Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Relaciones con EEUU

Rajoy afirma ante Obama que repetir elecciones “sería una broma de muy mal gusto”

  • Mariano Rajoy recuerda que ya llevamos varios meses con un Ejecutivo en funciones y que, aunque todavía no se ha resentido la economía, "no debemos jugar con fuego"
  • Aprovecha la rueda de prensa posterior a la visita con Obama para presumir de la situación económica de España: "Crece a mayor ritmo que el resto de economías de la Eurozona"

Publicada 10/07/2016 a las 13:43 Actualizada 10/07/2016 a las 20:45    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 10

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, junto con el presidente estadounidense, Barack Obama, en Moncloa.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, junto con el presidente estadounidense, Barack Obama, en Moncloa.

EFE
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aseguró este domingo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo con el presidente de EEUU, Barack Obama, que repetir elecciones "sería una broma de muy mal gusto". "Le he dicho que haré todos los esfuerzos que sean necesarios para formar Gobierno cuanto antes", afirmó el líder del Ejecutivo tras la charla que mantuvo con su homólogo a primera hora de la tarde en Moncloa, y reiteró que una nueva cita con las urnas –sería la tercera en un año– "afectaría a nuestra economía y a nuestro crédito fuera de España".

Rajoy, que aseguró a los medios que no había comentado a Obama la estrategia a seguir para la formación de un nuevo Gobierno, se refirió hasta en tres ocasiones a la posibilidad de unos nuevos comicios durante el tiempo que se prolongó la rueda de prensa. Además de la "broma de mal gusto" al comienzo de su intervención, el presidente en funciones se mostró convencido de que "todo el mundo actuará con responsabilidad" y de que España "tendrá pronto" un nuevo Ejecutivo. "Llevamos mucho tiempo con un Gobierno en funciones. Aunque todavía no ha afectado a la economía, no debemos jugar con fuego", afirmó Rajoy.

Además, el líder del PP añadió que "ha transcurrido mucho tiempo" y que España necesita un Gobierno "a la mayor celeridad posible". Principalmente, según dijo, porque "tiene algunas cosas urgentes por delante". En este sentido se refirió a la necesidad de aprobar cuanto antes los Presupuestos Generales del Estado para el próximo 2017, así como el techo de gasto. "Mis preocupaciones de cara al futuro son cinco: empleo, mantenimiento del Estado de Bienestar, lucha contra el terrorismo, defensa de la unidad de España y mantener una política exterior y de defensa como la llevada a cabo a lo largo de estos años", concluyó.

Rajoy presume de resultados económicos


El presidente del Gobierno en funciones también aprovechó la visita de Obama para presumir de la situación económica que vive España: "Ya no está en recesión, crece a mayor ritmo que el resto de economías de la Eurozona, ya no se destruye empleo, se crean puestos de trabajo...", señaló. En este sentido, empleó el mismo discurso que desde su partido han utilizado en las elecciones de diciembre y junio: hay que seguir la misma senda. "Hemos superado desequilibrios, hemos ganado competitividad. Esto continuará siempre y cuando mantengamos la misma política económica y sigamos haciendo reformas estructurales", sentenció.

Ya a nivel exterior, Rajoy destacó las "magníficas" relaciones entre Estados Unidos y nuestro país: "Obama es un buen amigo de España y de los españoles, una persona comprometida, sincera y con el que hemos colaborado muy a gusto", señaló. Y esto, según aseguró, seguirá siendo así con un aliado que, según definió, es "fiable y serio". "La política exterior y de defensa española y las relaciones con EEUU se van a mantener en el futuro, no tengo ninguna duda. Son producto de un acuerdo muy mayoritario que respalda el pueblo español", afirmó.

La futura relación no depende del próximo Gobierno


El presidente estadounidense se pronunció en este sentido en la misma línea que su homólogo. Así, Obama afirmó que, aunque "es importante un Gobierno estable en España que funcione bien", la relación entre los dos países no va a depender "del partido que esté en el poder" porque, en su opinión, los intereses de ambos Estados son "de fondo". "Nos preocupa el terrorismo, así como un amplio rango de asuntos internacionales. (...) Sea el Gobierno que sea, seguiremos trabajando juntos de manera eficaz", aseveró el mandatario de EEUU.

Ambos dirigentes se sometieron, tras sus intervenciones, a las cuestiones de los medios –tres preguntas de los estadounidenses y tres de los españoles–. Obama fue preguntado por la polémica de los correos de su compañera de partido y posible sucesora en el cargo, Hillary Clinton, por la tensión racial en el país tras los acontecimientos de Dallas y por el candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca, Donald Trump. "No voy a hablar sobre las elecciones de Estados Unidos porque es el pueblo estadounidense el que tiene que decidir. Pero quiero decir que tengo confianza en ellos, en su generosidad, valores, decencia y sentido común", señaló.

El presidente de EEUU también fue cuestionado por el auge del populismo a ambos lados del Atlántico. Obama vinculó este ascenso a las desigualdades económicas y aseveró que las políticas que sólo benefician a "las élites" son el origen de estos movimientos. "Si sigue habiendo desigualdad, vamos a ver un populismo bruto y crudo que va a dividir y que no va a favorecer a nadie", afirmó. Por este motivo, el líder estadounidense apuntó que es necesario impulsar políticas equitativas que favorezcan la entrada en el mercado laboral con sueldos justos.

Obama finaliza su visita en Rota

Tal y como informó el Ejecutivo de Mariano Rajoy en un comunicado previo al encuentro, en la reunión mantenida en La Moncloa ambos mandatarios charlaron sobre la situación política y económica de España, las relaciones bilaterales en el ámbito de defensa y seguridad, el deseo de España de potenciar ámbitos como el comercio o el turismo, la situación de la Unión Europea tras el Brexit –"El proyecto europeo se está poniendo a prueba. No es momento de complaciencias", aseguró Obama en una entrevista concedida a El País–, la crisis de los refugiados que lleva afrontando el Viejo Continente durante el último año, la situación en Cuba, Colombia y Venezuela, y cuestiones relativas al reto del terrorismo yihadista.

La visita exprés del mandatario estadounidense –se había programado para tres días, pero los acontecimientos de Dallas han provocado que finalmente sea de 24 horas– es la primera de un presidente de EEUU en 15 años y la última que realizará a un país europeo antes de abandonar la Casa Blanca tras las presidenciales del próximo mes de noviembre. La última cita oficial de estas características la protagonizó George W. Bush en 2001 al poco tiempo de acceder al cargo. Cuatro años después, con la decisión del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de retirar las tropas de Irak y su llamada a que otros países para que siguieran el ejemplo de España, las relaciones con el gigante americano se enfriaron. Los socialistas se habían opuesto a la invasión ilegal de Irak, una guerra que contó con el rechazo del 90% de la población española.

Las relaciones entre los dos países se han centrado históricamente en el ámbito de la defensa y la seguridad. La posición geoestratégica de España en el Mediterráneo y su cercanía con el Magreb resulta atractiva para Estados Unidos. En este sentido, la visita de Obama es un gesto de agradecimiento por la colaboración de nuestro país para convertir la base de Rota, en Cádiz, en una pieza clave del escudo antimisiles de la OTAN y por hacer de la de Morón de la Frontera (Sevilla) sede permanente de la fuerza de reacción rápida de los marines de Estados Unidos frente a las brechas abiertas en diferentes países de África, asolados por el auge constante de grupos terroristas. Aunque tenía prevista una visita a esta última, el cambio de agenda le ha obligado a cancelarla. Tras la reunión con Rajoy, Obama visitará esta tarde a los 3.000 militares estadounidenses desplegados en Rota.

Sin embargo, otro de los puntos fuertes a nivel bilateral tiene que ver con las relaciones comerciales, que según el Ejecutivo "no son desdeñables". Estados Unidos es el sexto destino de las exportaciones españolas –principal socio fuera de Europa–, que ascendieron en 2015 a 10.324 millones de euros, un 3% menos que en 2014. Además, España importó en ese mismo año por un total de 12.844 millones de euros, un 24% más que en el ejercicio anterior. El suelo estadounidense y español también es cada vez más atractivo a nivel empresarial. En nuestro país hay una fuerte presencia de compañías de EEUU, que crean un total de 160.000 puestos de trabajo. En territorio americano, unas 700 empresas españolas dan empleo a 75.000 personas.
EL AUTOR Correo Electrónico


10 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre