Investigación

Sacyr financió a la fundación afín a FAES que crearon cargos del PP en la precampaña de 2008

El expresidente del Gobierno, José María Aznar.

Una filial de la constructora Sacyr financió con al menos 30.000 euros a la Fundación para la Investigación y los Estudios Liberales (FIEL), creada en la precampaña electoral de 2008 por cargos de segundo nivel del PP cuyo nexo común eran sus colaboraciones habituales con FAES, el laboratorio de ideas que preside José María Aznar.

Sacyr, a cuyo actual presidente, Manuel Manrique, y a su predecesor, Luis del Rivero, investiga un juzgado de Toledo por el presunto pago de una donación ilegal de 200.000 euros al PP que habría ido destinada a financiar la campaña autonómica de María Dolores de Cospedal en 2007, ha declinado dar explicaciones. Una portavoz de la compañía aseguró este lunes a infoLibre que las personas consultadas no habían podido ofrecer ningún dato al respecto. En sus declaraciones judiciales, tanto Manrique como Del Rivero negaron cualquier relación con la supuesta entrega de dinero para el PP de Cospedal.

Son las propias cuentas de Fundación FIEL relativas a 2011 las que en su versión final revelan cómo los 30.000 euros de ingresos anotados ese año procedían de Sacyr. La especificación sobre la existencia de una versión final no es retórica: la fundación se vio forzada a desvelar la identidad del donante porque la Comunidad de Madrid, que ejercía su protectorado, le obligó a hacerlo. Pero solo ese ejercicio.

En respuesta al requerimiento, formulado en julio de 2012 por la Vicepresidencia que ostentaba Ignacio González, quien poco después se acabaría convirtiendo en sucesor de Esperanza Aguirre al frente del Gobierno regional, la fundación FIEL escribió esto: “Las aportaciones realizadas por la sociedad Valoriza Conservación de Infraestructuras SA (…), mediante el convenio de colaboración suscrito entre ambas entidades y cuyo importe a 31 de diciembre de 2011 ascendía a la cantidad de 30.000 euros”.

“Por dicho importe –añade el párrafo– la Fundación tramitó el correspondiente modelo 182 [declaración tributaria correspondiente a donaciones y aportaciones recibidas] y no existe contraprestación alguna”.

En qué gastó Fundación FIEL los 30.000 euros de Sacyr es una incógnita. La fundación ya se ha extinguido y la que fue su presidenta hasta el final, Rocío Albert, viceconsejera madrileña de Innovación e Industria, no ha atendido ninguna de las llamadas efectuadas por infoLibre, la última este martes.

La memoria anual de la Fundación FIEL se limita a decir lo siguiente: “Los ingresos de promociones, patrocinadores y colaboradores han ascendido a 30.000 euros. Estos ingresos se han obtenido en las campañas de captación de fondos y se reciben sin finalidad específica y, por ello, con el mero cumplimiento de los fines de la fundación se cumple con la voluntad de los donantes”.

Es decir, que Sacyr se daba por satisfecha con que Fundación FIEL difundiera el pensamiento liberal y analizase “las políticas públicas desde una perspectiva liberal”. Porque eso eran sus fines fundacionales.

La forma en que está redactado el texto concerniente a la aportación de Sacyr –“cuyo importe a 31 de diciembre de 2011 ascendía a…”– plantea la duda de si el convenio era válido solo para 2011 o si ya regía en ejercicios anteriores.

En 2008, por ejemplo, la fundación FIEL declaró haber obtenido 662.237 euros en patrocinios. De esos 662.000 euros, 427.237 procedían de Caja Madrid, pero eso último se sabe por las memorias de la extinta entidad financiera y por el contrato que ese año firmó con la entonces recién nacida Fundación FIEL, que no hace mención alguna a ese acuerdo en las cuentas de aquel año. La cifra que Caja Madrid destinó a Fundación FIEL en 2008 más la que finalmente asignó a FAES (150.000 euros) coinciden con la que la entidad financiera pretendía originalmente aportar a la fundación que preside Aznar: 577.237 euros.

De dónde salió el resto del dinero computado en el balance de 2008 es un misterio. Como lo es casi todo en esta fundación que, según FAES, le hizo donaciones por al menos 150.000 euros. Ese gesto se perfila singular si no inédito por cuanto FIEL era –se extinguió en 2013 por acuerdo adoptado en diciembre de 2012–una pequeña entidad de cuyas actividades apenas hay rastro perceptible mientras que FAES constituye el mayor y posiblemente más influyente laboratorio de ideas políticas de España.

Si en 2008 Caja Madrid se presenta como el gran valedor económico de Fundación FIEL, en 2009 y 2010 se repitió la misma secuencia: el primero de esos dos años, la caja que presidía Miguel Blesa transfirió a la Fundación otros 427.237 euros; y 100.140 euros el segundo, ya con Rodrigo Rato al frente.

Esas cifras representaban el grueso de sus ingresos totales, que en 2009 ascendieron a 449.737 euros y en 2010, a 130.140 euros.

¿Había firmado ya en 2010 la filial de Sacyr el acuerdo con Fundación FIEL que en 2011 le reportó 30.000 euros? No se sabe pero la coincidencia aritmética ha querido que la cuantía total de ingresos en 2010 fuese exactamente igual a la suma de los 100.140 euros que pagó Caja Madrid y la de otros 30.000 euros que aportó un donante desconocido.

Portavoces oficiales del PP aseguraron días atrás a infoLibre que a quienes dentro del partido controlan el capítulo de fundaciones afines "ni les suena" la Fundación FIEL.

Y la Fundación Caja Madrid, heredera de los activos no financieros de la extinta entidad de ahorro, dijeron que tampoco nadie del equipo actual sabe por qué una fundación que acababa de constituirse se convirtió en 2008 en la más importante perceptora de fondos reservados para el programa de ayuda a las fundaciones ligadas a partidos.

El presidente de la SER se convierte en consejero ejecutivo de la constructora Sacyr

El presidente de la SER se convierte en consejero ejecutivo de la constructora Sacyr

Más sobre este tema
stats