Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Derechos laborales

El Corte Inglés alega no tener capacidad para controlar la seguridad de los edificios de sus proveedores

  • El Corte Inglés reconoce que producía ropa en el edificio siniestrado en Bangladesh, pero afirma no tener responsabilidad en lo ocurrido
  • Admite la necesidad de "tomar medidas urgentes de supervisión en los edificios industriales" del país asiático
  • La auditora social de los grandes almacenes españoles sabía de la existencia de problemas de seguridad en los edificios de Bangladesh
  • Primark, Bonmarché y Loblaw también admiten su relación con el Rana Plaza, mientras que C&A niega cualquier vínculo

Publicada 28/04/2013 a las 17:30 Actualizada 29/04/2013 a las 19:47    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 7

Mujeres miran las fotos de desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Bangladesh  EFE

Mujeres miran las fotos de desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Bangladesh EFE

El Corte Inglés es una de las empresas que ha reconocido su relación con las fábricas que operaban en el edificio Rana Plaza, situado a pocos kilómetros de Dacca, la capital de Bangladesh, y cuyo derrumbamiento ha causado casi 400 víctimas mortales y más de un millar de heridos (las cifras definitivas tardarán todavía en establecerse). “Ha habido relación con una de las cuatro fábricas afectadas”, señaló la firma española a través de un comunicado, y en ella “se había producido un número reducido de prendas”. 

La empresa asegura que desde hace tiempo supervisa las condiciones sociales y laborales de sus empresas proveedoras en otros países a través de la Business Social Compliance Initiative (BSCI), un organismo internacional del que forman parte numerosas multinacionales, pero que no se ocupa de la situación de los edificios. Son las autoridades locales, en este caso las de Bangladesh, sostiene el comunicado, las que se encargan de “garantizar la seguridad de la infraestructura de los edificios industriales”. Son ellos los únicos que pueden “realizar inspecciones” y “solicitar información tanto a los propietarios de los edificios como a los dueños de las fábricas”.

A pesar de esta declaración de no responsabilidad en la tragedia de Dacca, El Corte Inglés reconoce “la necesidad de tomar medidas urgentes de supervisión de los edificios industriales” en aquel país. Desde hace tiempo, admite, está pendiente de aplicación en Bangladesh el llamado Plan de Acción Nacional para la Industria Textil, una iniciativa en la que la empresa española participa a través de la BSCI y de la que también forman parte las autoridades locales, empresarios y sindicatos internacionales.

De hecho, la propia BSCI reconoce que tenía conocimiento del riesgo que representaban los edificios industriales de Bangladesh antes de lo ocurrido la semana pasada. Lo que ha pasado con el hundimiento del Rana Plaza no es un hecho aislado, ha tenido lugar “después de varias recientes tragedias relacionadas con el fuego en Bangladesh”, señalan en una nota de prensa. El país, admite la BSCI, no es capaz de garantizar las condiciones de seguridad de sus edificios industriales y ni siquiera “aplica correctamente” las leyes que tiene en vigor en materia de edificaciones.

BSCI asegura además que dos de las empresas locales que trabajan en el edificio derrumbado, New Wave Style y Phantom Apparels, no cumplían el código de conducta de la auditora en materia de respeto a los derechos de los trabajadores. Business Social Compliance Initiative asegura estar investigando si alguna de las compañías que forman parte de esta organización tenía relaciones comerciales con estas dos empresas. Phantom Apparels es una de las dos sociedades que forman Phantom Tack Ltd, la empresa que dirige el empresario catalán David Mayor, buscado por la policía de Bangladesh como uno de los supuestos responsables de lo ocurrido. 

Con todo, no es El Corte Inglés la única empresa que ha tratado de explicar su relación con el Rana Plaza. C&A, la cadena de origen holandés con base en Bélgica, niega cualquier vínculo con el edificio cuyo hundimiento ha causado más de 360 víctimas mortales. Thorsten Rolfes, su responsable de Comunicación, señaló esta semana que un antiguo importador europeo de C&A tenía instalaciones allí pero que no tienen ninguna relación con él desde octubre de 2011.

La irlandesa Primark, sin embargo, sí ha reconocido fabricar prendas allí. Uno de sus proveedores, explica la empresa en su sitio web, operaba en el segundo piso del edificio. Primark recuerda que lleva años trabajando con ONG y otros minoristas para ajustar “el enfoque de la industria en Bangladesh a los estándares de fábrica” y se compromete a impulsar los cambios necesarios “para incluir la integridad de los edificios” en esa supervisión.

“Siempre hemos implementado procesos que superan los requisitos y estándares de la industria”, aseguró a su vez Bonmarché. La cadena británica de ropa, sin embargo, afirma que “hay lecciones que aprender de este evento. Nuestra prioridad debe ser asegurar que nuestros clientes pueden tener la seguridad absoluta de que la ropa que vendemos se produce sin riesgo para quienes la confeccionan”.

Loblaw, con base en Canadá, también ha reconocido su relación con las fábricas afectadas por el hundimiento del edificio. “Estamos comprometidos con la búsqueda de una solución que garantice una condiciones de trabajo con seguridad”, señaló la empresa. Al igual que el Corte Inglés, Loblaw admite que sus actuales auditorías no incluyen la seguridad de los edificios.


7 Comentarios
  • 7 Vlasov 10/05/13 11:41

    ECI se lava las manos porque el reproche de sus clientes no es lo suficientemente contundente para que le afecten a los resultados.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Pau 30/04/13 11:33

    ¿Habéis visto cómo ABC está tratando de limpiar la imagen de ECI a costa de ensuciar la del periodismo y la de los periodistas? http://www.abc.es/economia/20130429/abci-corete-ingles-110anos-201304291135.html ¡Hagamos FIX para presionar a ABC y que retire ese publirreportaje encubierto! http://www.fixmedia.org/noticia/el-corte-ingles-mas-de-73-anos-al-servicio-del-cliente-abces

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 unomas 29/04/13 22:35

    las empresas que son eticas (a lo mejor es que no existen), deben de tener una responsabilidad social por lo que comercializan, no pueden olvidar que esos productos que venden para sacar beneficios, estan basados en el abandono de derechos humanos elementales, si esos productos fuesen robados, no podrian ser acusados de olaborar con delincuentes, pues igualmente El Corte Ingles, Mango o cualquier empresa que este relacionada con estas actividades de explotacion inhumana, lo minimo que deberian hacer es pedir perdon y prometer que no volveran a repetirlo y en todas sus compras mantendran una vigilancia para que no se infrinjan ninguno de los minimos derechos de la persona, sea cual sea su raza, nacion o creencia, caso contrario que no se sorprendan si empiezan a salir campañas de boicot a sus tiendas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 ateo 29/04/13 18:34

    Si se persigue el trafico de drogas o de armas de manera internacional ¿porqué no se persigue igualmente la esclavitud laboral o la explotación infantil? Hasta que los altos directivos de las multinacionales que se enriquecen con el sudor y muchas veces la sangre de los explotados del tercer mundo no acaben en prisión el lugar de recibir elogios y premios por su criminal sagacidad empresarial seguiremos viviendo en un mundo cruel y totalmente injusto en donde la ética y la decencia se supeditan respecto a la cuenta de resultados. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/10/la-irresponsabilidad-de-las.html

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Natalino 28/04/13 23:45

    La corrupción en Bangla Desh es absoluta, no cabe esperar que allá hagan cumplir su propia ley. Por ello deberíamos exigir una etiqueta de "ropa limpia" controlada por una red de certificación internacional, con una clave que al comprar nos permita verificar en Internet el origen de cada prenda y denunciar los fraudes. A la vez presionar para que la gente no compre las prendas que no la lleven. Las prendas con esa etiqueta costarían algo más pero no estarían manchadas con el sufrimiento de las mujeres pobres de Bangla Desh, por ejemplo. Pedirlo públicamente a Primark, Corte Inglés, Mango etc. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 la internacional 28/04/13 19:46

    El Corte Inglés alega no tener capacidad para controlar la seguridad de los edificios de sus proveedores. Ni tiene capacidad, Ni quiere, Ni le importa. Lo unico que quiere es forrarse con el trabajo de semiesclavitud e inseguridad de quienes fabrican las prendas que enriquecen a su grupo empresarial.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 la internacional 28/04/13 19:41

    A El Corte Ingles le gustaria que las relaciones laborales de sus empleados en sus centros fueran muy similares a las de los trabajadores que fabrican sus prendas en Bangladesh y otros lugares del tercer mundo, por eso cerro sus talleres en España y se fue a que se las fabricaran fuera, hace ya muchos años.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre