La portada de mañana
Ver
Conservadurismo, elitismo y desconexión: así marca el sistema de oposiciones a los jueces españoles

El futuro del PSOE

Susana Díaz: el tren de la Secretaría General del PSOE ya pasó “y si vuelve a pasar, ya se verá”

Susana Díaz charla con Emiliano García-Page tras su conferencia en Toledo, este 17 de diciembre de 2014.

infoLibre

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, reconoció este miércoles que tiene "ambición por cambiar las cosas" y "tener la confianza de la gente" y apuntó que "ya se verá" si vuelve a pasar "otro tren" que la lleve a la Secretaría General del PSOE, como ya pasó el pasado verano.

En un desayuno informativo organizado por el diario digital Encastillalamancha, en el que fue presentada por el líder de los socialistas de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y en presencia del exministro José Bono, la presidenta andaluza recordó que ya tuvo oportunidad de aspirar a la Secretaría General de su partido el pasado verano, cuando hubo que elegir al sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba. "Pude ser secretaria general el pasado verano... O no, porque quizás no me hubieran votado. El tren pasó, ahora no me preocupa. Si vuelve a pasar el tren, ya se verá, y si no pasa, tampoco pasa nada", respondió Díaz cuando se le preguntó por sus aspiraciones futuras. "Si en la estación me quedo, pues me quedo, y si pasa otro tren, ya se verá", insistió.

Eso sí, dicho esto, dejó claro que apoya al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuando se le preguntó por las críticas a su gestión que se han atribuido a su federación en las últimas semanas. Díaz recalcó que ella es una mujer "de partido" y subrayó que, en consecuencia, el líder de los socialistas "siempre" contará con su apoyo.

Pero, advirtió de que, en su opinión, esto no impide que cuando el líder del partido tome decisiones que no le "gusten", así se lo transmita, porque cree que "no hay nada mejor, en la política y en las relaciones humanas, que la sinceridad sobre todo cuando se pretende construir y ganar el futuro juntos". "Cuando las cosas se dicen con lealtad y sinceridad, la crítica constructiva es buena", insistió, "convencida" además que Sánchez así lo entiende.

A partir de aquí, la líder de los socialistas andaluces insistió en que quiere evitar "líos internos" cuando la gente "lo está pasando mal". "No voy a colaborar a que la imagen que estamos dando los socialistas cuando la gente lo está pasando tan mal sea de líos internos", remachó. Además, evitó hacer "ciencia ficción" sobre su futuro y subrayó que no quiere dar un "mensaje equivocado", porque hablar de estos asuntos "cuando la gente lo pasa tan mal" le parece "una frivolidad".

España necesita "un PSOE fuerte, unido y con respuestas"

Díaz ha defendido que España "necesita un PSOE fuerte, unido y con respuestas" y aseguró que en eso van a "estar". A su juicio, en el país hace falta "un proyecto global" y "liderazgo" y cree que los socialistas tienen a "8.000 hombres y mujeres capacitados para tener la confianza de la gente" en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Preguntada acerca de si ve improvisaciones y bandazos en la gestión de Pedro Sánchez, recalcó que el PSOE "está donde tiene que estar, que es en la centralidad de este país", que contribuyó a "vertebrar". La presidenta de los andaluces reconoció que el momento político es complicado, pero subrayó que su partido tiene "mucha capacidad de caerse y levantarse". "El PSOE es el partido de los españoles y le pasa como a este país, que nos caemos pero nos levantamos", afirmó. "Es normal que en un momento en que el país lo pasa mal el PSOE también lo pase mal porque somos los que más nos parecemos a los españoles –indicó–. De lo que pasó el año pasado tomaremos nota para llevar a los ciudadanos el partido que merecen y demandan".

Además, Díaz se mostró convencida de que García-Page "hubiera sido un buen secretario general del partido", porque "tiene capacidad para lo que quiera". De este modo reaccionó la presidenta cuando se le preguntó por este asunto concreto, y confirmó que ella mismo se lo dijo el pasado verano cuando el partido celebró un proceso de primarias para elegir a su secretario general.

"Lo puedo confirmar. Yo se lo dije. El pasado verano había diferentes referentes del PSOE en el territorio nacional que hubieran sido buenos timoneles, sobre todo si queremos que el PSOE llegue al puerto que tiene que llegar", admitió. Díaz dijo que el pasado verano "hubo mucha gente, que en un momento difícil para el PSOE lo miró a él" –en referencia a García-Page– y se lo pidió "porque daba seguridad, daba garantía, porque representa los valores del PSOE, porque es un hombre talentoso y la política necesita de gente así".

La candidatura a las primarias del PSOE reaviva las tensiones internas

La candidatura a las primarias del PSOE reaviva las tensiones internas

Acuden José Bono y Máximo Díaz Cano

Al encuentro informativo de la presidenta andaluza acudió buena parte de la familia socialista castellano-manchega, entre ellos el expresidente regional José Bono. Entre los asistentes, también se encontraba Máximo Díaz Cano, que fue delegado del Gobierno en la región y que ahora ocupa la Secretaría General de la Presidencia andaluza, para quien tanto García-Page como Susana Díaz han tenido palabras de elogio.

También acudieron el exalcalde de Talavera José Francisco Rivas, senadores y diputados nacionales, como José Miguel Camacho y Alejandro Alonso; los alcaldes de Cuenca, Juan Ávila, y el Valdepeñas, Jesús Martín, así como los expresidentes de las diputaciones provinciales de Toledo y Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos y José Manuel Tofiño. Tanto el secretario regional de CCOO, José Luis Gil, como el de UGT, Carlos Pedrosa, también se apuntaron a esta cita informativa, que contó con la presencia de empresarios de la ciudad, pero no representantes de la Federación Empresarial Toledana ni de la Confederación de Empresarios, que celebran la elección de sus dirigentes nacionales.

Más sobre este tema
stats