Elecciones europeas

El ala dura del PP se moviliza para que Mayor Oreja repita como candidato a las europeas

Mayor Oreja: “No hay que tener miedo de que coloquen la etiqueta de cavernícola”

¿Va a repetir Jaime Mayor Oreja como cabeza de lista a las elecciones europeas del próximo mayo? Conscientes de que la última respuesta a esta pregunta que lleva meses rondando por las cabezas de cargos del PP y de otros partidos sólo la tiene Mariano Rajoy y de que, es posible que no la haya aún perfilada del todo, los conservadores siguen haciendo sus apuestas. Y, con ello, presionando para que la dirección nacional vaya despejando esta incógnita.

Hace unos meses eran pocos los dirigentes del PP –desde ministros a diputados regionales– los que apostaban por la continuidad del exministro de los Gobiernos de José María Aznar. Con mayor o menor contundencia, las fuentes consultadas esgrimían como argumento principal el de que Mayor Oreja pertenece a otra etapa del partido y hay que dar paso a "nuevas caras". Quienes esto opinaban señalaban que el presidente del Gobierno no era ajeno a esta tesis.

Ahora el escenario ha cambiado. Rajoy sigue sin dar una sola pista de sus planes. Pero la reacción a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que ha tumbado la doctrina Parot, ha provocado que la brecha entre el PP más moderado y el más duro sea más evidente y ha evidenciado que un sector de los votantes del PP se está distanciado de la dirección nacional del partido –menos del propio Mayor Oreja– y vuelve la mirada hacia el portavoz del Parlamento Europeo y hacia otros dirigentes como la presidenta del partido en Madrid, Esperanza Aguirre.

En otro contexto político estos factores no tendrían tanto peso, admiten las fuentes consultadas. Pero ahora, con los recortes, las subidas de impuestos y las altas cifras de paro, el PP ya no pescará en estas elecciones europeas, como le pasó en las generales, en el caladero de los votantes socialistas descontentos. Así, es clave, cuentan, que se asegure que sus votantes de siempre, los incondicionales, no les den la espalda. Es en este contexto en el que la candidatura de Mayor Oreja cobraría más sentido.

"Cada día que pasa sin que Rajoy haya designado candidato, es un día que gana Mayor", señala un diputado. "Si semanas antes del fallo de Estrasburgo ya se estaba planteando desde algunos sectores del partido y del electorado que mantenerle como candidato era un mal menor, ahora tras el fallo del TEDH y la reacción de algunos de nuestros posibles votantes, la idea parece cada vez menos descabellada", añade.

El tiempo, según las fuentes consultadas, juega a su favor. Sostienen que si Rajoy quiere prescindir de él tendría que hacerlo cuanto antes para "amortizar el descontento". "A dos meses de la campaña no logramos que sus fieles, los que consideran a Mayor como un representante de los principios y valores del PP, perdonen a Rajoy que prescinda de él".

El actual portavoz del PP en el Parlamento Europeo fue uno de los primeros en anunciar que asistiría a la concentración que convocó la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el pasado domingo en la madrileña plaza de Colón. A su entrada al recinto de autoridades fue recibido con aplausos y lemas como "Te queremos a ti, a Esperanza y a San Gil". Minutos antes los vicesecretarios de la formación conservadora –Esteban González Pons, Javier Arenas y Carlos Floriano– y la presidenta del PP vasco y su secretario general, Arantza Quiroga e Iñaki Oyarzábal, habían sido calificados de "traidores" y "basura", entre otros insultos.

Pese a que Mayor Oreja es una de las voces internas más críticas a la línea oficial en lo que a política antiterrorista se refiere, las fuentes consultadas coinciden en que su discurso de los últimos días "dentro de lo crítico" no ha sido "radical". "Para lo que suele ser él, está prudente", señala un dirigente regional que subraya que, a día de hoy, el portavoz del PP en el Parlamento Europeo "sigue siendo el líder natural del sector más duro del PP". Otros referentes como José María Aznar o Esperanza Aguirre dicen estar fuera de la primera línea de la política.

Sus defensores sostienen que su presencia en la campaña de las europeas sería fundamental. Creen que la aplicación de la doctrina Parot seguirá coleando para esas fechas y que su papel puede ser clave para ese sector más fiel del electorado del PP.

"No hay novedad"

Fuentes del partido aseguran que, hasta la fecha, no hay ninguna novedad sobre el futuro de mayor Oreja. Y recuerdan que en las anteriores europeas –7 de julio de 2009– la dirección nacional del partido no hizo pública la decisión hasta las navidades de 2008. Pese a las presiones y al nerviosismo de algunos cargos del partido, pendientes de un puesto en la lista, a día de hoy, ésta no parece ser una prioridad para Mariano Rajoy.

Tanto el PP como el Gobierno tienen claro que, de decantarse por Mayor Oreja, un sector del PP exhibirá su malestar al considerar que se lanzaría un mensaje "erróneo" al electorado.

Rajoy traslada a dirigentes del PP europeo su preocupación por las próximas elecciones

Rajoy traslada a dirigentes del PP europeo su preocupación por las próximas elecciones

Más sobre este tema
stats