cambio horario

Esta madrugada retrasamos una hora el reloj

Imagen de archivo de un reloj.

infoLibre

Este domingo adoptamos el horario de invierno, por lo que los relojes se atrasan una hora y a las 3 de la madrugada serán de nuevo las 2, y en Canarias, a las 2 de la madrugada será la 1. Así lo manda la Directiva adoptada por el Parlamento Europeo en 2000, que dictamina que todos los países miembros desde el 2002 acabarán el horario de verano el último domingo de octubre. Pero no sólo países europeos adaptan sus relojes a la luz del sol, sino que la mayoría de países lo hacen.

Desde hace décadas, el cambio de hora se realiza para aprovechar más la luz del día y consumir menos electricidad. Como en muchos otros casos, no es tanto un gesto a favor del medioambiente, sino que tiene sus orígenes en la crisis del petróleo de los años 70 cuando algunos países decidieron adelantar sus relojes para ahorrar dinero en electricidad.

Ahorro energético

Sin embargo, ¿se ahorra realmente energía con estos cambios? El Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), un instituto público dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, estima que ahorraríamos hasta un 5% del consumo eléctrico, lo que se traduce en 300 millones de euros y unos 6€ por hogar.

No obstante, este ahorro varía según el gasto que hagamos de luz. Por lo que lo más sensato, más allá de cambios de hora, es hacer un uso inteligente de los aparatos eléctricos para además de ahorrar dinero, contribuir a cuidar el medioambiente.

El debate sobre la utilidad real del cambio horario

Cada vez son más los críticos que se cuestionan que esos 6€ que calcula el ministerio de Energía –que no están adecuados a la nueva factura de la luz– sean un ahorro real. España es uno de los países con más luz solar al día de Europa, por lo que ese ahorro es más ajustable a los países del norte que tienen menos horas de luz.

Facua ve en la nueva facturación horaria de la luz “un insulto a la inteligencia”

Más sobre este tema
stats