Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



POBREZA ENERGÉTICA

El TC anula la norma catalana que impide cortar el suministro de luz y gas

  • Los magistrados dicen que invade competencias del Estado, que ha optado por proteger al usuario pagando parte de sus facturas y no impidiendo el corte del suministro
  • Dos magistrados han presentado un voto particular argumentando que la norma no contradice la regulación estatal porque esta no protege a los clientes vulnerables

infoLibre Publicada 08/04/2016 a las 16:36 Actualizada 08/04/2016 a las 17:21    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 7

Imagen de archivo.

Imagen de archivo.

EUROPA PRESS
El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha estimado parcialmente el recurso del Gobierno contra el Código de Consumo de Cataluña porque, entre otras razones, impide que las compañías suministradoras corten, por impago de las facturas, la electricidad y el gas a las personas en situación de vulnerabilidad económica, lo que invade la competencia estatal en materia de régimen energético.

La sentencia del tribunal de garantías le dice además a la Generalitat que su norma contraviene también la legislación del Estado en lo que se refiere a la protección de los consumidores vulnerables, que consiste en la financiación de parte del precio del suministro.

El magistrado Fernando Valdés y la vicepresidenta del tribunal, Adela Asúa, han redactado un voto particular discrepante. A este último se ha adherido el magistrado Fernando Valdés, informa Europa Press.

Este conflicto de competencias se refiere al sistema de obligaciones y derechos de las empresas comercializadoras de electricidad y gas, según ha explicado el TC en una nota.

Tras ser reformado su contenido anterior, el Código de Consumo de Cataluña establece que ante el impago de las facturas las compañías no podrán interrumpir el suministro a las personas en situación de vulnerabilidad económica y a determinadas unidades familiares. El pago tendrá que ser aplazado o fraccionado.

La cuestión que se planteaba en el recurso es si estas medidas son compatibles con "la regulación básica estatal relativa a la suspensión del suministro prevista en las leyes del sector eléctrico y de hidrocarburos", lo que rechaza el tribunal de garantías.

Según la Abogacía del Estado, la norma impugnada ha invadido una competencia del Estado; en opinión de la Generalitat, se trata de una competencia compartida en virtud del artículo 133.1 del Estatuto de Autonomía.

La sentencia dada a conocer este viernes establece que la regulación de esta materia viene marcada por la normativa europea (Directivas 2009/72/CE y 2009/73/CE), que exige a los Estados miembros la adopción de medidas para proteger a los consumidores vulnerables y que, para cumplir ese objetivo, fija también obligaciones a los comercializadores de electricidad y gas.

Por ello, los magistrados del constitucional consideran que al incorporar ambas directivas al ordenamiento jurídico –en concreto a la Ley del Sector Eléctrico y a la Ley del Sector de los Hidrocarburos–, el Estado ha optado "por la protección del consumidor vulnerable mediante un sistema de bonificación a través de la financiación de parte del precio del suministro de la electricidad y del gas y no mediante el establecimiento de prohibiciones de desconexión del suministro respecto a dichos clientes en períodos críticos, o en otros".

Esta regulación se proyecta sobre todo el territorio nacional y supone una "clara opción" por un modelo de protección del consumidor vulnerable diferente a otros modelos que, "siendo igualmente legítimos, como la prohibición de desconexión, también pudieran garantizar el suministro a dicho colectivo".

El TC explica también que la finalidad que justifica "la consideración del bono social como una obligación de servicio público (artículo 45 LSE)" es, precisamente, la de "garantizar el suministro".

Esta solución, además, es acorde con la normativa europea, según la cual "los Estados miembros podrán imponer a las empresas eléctricas, en aras del interés económico general, obligaciones de servicio público que podrán referirse al precio del suministro".

La legislación estatal, por tanto, según fija el TC en su sentencia, establece un régimen "de obligaciones y cargas a los sujetos que intervienen en el sistema eléctrico" en el marco de la competencia que la Constitución reserva al Estado en su artículo 149.1.25.

A dicha conclusión se llega también en la medida en que se trata de una regulación normativa que afecta a unos sectores determinantes "para el conjunto de la economía y para la totalidad de los otros sectores económicos y la vida cotidiana".

Una vez determinado que la competencia corresponde al Estado, la sentencia señala que la reforma recurrida incumple las normas estatales al "imponer a las empresas comercializadoras el suministro de electricidad y gas pese al impago".

Votos particulares

En su voto particular, los magistrados Asua y Valdés afirman que el TC debió desestimar en su integridad el recurso porque, en su opinión, las normas impugnadas no contradicen la regulación estatal. Por un lado, sostienen que dichas normas estatales no contienen una regulación específica dirigida a proteger a los clientes vulnerables frente a la pobreza energética en los términos exigidos por la UE, por lo que dejan la puerta abierta a la regulación por las comunidades autónomas.

Por otro lado, consideran que al regular un sistema de bonificación del precio de la electricidad, la ley estatal no impide la desconexión del suministro a consumidores vulnerables en periodos críticos.

Por su parte, el magistrado Xiol alega que la materia regulada por el Decreto-ley impugnado no es el régimen energético sino la protección a los consumidores más vulnerables, por lo que estamos ante una norma de contenido social.

Entiende también Xiol que no contraviene la legislación estatal porque las leyes a aplicar no contienen la regulación exigida por las directivas de la UE para la protección de los consumidores vulnerables; es decir, "hay una renuncia expresa a establecer ese desarrollo normativo por parte del Estado".


7 Comentarios
  • 7 Antonio Basanta 10/04/16 19:59

    Ayla dijo..
    Lo que viene a decir el TC es que las Comunidades Autonomas no tienen competencia para hacer leyes sobre empresas que tienen su acción en todas las partes del Estado. Pero si Puigdemont y los populistas y nacionalistas quieren hacer leyes pueden hacerlas. Una ley que diga que los políticos nacionalistas que cobran casi el doble que los del resto de España se descontarán una parte de su sueldo para pagar a las eléctricas la luz y el gas de los pagos que muchos ciudadanos no pueden realizar. Esa ley si que pueden hacerla. Pero el populismo y el nacionalismo siempre le gusta hacer leyes .....con el dinero de los demás, no con el suyo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Sancho 10/04/16 16:00

    Queda meridianamente claro de parte de quién está el TC, de los ciudadanos desde luego que no. Es asombroso comprobar cómo se vende esta gentuza. Nos provocan una crisis, nos echan de los trabajos, dejan a las familias arruinadas y les trae sin cuidado que pasen todo tipo de calamidades. ¡¡Canallas deshumanizados!! Todo cuadra; por qué lucha éstos sinvergüenzas porque otros partidos luchen por sacar del poder a estos corruptos que se comportan como sociópatas y que no hacen sino prevaricar: saben sobradamente que están causando un daño a otros a sabiendas...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 andresb 09/04/16 16:07

    Es fundamental (y constitucional) protegen los intereses de las eléctricas, ¿y los ciudadanos?, que tendrá que ver la Carta Magna con los ciudadanos,........., que se j. es de vergüenza.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Raúl Suárez 09/04/16 15:32

    Lo que sea por dios, la patria y el rey (sí, todo en minúsculas)...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Luisorro71 09/04/16 09:35

    El alto tribunal del PP-PSOE al servicio de los poderosos, como dios manda.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Ayla 09/04/16 08:38

    Que osadía la de la comunidad, hacer una ley que ayude a los más necesitados pero afecte a las eléctricas de este país, si el gobierno de la nación ya ha establecido que lo paguemos entre todos. Como se atreven a meterse con los desorbitados beneficios que estas empresas obtienen., que luego se enfadan y no les dan un puesto en sus consejos de administración

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 terrícola 08/04/16 20:31

    Qué quién legisla y ejecuta la aplicación de las leyes en España y en la Comunidad Europea ? No os apureís, humanistas de pro, algún día el azar os lo devolverá.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre