Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Cine documental

León de Aranoa: “La película está dirigida al espectador interesado en la política, sea votante de Podemos o no”

  • El director defiende el valor del documental como registro de un fenómeno político, más allá del impacto que pueda tener en las próximas elecciones
  • “En cualquier ámbito es difícil encontrar la posibilidad o el nivel de acceso que hemos encontrado nosotros para rodar esta película”, destaca sobre la actitud de los miembros del partido

Publicada 02/06/2016 a las 16:48 Actualizada 03/06/2016 a las 19:03    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 7

Íñigo Errejón junto a Carolina Bescansa y el equipo de prensa de Podemos, en un fotograma.

Íñigo Errejón junto a Carolina Bescansa y el equipo de prensa de Podemos, en un fotograma del documental./MEDIAPRO

Es una de la las películas que más expectación ha levantado en lo que llevamos de año. Y es un documental. Fernando León de Aranoa (Madrid, 1968) estrena este viernes Política: manual de instrucciones, el filme en el que narra el proceso de auge de Podemos desde su asamblea constituyente en Vistalegre hasta la irrupción en el congreso de los 69 diputados que consiguieron la formación morada y sus confluencias, en las elecciones del pasado mes de diciembre. El realizador se metió en la cocina del partido durante 15 meses y el resultado fueron 500 horas de grabación que han quedado reducidas a dos de metraje. De manera que, en ese proceso de simplificación (el primer montaje duraba seis horas), ninguna palabra, discusión o gesto puede ser interpretado como baladí. El resultado, que se podrá ver en 22 salas, es un manual para entender cómo funciona la trastienda del revulsivo político en el que se ha convertido la formación morada.

“Creo que sería muy interesante hacer una película como esta sobre cualquier otro partido”, cuenta León de Aranoa, “de hecho, en el ADN de la película también está que le resulte interesante a cualquier espectador al que le importe mínimamente la actualidad y la política, más allá de cuál sea su intención de voto o su ideología. Si no, nos habríamos equivocado. La película habla a ese espectador, piense lo que piense, sea votante potencial de Podemos o no, así está hecha. Otra cosa es lo que pase”. El director de Los lunes al sol ha dedicado buena parte de la promoción a subrayar que el valor de su última producción es el del registro de un nuevo actor “que podía cambiar muchas cosas en el panorama político en España”; más allá del impacto coyuntural que pueda generar, a las puertas de que se inicie la campaña electoral el próximo viernes, día 10.



“Creo que esto [las elecciones de junio] puede afectar más a la percepción de la película que a la película en sí”, opina, “lo que aparece en la pantalla no tiene nada que ver con un trabajo de lo que se podría entender como de campaña”. Junto a él, Jaume Roures, coproductor del documental, constata que el estreno de la cinta está dentro de los planes que se habían marcado cuando comenzó el rodaje. “Nosotros teníamos un calendario al que nos habíamos ceñido y el rodaje terminaba el 13 de enero, cuando entraron en el Congreso, y nos hemos encontrado en medio de esa convocatoria que ni esperábamos ni sabíamos que se iba a producir, pero no podíamos modificar demasiado nuestro calendario”, aclara.

Cuando se encontraba en pleno rodaje, León de Aranoa confesó que este documental era uno de los desafíos más complejos a los que se había enfrentado en su carrera. “El reto era cómo encontrar la película en esas 500 horas y que fuera un relato equilibrado y justo de lo que habíamos vivido nosotros al filmarlo”, cuenta ahora, visiblemente satisfecho con el resultado, que también ha sido bien acogido entre los miembros de Podemos, que este miércoles pudieron ver finalmente el documental.

Política, manual de instrucciones no difiere mucho del proyecto que Aranoa y su equipo propusieron a los dirigentes del partido. “El camino estaba muy claro, la película que salió se parece mucho a la que nos planteamos y a la que les planteamos hacer a ellos”, explica, “la intención era dejar registro de ese momento, no desde la mesa puesta, desde los resultados, sino desde la cocina, con los debates internos de ideas, y desde una cosa que resulta muy importante para la película, al hacerlo contando los malos y buenos momentos. Cómo se gestionan los momentos de crisis es tan interesante como ver cómo se celebran los buenos resultados”.

Así, el documental transita por las mismas etapas que el partido: desde la emoción de los datos del CIS que pronosticaban un evidente sorpasso al PSOE; hasta cómo plantear mediáticamente el decepcionante resultado que obtuvieron en las elecciones catalanas. Una especie de “thriller”, lo cataloga Aranoa, en donde conviven dos tramas: la de un partido en construcción y el enigma del resultado electoral. “Eso desde fuera, narrativa y cinematográficamente, lo veíamos como un tour de force: el hecho de constituirte, establecer territorios, estructura, hacer tu programa y, a la vez, candidatear”, señala.

"Sabían el tipo de película que estábamos haciendo"

Política, manual de instrucciones entra en las tripas del partido: en las discusiones ideológicas –Monedero explica de manera bastante clara sus diferencias con algunos asuntos claves, como la presencia en televisión-; en los momentos más personales –Errejón echando una cabezada en el coche, sobre un cojín de la película Cars-; en su relación con América Latina. Sin embargo, pese a las dificultades que puede suponer tener a un equipo de grabación siguiéndote durante más de un año, los miembros de Podemos se acostumbraron pronto a su presencia, inmersos en la vorágine mediática y política de estos últimos meses. “Ellos sabían perfectamente el tipo de película que estábamos haciendo”, cuenta el realizador madrileño.

“En cualquier ámbito es difícil encontrar la posibilidad o el nivel de acceso que hemos encontrado nosotros para rodar esta película”, dice León de Aranoa con gratitud, “yo mismo, cuando estoy rodando y están haciendo el making of no me gusta nada, cuando hay momentos de crisis pido que se los lleven. Y en este caso, estamos hablando de una película, no de política, que ya sabemos que es un tema mucho más inflamable y se puede utilizar como arma arrojadiza de una manera muy fácil”. “Había ocasiones, filmando muchas situaciones, en las que decíamos: 'ahora es el momento en el que nos echan', pero no pasaba nunca. Y he tenido esta sensación 15 o 20 veces”, reconoce.

Al final de la entrevista, vuelve de nuevo la pregunta sobre el impacto que este proyecto puede tener en las segundas elecciones. ¿Confía más ahora León de Aranoa en los políticos o le han decepcionado? “Hay que votar porque es una obligación del ciudadano”, zanja la cuestión.



7 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre