Educación superior

La Universidad en España: matrículas caras, ayudas escasas

La huelga de estudiantes se cierra con un alto seguimiento en Madrid y Barcelona

Miles de jóvenes se manifestaron el pasado jueves en Madrid y otros puntos del Estado para expresar su desacuerdo con la Lomce, los recortes educativos, el decreto 3+2 y la subida de tasas universitarias. La última de toda una serie de protestas organizadas por un estudiantado asfixiado a causa de las dificultades para acceder a una formación universitaria de calidad.

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha elaborado un informe a este respecto, con la intención de analizar los precios de las matrículas universitarias y la cuantía de las becas, ayudas y beneficios fiscales en Europa, entre los años 2011 y 2016 [consultar documento aquí]. El sindicato ha estudiado la situación de un total de 37 países europeos: los 28 miembros de la Unión Europea (UE), sumados a Bosnia, Suiza, Islandia, Liechtenstein, Montenegro, Macedonia, Noruega, Serbia y Turquía.

Los resultados del informe sitúan a España como uno de los países con un sistema de educación universitario más caros de Europa durante el curso 2014-2015. En concreto, España se posiciona en el noveno lugar en el ránking de los 37 países más caros, con un precio de 1.110 euros de matrícula por año de carrera. Sólo estudiar en Holanda, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Letonia, Lituania, Reino Unido –excepto Escocia– y Suiza es a priori más caro, según el sindicato.

En cuanto a los estudios de máster, en 27 de los 37 países estudiados su precio es similar a los costes de grado, e incluso en algunos se produce una reducción de hasta más del doble. No es el caso de España, cuyo precio medio para este tipo de estudios sube hasta los 2.020 euros, siendo el octavo país más caro de los 37 analizados. Sólo Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Reino Unido y Rumanía presentan precios más elevados.

Para el cálculo del coste global de una carrera universitaria y un máster, la investigación ha tenido en cuenta tanto el sistema de 4+1 –cuatro años de carrera y uno de máster– como el 3+2 –tres años de carrera y dos de máster–. Los resultados en ambos casos dejan a España como uno de los países europeos más caros, pero se agravan con el decreto del 3+2. De esta forma, en el primero, el precio total sería de 6.460 euros, mientras que en el segundo caso ascendería a 7.370 euros.

Becas y ayudas para el estudiantado

El sistema de becas y ayudas también genera preocupación entre los jóvenes, que padecen directamente los efectos de los recortes y, concretamente, de las modificaciones realizadas a partir del curso académico 2011-2012, con el Real Decreto Ley 14/2012.

El 29% de los estudiantes, tanto en universidades públicas como privadas, ha conseguido acceder a ayudas en forma de beca durante el curso 2013-2014 –el último del que hay información disponible a este respecto–. Esto posiciona a España en el puesto 15 de los 37 países analizados en cuanto al número de alumnos que consiguen reunir los requisitos académicos y económicos para disfrutar de estas ayudas. Sin embargo, cuando se trata del importe medio, España se queda en el puesto 23. De este modo, el hecho de que existan más alumnos que pueden acceder a las becas, implica además que cada uno de ellos recibe una ayuda económica menor que en años anteriores. El sindicato destaca el impacto negativo de la crisis económica y el aumento de la desigualdad social, que han provocado una reducción en la cuantía de las becas desde el curso 2011-2012. 

Por otro lado, España carece de otro tipo de ayudas que sí existen en diversos países europeos, tanto préstamos, como ayudas a familiares y beneficios fiscales. En relación a las prestaciones para los progenitores de los estudiantes, en 16 de los países estudiados los padres desgravan fiscalmente por cada hijo universitario, mientras que en 12 de los países se toma en cuenta la situación económica de los padres para acceder a ayudas de tipo familiar. En 29 países los jóvenes tienen la oportunidad de solicitar créditos estatales, que pueden ser parcialmente condonados en algunos países en función de los resultados académicos o pueden ser de larga duración y vinculados a los ingresos. Sólo en cuatro de los países analizados no existen ninguna de estas ayudas: Bosnia, Croacia, Rumanía y España.

Diferencias entre comunidades autónomas

Aunque a la hora de establecer comparativas con el resto de Europa el sindicato ha establecido una media a nivel estatal, las diferencias entre las comunidades autónomas del Estado siguen siendo importantes.

Para calcular el precio por crédito en cada comunidad autónoma, el Ministerio de Educación lleva a cabo una media entre los grados de experimentalidad mínima –por ejemplo, Filosofía–, que son más baratos, y los de experimentalidad máxima –por ejemplo, Medicina–, que son más caros. Sin embargo, el sindicato ha decidido indicar las diferencias basándose en el precio de los grados de experimentalidad máxima por un lado, y de la experimentalidad mínima por otro.

Durante el curso 2011-2012, los precios más caros por crédito en las carreras de experimentalidad máxima se pagaron en Cataluña, Castilla y León y Madrid. La primera registró un precio por crédito de 23,72 euros, la segunda 22,90 euros y la capital madrileña se quedó en 21,94 euros. Las matrículas más baratas fueron a parar a Andalucía, con un precio por crédito de 12,20 euros, Canarias, con 13,44 euros y Galicia, con 13,93 euros. La diferencia, por tanto, entre la comunidad más barata y la más cara, fue entonces del 94%.

Desde entonces, Cataluña subió el precio de cada crédito hasta los 39,53 euros en el curso 2015-2016, Castilla y León alcanzó los 30,25 euros y Madrid ascendió a los 29,70 euros. Por su parte, Andalucía y Galicia congelaron sus precios, manteniéndose en los 12,20 y 13,93 euros respectivamente, mientras que la tercera comunidad más barata pasó a ser ahora Cantabria, con 16,65 euros por crédito. Durante el curso actual, la diferencia entre la comunidad más barata y la más cara fue del 224%.

En cuanto a las carreras de experimentalidad mínima, los precios más baratos del curso 2011-12 se establecieron en Canarias, Galicia y Extremadura con 8,63 euros por crédito, 9,85 euros y 9,88 euros respectivamente. Los más caros estaban en Cataluña con 15,16 euros, Navarra con 15,10 euros y los 14,05 euros de Madrid.

Durante el curso actual, la comunidad más cara sigue siendo Cataluña con 25,27 euros por crédito, seguida por Madrid con 24,30 euros y Castilla y León con 17,07 euros. Las tres más baratas son ahora Galicia (9,85 euros), Extremadura (10,31 euros) y Asturias (12,11 euros).

Finalmente, CCOO destaca que este curso sólo tres comunidades –Cantabria, Galicia y Andalucía– mantuvieron los precios de su matrícula por debajo de los 1.000 euros, mientras que en el curso 2011-2012 fueron seis comunidades –las tres mencionadas más Castilla-La Mancha, Murcia y Canarias– las que podían presumir de no llegar a los 1.000 euros de matrícula universitaria.

---------------------------------------------

Este texto ha sido editado a día 18 de abril, a las 14.50 horas, por una serie de errores en el contenido original del informe.

Estudiantes universitarios ven insuficiente la bajada de tasas en másteres y la piden también para los grados

Estudiantes universitarios ven insuficiente la bajada de tasas en másteres y la piden también para los grados

Más sobre este tema
stats