LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

LIBREPENSADORES

Oído el parche

Rafael Ruiz

Oído el parche que la derechona mediática propaga por sus medios de comunicación a los cuatro vientos –que son casi todos– para salvaguardar una España, protegida bajo las faldas de la abuela Merker, donde solo hiede la miseria humana y sus beneficios; he concluido mi intuición política porque la del “raciocinio” la dejo para los ilumninados analistas cuyo mantra es “dejar gobernar al Rajoy”.

Rajoy, padre divorciado de España, ha potenciado una familia desestructurada de la que la diversidad, con fuerza centrípeta, quiere escapar, pretendiendo gobernar lo que ya le es adverso por su incapacidad para conceptuarlo, no tiene biorritmo biológico para ello. Pretende ocultar la corruptela de un pasado-presente que se arropa bajo el manto de faldas protectoras y del bipartidismo electoral acorado en la traca del 78 donde la participación ciudadana perdió sus papeles.

Para alcanzar los objetivos, sabía bien que con la imagen pública de corrupción que tiene, no alcanzaría la mayoría absoluta para gobernar; acudió al Ibex35 para que financiara Ciudadanos y se le asigno lavar la cara de Rajoy. Para ello, aprovechando el desacoplamiento entre Ciudadanos y Podemos, promocionados como regeneradores de la Democracia, conscientes de que Podemos no entraría al trapo de PSOE-Ciudadanos, construyeron con el pacto el dique a lo contrario que propalaban: Regeneración y vino el ascenso electoral de Rajoy. Por suerte no fue lo suficientemente potente para tener mayoría absoluta, a pesar de que la esponja de Rivera ya había lavado los zoomorfismos patrios del PP: paso de buey, ojo de halcón, diente de lobo y hacer el bobo.

Menos presión, gracias

Sus sí pero no, son los mismos: sí pero no, del del PP. Y ahora el nudo gordiano de las terceras elecciones, como buenos estrategas, se lo pasan al PSOE en aras de ese bipartidimo78 acordado, solicitando su abstención imposible. Claro está, si quiere redimir su pasado: cambio, sin refrendar, del artículo 135, reformas laborales, privatizaciones varias, puertas giratorias…Y lo que es más, la atención necesaria que le solicitan los hijos rebeldes del bipartidismo y la crisis, que quieren ya tener su propia casa lejos de esa familia desestructurada y decadente de siglos para propiciar la diversidad pactada, moderna y adecuada que dé sustento a una nueva forma de entender España y contrarrestar el neoliberalismo que nos acorrala con guerras financieras, cercenamiento de derechos y temores apocalípticos.

¿Qué hará el PSOE? ¿Pondrá en valor su Izquierda Socialista o mantendrá los acuerdos del bipartidismo78? Según qué decida alentará el futuro de los españoles o nos hundirá por décadas en la miseria electoral acordada por las élites. Lo que está claro es la necesaria presencia activa de la ciudadanía en las instituciones estatales, autonómicas y locales que controlen las decisiones. Sin ella la vida se avendrá a pan y agua en calabozos deshumanizados e irreversibles en tiempo.

Lo que lían, con lo fácil que lo tienen: Un paso al lado de Rajoy y tendrían Gobierno.

Más sobre este tema
stats