Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Homofobia

HRW y Naciones Unidas exigen a Túnez que prohíba los “tests de homosexualidad”

  • El ordenamiento jurídico del país castiga lo que considera como "sodomía"
  • Un juez puede ordenar que un forense realice una exploración anal a un sospechoso para tratar de probar su orientación sexual

infoLibre Publicada 23/05/2016 a las 10:42 Actualizada 23/05/2016 a las 11:08    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, junto al presidente de Túnez, Béji Caïd Essebsi (a la derecha).

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, junto al presidente de Túnez, Béji Caïd Essebsi (a la derecha).

Europa Press
El Comité de Naciones Unidas contra la Tortura (CAT, por sus siglas en inglés) y HRW han exigido a las autoridades de Túnez que prohíban la realización de exámenes anales, también conocidos como "tests de homosexualidad", por considerar que esta práctica supone una tortura.

En un comunicado, Human Rights Watch contó que, el 15 de mayo, el CAT hizo un llamamiento a Túnez para que revoque el artículo 230 de su Código Penal, que castiga la homosexualidad, y prohiba la realización de estas pruebas anales por considerar "que no tienen ninguna justificación médica y no pueden ser consentidas", además de ser equiparables a la tortura.

"No existen dudas: El uso forzado de tests anales es un abuso de los derechos humanos", declaró la investigadora de los derechos del colectivo LGTB para HRW, Neela Ghoshal. "Túnez debe mostrar que respeta su compromiso con los derechos humanos internacionales prohibiendo de forma inmediata estos tests", destacó Ghoshal.

Naciones Unidas expresó su preocupación por el hecho de que "aquellas personas sobre las que se tiene sospecha de su homosexualidad son obligadas a exponerse a una exploración anal, ordenada por un juez y llevada a cabo por un médico forense, para tratar de probar su homosexualidad".

HRW documentó dos casos a finales del año 2015 en los que la Policía tunecina sometió a siete jóvenes a los citados tests anales, ante la simple sospecha de su homosexualidad. La organización denuncia el uso de estas prácticas y señala que están basadas en teorías anticuadas o erróneas según las cuales los cambios físicos en el ano de una persona sólo se producen tras haber practicado sexo anal. Los siete hombres fueron condenados por el artículo 230 del Código Penal tunecino, que castiga lo que considera como 'sodomía', aunque sus sentencias fueron reducidas tras la apelación.

Una tortura que causa un gran sufrimiento psicológico

El relator especial de Naciones Unidas sobre la tortura, Juan Méndez, señaló que el uso de tests anales equivale a "tortura o trato cruel, inhumano y degradante". También el Grupo Independiente de Expertos Forenses (IFEG, por sus siglas en ingles) condenó este tipo de abuso en un comunicado el pasado 3 de mayo, en el que aseguraba que "llevar a cabo exploraciones anales forzadas sobre los individuos es humillante y degradante y causa un gran sufrimiento psicológico".

HRW entrevistó a uno de los hombres que fue obligado a someterse a estos tests. "Me sentí como un animal, sentí que no era humano, estaba totalmente en shock, no podía asimilar lo que estaba sucediendo", explicó a la organización el hombre, que decidió mantener su anonimato.

Varios grupos de activistas tunecinos han urgido a las autoridades a prohibir el uso de los tests anales y a despenalizar la homosexualidad en el país. El grupo ha pedido al Consejo Nacional Médico que siga el ejemplo de Líbano, donde en respuesta a una potente campaña llevada a cabo por varios activistas libaneses, se prohibió el uso de estos "tests de homosexualidad".

Además de en Túnez y en Libano, HRW ha documentado en los últimos años la realización de este tipo de prácticas en Camerún, Egipto, Kenia, Turkmenistán, Uganda y Zambia.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre