'La guerra de Miguel', el documental sobre refugiados y derechos LGTB que apasiona a Pablo Simón

El politólogo Pablo Simón.

El politólogo y profesor de la universidad Carlos III de Madrid Pablo Simón (Arnedo, 1985) trata de alejarse de los ensayos en verano. Su continuo vínculo con la actualidad le obliga a leer durante todo el año una infinidad de libros de este género, por lo que en estos meses prefiere dejarse envolver por novelas, películas, series, obras de teatro… 

La guerra de Miguel, de Eliane Raheb, es una de sus recomendaciones para este verano. Este documental, disponible en Filmin, cuenta la historia de Miguel Jelelaty, un joven que se ve obligado a huir del Líbano por ser homosexual. Simón comenta que “es muy interesante porque mezcla temas que están muy de actualidad como los refugiados y los derechos LGTB”, y además “lo hace desde una perspectiva que no es estrictamente la occidental, sino que nos muestra un plano distinto” que no estamos acostumbrados a ver. 

Por ello considera imprescindible ver este documental, ya que refleja hasta qué punto estamos viviendo hoy en día “dinámicas de retrocesos”. Así, denuncia que estamos siendo testigos de “cierto retroceso en las libertades y derechos individuales”, sobre todo en aquellos colectivos que son minoritarios como pueden ser “las mujeres y las minorías sexuales”. Otro punto a favor de este documental, que le apasiona, es que trata un tema que a menudo es olvidado por las obras literarias y audiovisuales pero que tiene “un gran impacto sobre nosotros”: las migraciones

Continuando con propuestas audiovisuales, Parliament es una de las series que sugiere para acercarnos a la política internacional, pero esta vez desde una perspectiva más desenfadada. Divertida y educativa a partes iguales, Parliament explica el funcionamiento y los entresijos del Parlamento Europeo de la mano de su protagonista, Samy, un joven asistente que llega a Bruselas después del referéndum del Brexit sin saber muy bien qué debe hacer ni cómo. Simón nos la recomienda encarecidamente y de hecho, nos confiesa que la segunda temporada “es incluso más divertida que la primera”. 

El politólogo reconoce preferir las novelas para entretenerse en su tiempo libre, puesto que tiene que leer muchos ensayos durante el año por motivos de trabajo. A pesar de que reconoce que necesita descansar de todas estas lecturas, ni en verano abandona del todo el ensayo. Por qué estamos tan polarizados es el último que ha pasado por sus manos. El bestseller de Ezra Klein, que Simón considera “un soplo de aire fresco”,  habla sobre cómo la política de Estados Unidos está tan polarizada. Su autor sostiene que esto se debe a que durante los últimos cincuenta años se han fusionado las identidades de los partidos estadounidenses con las identidades ideológicas raciales, culturales, religiosas y geográficas. Todas estas cuestiones, a pesar de que ocurran al otro lado del charco, pueden tener una gran influencia en la política internacional y en nuestro país. Por ello, es una lectura más que instructiva para este verano. 

Los productos culturales a menudo reflejan el contexto en el que se escriben y nos ayudan a entender la actualidad. “La cultura es un producto humano y un producto contextual”, afirma Simón, quien añade que “en función de cuál sea la lectura del tiempo presente que hagamos luego lo volcamos en los productos culturales”. Esto lo ve sobre todo en el “reverdecer” de la distopía, como ocurre con las series distópicas de Years and Years o Black Mirror.

Pero también nos pueden hacer comprender la actualidad obras que no se ubiquen en el presente, como Una noche sin luna. Esta aplaudida y premiada obra sobre la vida y obra de Federico García Lorca, escrita e interpretada por Juan Diego Botto y dirigida por Sergio Peris-Mencheta, le ha fascinado: “La obra de teatro es increíble y la interpretación de Botto es magistral”. Aunque no quiere hacer spoiler de nada de lo que ocurre en la obra, asegura que “hay unos parecidos con el presente que se ven de manera muy clara”. A pesar de que trata el tema de la Guerra Civil española, “cuando tú lo ves con ojos del presente te hace creer un poco más esa frase de Mark Twain que dice ‘la Historia no se repite, pero rima’”.

Hablando sobre la importancia de la cultura, asegura a infoLibre que su fin último es hacernos ver el mundo de otra manera a la vez que escapar un poco de la realidad.  “Sirve para conmover, remover y para expresarnos”, declara, aunque puntualiza en muchas ocasiones se tiende a “sobre racionalizar” la cultura. Esto consiste en tratar de dar un doble sentido o un sentido profundo a todos los productos culturales, cuando hay algunos que simplemente buscan generar un impacto visual o entretener, “y eso de por sí ya es válido”. Por ello, Simón anima a disfrutar de la cultura en todo momento, sin pensar demasiado en sus dobles sentidos. 

Pablo Simón: "El PP no quiere que el Gobierno se ponga la medalla de ser el que da los fondos europeos"

Pablo Simón: "El PP no quiere que el Gobierno se ponga la medalla de ser el que da los fondos europeos"

Más sobre este tema
stats