Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Cita histórica

Raúl Castro a Obama: “Estamos dispuestos a hablar de todo”

  • Obama reconoció que "seguirá habiendo diferencias profundas y significativas" entre ambos Gobiernos, pero con el tiempo se podrá "pasar esta página entablando una buena relación entre los dos países"
  • El mandatario cubano expone la posibilidad de que se puedan abrir embajadas en ambos países

infolibre Publicada 11/04/2015 a las 22:41 Actualizada 12/04/2015 a las 00:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Un momento de la reunión entre Raúl Castro y Obama.

Un momento de la reunión entre Raúl Castro y Obama.

EFE / ESTUDIOS REVOLUCIÓN
Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, mantuvieron este sábado un histórico encuentro en la Ciudad de Panamá en el que expresaron su voluntad de diálogo. Fue la primera reunión de los jefes de Estado de Estados Unidos y Cuba en más de 50 años.

El encuentro se escenificó con un simbólico apretón de manos. Después ambos líderes se sentaron a hablar. Obama agradeció a su homólogo cubano su "espíritu de apertura" y defendió "ir hacia una apertura transformando" la relación de ambos países sobre la base del respeto mutuo".

"Mi política será la de asegurarme que de el pueblo cubano sea un pueblo próspero y que pueda entablar una conexión con el resto del mundo [...] A medida que haya más intercambio a nivel comercial, va a haber un contacto más directo, mayor conexión entre los pueblos, va a reflejar positivamente los cambios", argumentó.

Obama reconoció que "seguirá habiendo diferencias profundas y significativas" entre ambos Gobiernos, pero con el tiempo se podrá "pasar esta página entablando una buena relación entre los dos países".

Mientras, el dirigente cubano abogó por la paciencia y la voluntad de avanzar en el diálogo. "En algunas cosas estaremos de acuerdo y en otras no", advirtió, y apuntó que algunas cuestiones se resolverán a más largo plazo. "Estamos dispuestos a hablar de todo", dijo.

"Esperamos que nuestros diplomáticos tengan contacto con mayor regularidad. La tarea va a ser seguir normalizando nuestra diplomacia, al punto de abrir una embajada en La Habana y los cubanos una en Washington", explicó.

"Un hombre honesto"


Horas antes, el presidente cubano, Raúl Castro, aprovechó su discurso durante la VII Cumbre de las Américas para dar pistas de por dónde podía ir su encuentro con Obama. En la primera intervención de Cuba en esta cita internacional que se celebra cada tres años –en las seis anteriores no estuvo invitada– , Castro definió al presidente estadounidense, Barack Obama, como un "hombre honesto" y aseguró que admira su origen "humilde". "Pienso que su forma de ser obedece a ese origen humilde", resaltó durante el discurso, según informó Europa Press.

En este sentido recordó que once presidentes han pasado por la Casa Blanca desde el triunfo de la revolución castrista y "todos tienen deuda con nosotros, menos Obama". "Estas palabras las medité mucho. Las puse por escrito, las quité y las volví a poner. Y estoy satisfecho", explicó, entre las risas de los asistentes.

Raúl Castro comparó el acercamiento bilateral impulsado por él mismo y el presidente estadounidense con el intento que protagonizó John F. Kennedy a principios de la década de 1960. Durante su intervención el mandatario cubano aseguró que "el presidente Kennedy fue asesinado precisamente en el momento en que el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, recibía un mensaje suyo buscando iniciar el diálogo". La intención de Kennedy, según Castro, era "hacer lo que estamos haciendo ahora el presidente Obama y yo".

Castro también eximió durante su discurso al presidente estadounidense, Barack Obama, de la responsabilidad del bloqueo impuesto por Washington a la isla hace más de medio siglo y puso en valor la intención de Obama de revisar la lista de países que apoyan el terrorismo, en la que está incluida Cuba. "Mientras exista el bloqueo, que no es responsabilidad del presidente, y que se codificó con una ley en el Congreso que el presidente no puede modificar, hay que seguir luchando y apoyar al presidente Obama en su intención de liquidar el bloqueo", afirmó el dirigente cubano.

En ese sentido, Castro señaló que "una cuestión es el establecimiento de relaciones diplomáticas", a la que se han comprometido Washington y La Habana, y "otra cuestión es el bloqueo". Así, explicó que han expresado a Obama el "reconocimiento" de Cuba por su "valiente decisión de entrar en un debate con el Congreso para ponerle fin". En cualquier caso, Castro recordó que "hasta hoy, el bloqueo económico, comercial y financiero se aplica en toda su intensidad. provoca daños y carencias al pueblo".

"¿Terroristas, nosotros?"


Sobre el anuncio de Obama de que decidirá en breve sobre la presencia de Cuba en la lista de países que apoyan el terrorismo, Castro valoró el gesto como "paso positivo". "¿Terroristas, nosotros?", se preguntó con sorna, al tiempo que recordó que "nosotros éramos los que poníamos los muertos". En este sentido, el mandatario recordó la presencia en Panamá de algunos de los responsables de estas muertes, como la del agente de la CIA Félix Rodríguez, "que mató al 'Che' (Guevara) y se llevó las manos para demostrarlo con las huellas dactilares".

Castro reiteró además a Obama la "invitación al diálogo respetuoso y a la convivencia" en un discurso emocionado en algunas fases. "Pido disculpas al presidente Obama y a otros por expresarme así. Yo mismo le dije que la pasión se me sale por los poros cuando de la revolución se trata. Le pido disculpas porque él no ha tenido nada que ver con esto", indicó.

El mandatario cubano aseguró que seguirán adelante con el "proceso de actualización del modelo cubano" para "perfeccionar nuestro socialismo, avanzar en el desarrollo y afianzar los logros de nuestra revolución". "En el congreso (del Partido Comunista Cubano) del año que viene, lo ampliaremos más", adelantó. "Existen discrepancias sustanciales, sí, pero también puntos en común para que seamos capaces de convivir. ¿Qué impide a nivel hemisférico cooperar para combatir el cambio climático", se preguntó.

Muestra su apoyo a Venezuela

Castro recordó diversas cuestiones históricas nacionales y de la región de América Latina, como el reciente desencuentro de Estados Unidos con Venezuela. "Venezuela no es ni puede ser una amenaza a la seguridad nacional de una superpotencia como los Estados Unidos", argumentó.

En cuanto a las sanciones a Caracas, Castro reclamó que sean levantadas, un gesto que se entendería como una "contribución al diálogo y al entendimiento". Venezuela "está pasando por el mismo camino por el que pasamos nosotros y están sufriendo las mismas agresiones que sufrimos nosotros", apostilló.

Castro expresó igualmente su apoyo a otros países como a Argentina en sus reivindicaciones sobre las islas Malvinas y otras del sur del Atlántico, a Ecuador ante las "empresas trasnacionales que provocan daños ecológicos", a Puerto Rico en sus aspiraciones independentistas y a Colombia en su proceso de paz.

Acuerdo en "valores universales comunes"


Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró este sábado que ha cumplido con el compromiso de entablar nuevas relaciones con Cuba que han llevado a un "histórico momento" para ambos países, donde Washington "no será prisionero del pasado" y buscará el avance en las relaciones con el Gobierno cubano a través del acuerdo en "valores universales comunes", independientemente de la "ideología". "Este momento histórico marca un nuevo inicio entre los pueblos de EEUU y Cuba. Ahora, son más los norteamericanos que podrán viajar a Cuba, con más comercio y con, potencialmente, más oportunidades y recursos para el pueblo cubano", hizo saber durante su intervención en la Cumbre de las Américas.

"Estados Unidos no será prisioneros del pasado, miramos al futuro, y este cambio representa un punto de inflexión para toda la región", pronunció en su discurso de presentación, eminemente pragmático y centrado en las oportunidades comerciales y económicas que representa una nueva relación entre Estados Unidos y las Américas, que describió "como la mejor que se ha visto en las últimas décadas".


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre