centros y las salidas del mismo en función de "la situación epidemiológica de la comunidad y de la inmunidad de cada centro". 

"Problemas informáticos"

El pasado 25 de junio, el consejero de Sanidad anunció en su comparecencia ante el Pleno de la Asamblea autonómica que la Comunidad de Madrid pondría en marcha un estudio "pionero en Europa" para "poder identificar los cambios en la prevalencia de la infección" por SARS-CoV-2 que permitieran "adoptar las medidas ante nuevos brotes de covid-19", según una nota de prensa del propio Ejecutivo regional. El objetivo de fondo parecía ser poner todos los medios necesarios para evitar que los centros para la tercera edad volvieran a convertirse en la zona cero de la pandemia, que ya ha acabado con la vida de 19.800 residentes, más de 5.900 en la región madrileña. El sistema parecía sencillo: sabiendo con qué inmunidad cuentan los ancianos y los trabajadores de cada residencia, se podrían elaborar planes más concretos para, en caso de detectar positivos de covid-19, actuar de forma más rápida y eficaz.

Los datos, sin embargo, no han llegado con toda la premura que habría sido deseable. Tal y como reconoció la propia Comunidad de Madrid, a causa de una serie de "problemas informáticos la transmisión de la información sobre los resultados del mapa serológico de los centros realizado hasta ahora se ha demorado por causas ajenas al laboratorio". La Consejería de Sanidad señalaba a preguntas de este diario que a finales de agosto habían sido realizadas 42.188 pruebas en 316 residencias. El grueso restante estará terminado, añadían, en tres semana. Por el momento, un total de 268 geriátricos saben cuáles son sus datos respecto a la inmunidad. Las demás residencias aguardan su turno para poder completar el mapa y conocer los pasos a seguir de cara a los próximos meses.

____________________

Este es el documento enviado a los directores y gerentes de residencias madrileñas. En rojo, inmunidad baja ( 50% y 70% de residentes IgG positivos).

"Lo público no se vende": Pensionistas y familiares de usuarios de residencias reclaman un "modelo de prevención válido"

"Lo público no se vende": Pensionistas y familiares de usuarios de residencias reclaman un "modelo de prevención válido"

Más sobre este tema
stats