el Lobby español

Los ‘lobbies’ españoles suspenden en transparencia

El Congreso despide a Alfredo Pérez Rubalcaba, en el pleno del pasado 26 de junio.

Este miércoles Transparencia Internacional España publicó un informe sobre la la situación de los lobbies en España en relación con el riesgo de corrupción y la necesaria regulación de la actividad de estos grupos de presión en nuestro país. El estudio muestra la forma en que funcionan los lobbies, así como la escasa regulación legal y el mejorable nivel de transparencia de esta actividad. 

El informe muestra cómo España se queda muy por debajo del aprobado en los tres aspectos cruciales del lobby, según una escala que va de 0 a 100: transparencia (10%), integridad (35%) e igualdad de acceso (17%). Esto arroja una puntuación global de 21%.

El aspecto que peor puntúa, la transparencia, es el que, según los expertos, requiere "más claramente" una reforma, "tanto por parte de los poderes públicos –acceso a la información–, como por parte de quienes ejercen el lobby –divulgación de información–.

Según la organización, en Europa la influencia de los lobbies es motivo de preocupación. El 81% de los ciudadanos europeos cree que los vínculos "excesivos" entre negocios empresariales y política generan corrupción en su país. Y es que, según el informe, "no existe una normativa que garantice conocer en todos los casos quién influye, de qué manera lo hace y con qué medios económicos lo hace".

Los autores del estudio insistieron en la diferencia entre la "realidad formal", que prevé la participación de los ciudadanos en los procesos y decisiones políticas. "Por otra parte, existe una realidad informal, en la que lobbistas y empresas tratan de influir sobre el ejecutivo y el legislativo sin que existan normas que regulen su acceso". 

De este modo, los autores concluyen que en España está muy instalada la "percepción de que negocios y corrupción van de la mano". Y es que según el Eurobarómetro de 2013, el 77% de los españoles cree que la corrupción es parte de la cultura de los negocios del país, mientras que el 67% considera que la única forma de tener éxito en los negocios son las conexiones políticas. Además, un 84% de los españoles cree que el soborno y las conexiones son la forma más sencilla de obtener servicios públicos. 

Estas percepciones son aún más fuertes entre las empresas españolas, de las cuales el 91% ve excesivos vínculos entre dinero y política, y el 93% cree que la corrupción y el favoritismo dañan los negocios.

El informe, financiado por la Comisión Europea, recoge datos elaborados desde septiembre de 2013. En él se analizan los aspectos de transparencia –acceso a la información–, integridad –código de conducta para empleados– e igualdad de acceso –consulta y participación pública en la toma de decisiones– presentando casos en distintos sectores como energía, salud, financiero, alimentación, telecomunicaciones, o construcción. La mayoría de los casos presentados están relacionados con malas prácticas éticas. 

En los sectores energético y alimentario, por ejemplo, el informe revela "malas prácticas" respecto a las puertas giratorias en ambos sectores."Basta con ver la cantidad de políticos en los consejos de las empresas dedicadas a estos sectores", comentó uno de los expertos en la presentación del informe. Asimismo, no falta la referencia a la Ley de Transparencia, que entrará en vigor el próximo mes de diciembre. Los autores del estudio señalaron las "lagunas" en la legislación sobre el silencio administrativo, el que no esté previsto un régimen de infracciones, que las instituciones no estén obligadas a publicar todo su patrimonio o que el Consejo para la Transparencia no sea un órgano independiente.

Según los expertos, para la mayoría de los políticos españoles la regulación del lobby es un "asunto pendiente". Según la encuesta de Burson-Masrteller y Cariotipo, el 56% de los políticos españoles afirma hablar con lobistas y lo hace porque "es su obligación" atender a quien le requierelobistas, y el 86% considera que el lobby contribuye al desarrollo político.

Para Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional España, "la mejora de la transparencia y la integridad en el ámbito del lobby contribuirá a distinguirlo de las actividades corruptas o no éticas, a equilbrar el campo de juego en la toma de decisiones y a lograr mejores leyes políticas".

El Congreso da el martes el primer paso para regular por primera vez  los 'lobbies'

El Congreso da el martes el primer paso para regular por primera vez los 'lobbies'

Más sobre este tema
stats