Elecciones europeas

El PP se prepara para una campaña europea dominada por Cataluña

El PP se prepara para una campaña europea dominada por Cataluña

El año que acaba de comenzar es año electoral europeo. La cita será en el mes de mayo. Como gran parte de los partidos nacionales, el Partido Popular ha comenzado ya a engrasar la maquinaria para estos comicios con reuniones preparatorias del programa y con la constitución de los correspondientes comités electorales. Fuentes conocedoras de estos encuentros consultadas por infoLibre ponen de manifiesto la preocupación por el hecho de que la campaña vaya a estar dominada por el órdago soberanista lanzado por Artur Mas.

En este contexto, la dirección nacional del partido estudia intensificar sus actos de campaña en Cataluña. También se debate sobre la posibilidad de que la campaña en esta comunidad, sin abandonar el discurso único del que hace gala el PP, vaya más encaminada a contrarrestar las demandas de los nacionalistas. Este escenario iría acompañado del desembarco de dirigentes nacionales del partido de Gobierno. De hecho, el PP catalán, que preside Alicia Sánchez Camacho, pretende dar el pistoletazo de salida a la campaña de las europeas con una convención en la que el propio Mariano Rajoy sería la estrella invitada.

Como llevan semanas haciendo los miembros del PP y del Gobierno, y aprovechando precisamente que se trata de una campaña a unas elecciones europeas, la idea fuerza será la de defender los valores de integrar la Unión Europea y los riesgos que conllevaría que un territorio integrante de un país miembro decidiese independizarse: la salida inmediata.

Los conservadores tienen clara la filosofía de este mensaje, pero también tienen claro –y así les alertan sus compañeros en el Parlamento Europeo– el distanciamiento de los ciudadanos de las instituciones comunitarias. Por ello, además de afianzar el mensaje de que estar fuera de España es estar fuera de la UE, los esfuerzos del PP irán encaminados a dibujar al club de los 27 "como un espacio privilegiado que ha permitido que todos los países respondan mejor a la crisis", explican fuentes del comité de campaña. "Hay que poner en valor todo lo que se decide en el Parlamento Europeo. Invitar a los ciudadanos a que se pregunten por qué los ucranianos se han levantado contra su presidente por negarse a firmar un acuerdo comercial con la UE", subraya un dirigente conservador.

El empeño del PP en estar preparado para contrarrestar los mensajes de los partidos nacionalistas tiene como trasfondo una preocupación del Gobierno de Mariano Rajoy. Convencidos de que 2014 será el año de la recuperación económica –eso es al menos lo que llevan una semana vendiendo–, el Ejecutivo considera que ese mensaje ya está llegando a Europa. "Ya no somos un problema en ese sentido, ya no somos ese país que genera dificultades en lo económico, ese país inestable", señalan desde la Moncloa. Por ello creen que ahora sería "letal" que los problemas con Cataluña trasladasen a la Unión Europea la idea de una España inestable políticamente. "Sería no levantar cabeza ahora que las inversiones remontan", valora la misma fuente.

Ahuyentar el fantasma de la abstención

Junto al órdago soberanista, a lo que pueda seguir dando de sí la instrucción judicial del caso Gürtel y de los papeles de Bárcenas, otro de los grandes enemigos del PP de esta campaña es la abstención. Los estrategas electorales conservadores consultados insisten en la dificultad de invertir esta tendencia, más marcada en los comicios europeos que en el resto. Y sostienen que intentarán invertirla "apuntando a la raíz". ¿Cuál es esa raíz? En primer lugar, creen que deben hacer un ejercicio didáctico a la hora de hacer entender a los ciudadanos cómo afectan en su día a día los asuntos que se deciden en el Parlamento Europeo. "Un altísimo porcentaje de leyes y procedimientos que nos afectan tienen su origen en decisiones comunitarias. Mucho de lo que nos afecta se juega en Europa", explica un eurodiputado español.

En segundo lugar, además de luchar contra los euroescépticos, el partido presidido por Mariano Rajoy es consciente de la necesidad de movilizar a aquellos votantes del partido que se han distanciado de las siglas del PP a raíz de los recortes del Gobierno o del incumplimiento del programa electoral. Es en este contexto en el que puede entenderse la reciente aprobación del anteproyecto de reforma de la ley del aborto, que pasó el visto bueno del Consejo de Ministros de pasado 20 de diciembre. Y en el que encajaría una tesis bastante extendida en el partido. Es la que apunta a que Jaime Mayor Oreja, el que fue cabeza de lista hace cinco años, repita como cabeza de cartel.

Sin candidato

Quienes se abonan a esta teoría consideran que el portavoz del PP en el Parlamento Europeo puede servir para movilizar a los votantes más conservadores del partido, considerados también los más fieles. Su postura en materia de política antiterrorista sería un punto a favor para el sector del electorado descontento por la reacción del Gobierno a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que tumbó la doctrina Parot.

A día de hoy, Rajoy no ha dado una sola pista de quién será el elegido. "No le he dedicado ni un minuto", dijo en la última rueda de prensa en la Moncloa preguntado sobre este tema. Junto al de Mayor Oreja suena el nombre del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, uno de los más valorados por los militantes y simpatizantes del PP.

Los últimos sondeos que maneja el PP apuntan a una pérdida de tres escaños (de 23 a 20).

Como en cualquier proceso electoral de este tipo, la extrapolación al ámbito nacional de los resultados de las urnas es inevitable, aunque no se corresponda con la realidad. Las europeas servirán para que el PP realice un primer test de cómo han afectado al electorado sus políticas. Y también para medirse a otras fuerzas no nacionalistas como Ciutadans. ¿Ha intentado el PP atraerse a la formación de Albert Rivera de cara a la cita electoral de mayo? Las fuentes consultadas se muestran esquivas a la hora de responder. Sólo precisan una cosa: "Ciutadans no quiere aliarse con nadie".

El ala dura del PP se moviliza para que Mayor Oreja repita como candidato a las europeas

El ala dura del PP se moviliza para que Mayor Oreja repita como candidato a las europeas

Más sobre este tema
stats