La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

Coronavirus

Sanidad cambia de estrategia y adopta el modelo coreano: hará la prueba a cualquiera con síntomas

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

"En España somos conscientes de que una de las mayores medidas de protección es el diagnóstico precoz y el aislamiento para reducir la transmisión de los casos". Son palabras de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Este martes, el que ha ejercido desde el principio como portavoz sanitario en la crisis del coronavirus, ha subrayado el "importante esfuerzo" que se está realizando para que aquellas personas con sintomatología leve puedan ser sometidas a las pruebas pertinentes en un plazo de "dos o tres días". Un objetivo que, estima, no va a suponer mayor problema y que busca replicar el exitoso modelo desarrollado en Corea del Sur.

Lo hace apenas un día después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendase a los países no dejar de hacer test. "No podremos frenar esta pandemia si no sabemos quién está infectado", indicó su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

¿De qué situación se parte en España? Tal y como explicó Fernando Simón en rueda de prensa, "durante todo este periodo" se han venido realizando "pruebas a todos los que presentaban sintomatología y podían ser casos sospechosos", pero lo cierto es que ello "conlleva una logística muy importante" que obliga a priorizar la atención en "los casos más graves". La situación actual es que "ahora mismo no se están realizando pruebas" a los casos con sintomatología leve.

El último protocolo del Ministerio de Sanidad, actualizado a 15 de marzo, determina que "no se realizará el test diagnóstico" a aquellas personas "que presenten infección respiratoria aguda leve". Según el documento oficial, a las personas que presenten síntomas leves "se les indicará que contacten con sus servicios de salud o los teléfonos habilitados dependiendo de los protocolos establecidos en cada ccaa". Estos casos, que son catalogados como posibles, deberán guardar aislamiento domiciliario, que se mantendrá "hasta transcurridos catorce días desde el inicio de los síntomas, siempre que el cuadro clínico se haya resuelto". Asimismo, indica el ministerio, el seguimiento y el alta "serán supervisados por su médico de atención primaria o de la forma que se establezca en cada comunidad autónoma".

En zonas consideradas de riesgo, como la Comunidad de Madrid –con 4.871 casos confirmados según la última actualización–, el aumento considerable de casos detectados y la constatación de una transmisión comunitaria provocó de manera acelerada que los casos con síntomas leves pasaran a ser considerados sospechosos sin necesidad de prueba. El jueves pasado, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz, confirmó que ya no se realizarían pruebas para diagnosticar a los pacientes con síntomas leves, sino que los mismos deberán asumir cuarentena y seguir las indicaciones de los profesionales vía telefónica. El objetivo: evitar el colapso del sistema y priorizar los casos más graves.

Otros territorios, como Galicia –con 292 casos este martes–, han puesto en marcha autotest elaborado por personal sanitario y basado en un sistema de pregunta-respuesta, disponible en la web oficial del Sergas (Servizo Galego de Saúde). "El hecho de que el test personalice las respuestas, a través de preguntas concretas, permite ofrecer recomendaciones adaptadas a la situación particular de cada persona", ha subrayado la Xunta de Galicia. La misma iniciativa se ha desarrollado en la Comunitat Valenciana –con 541 casos– y desde hace casi una semana en Cataluña –1.394 casos–, aunque en este último territorio la web habilitada advierte que el estado de alarma ha obligado a extremar las medidas, por lo que actualmente se trabaja en el desarrollo de "una aplicación que ayudará a valorar el estado de salud" de los usuarios y "las actuaciones a seguir".

Estudiar la evolución de los casos

Pero el protocolo se prepara para asumir cambios. El objetivo ahora pasa por dirigir los test a todos los ciudadanos que presenten síntomas, de manera que el diagnóstico y tratamiento sea pronto y eficaz. Este punto, el relativo al diagnóstico, es clave. Así lo han explicado los epidemiólogos consultados. Realizar las pruebas a todos los pacientes con síntomas posibilita la detección de "un denominador".

Las pruebas diagnósticas son de dos tipos. La primera tiene que ver con la infección activa, las conocidas como PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), que se realizan mediante exudados –fluidos bucales, de nariz o garganta–. Pero superada esa fase de infección activa, que no dura más de quince días, cuando el paciente se ha curado se realizan pruebas de anticuerpos. "Lo que servirá para monitorizar lo que ha ocurrido ahora serán las pruebas de anticuerpos", explican los expertos.

Lo que vaticinan los profesionales es que a partir de ahora esos test que se hagan a pacientes con sintomatología leve saldrán, probablemente, con resultado positivo. Esto hará que la tasa de mortalidad –actualmente alrededor del 4%– se redimensione: el número de personas fallecidas en relación a los positivos podría ser, previsiblemente, menor a medida que se avance en el diagnóstico. La contención del virus será además más sencilla, ya que un diagnóstico claro extremará la precaución de quien se sepa contagiado. "Las medidas de aislamiento de la población están aseguradas, pero aún así no es lo mismo sabiendo si tienes o no la enfermedad", remarcó Simón este martes.

Corea del Sur: 19.000 pruebas diarias y modelo drive-through

Corea del Sur concentra ahora todas las miradas, tras la gestión que ha permitido aplacar la crisis del coronavirus en el país. A fecha de este martes, se han confirmado 8.320 casos y 81 fallecimientos, una tasa de letalidad del 0,97%. La prevención ha sido una de las piezas clave de la batalla. Haciendo uso de las nuevas tecnologías, Corea del Sur apostó por recopilar los datos de la ciudadanía, a través de aplicaciones móviles, para monitorizar los casos en función de la sintomatología y su gravedad.

Tal y como recoge la embajada de Corea del Sur en España, "la capacidad de diagnóstico de Corea es de muy alto nivel". En ese sentido, añade, se realizan "más de 19.000 pruebas diarias y los datos se dan a conocer instantáneamente". En España, de acuerdo a los últimos datos oficiales, las pruebas realizadas hasta ahora giran en torno a las 30.000.

Directo | Italia roza ya los 3.000 fallecidos con 475 muertos más en 24 horas, una cifra récord

Directo | Italia roza ya los 3.000 fallecidos con 475 muertos más en 24 horas, una cifra récord

Los métodos coreanos de chequeo y cuarentena se basan en la localización y rastreo activo de los casos confirmados de infección. "Los casos de autocuarentena son impuestos y monitoreados de manera estricta" y de hecho los infractores "se exponen a penas de prisión y sanciones económicas". Se presume que todo el mundo cumple. Durante un aislamiento de catorce días, Corea del Sur "prohíbe la salida del país a los que han estado en estrecho contacto con casos confirmados" y provee de atención médica a los pacientes.

Este semana, además, el portal online oficial del país ha anunciado el lanzamiento en Seúl de un nuevo sistema de diagnóstico "más rápido y seguro", en forma de cabina unipersonal dotada con el equipamiento necesario. "El nuevo sistema permite a los médicos tomar de manera segura una muestra del paciente", efectuando de esta manera "la prueba de detección sin ingresar" en un centro médico.

Esta novedad viene precedida por la dinámica implantada en Corea del Sur y exportada a otros países de realizar pruebas diagnósticas a través de la ventanilla del automóvil del propio paciente, algo parecido al autoservicio de algunas empresas de comida rápida. El bautizado como modelo drive-through facilita que los profesionales examinen a los pacientes limitando la interacción personal y minimizando riesgos. Este tipo de clínicas ya están siendo imitadas en territorios como Washington, Nueva York, Colorado, Australia y Gales.

Más sobre este tema
stats