Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Símbolo de la resistencia antifranquista

Marcos Ana es "lo que este país debería haber sido"

  • Diferentes personalidades de la cultura, la política y el sindicalismo homenajearon a Marcos Ana en un emotivo acto de despedida
  • El poeta e icono de la resistencia antifranquista falleció este viernes a los 96 años

Ana García Publicada 26/11/2016 a las 15:29 Actualizada 26/11/2016 a las 21:27    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

Homenaje Marcos Ana.

Homenaje a Marcos Ana.

TW. PCM
Este sábado tuvo lugar un emotivo homenaje al poeta Marcos Ana, fallecido el viernes a los 96 años. El auditorio Marcelino Camacho de la sede de CCOO Madrid no pudo acoger a todos los que quisieron despedirse del artista. Diferentes personalidades de la política, el sindicalismo y la cultura tomaron la palabra para honrar su memoria.
22 años, ya olvidé
la dimensión de las cosas
su olor, su aroma
escribo a tientas el mar,
el campo, el bosque, digo bosque
y he perdido la geometría del árbol.

El fragmento de Decidme como es un árbol, poema escrito desde prisión, resume los 23 años que Fernando Macarro Castillo –construyó su seudónimo a partir de los nombres de sus padres– pasó en la cárcel. El poeta fue el preso político que permaneció cautivo por más tiempo en las cárceles franquistas y uno de los primeros en recibir la ayuda de Amnistía Internacional.

Entró en prisión con 19 años y salió con 42, pero todas las personalidades que intervinieron en la ceremonia coincidieron en que Marcos Ana jamás pensó en el tiempo perdido ni guardó rencor por su largo confinamiento. “Tenía 42 años, salía con la juventud intacta. La vida me abrió sus brazos generosamente y la viví con intensidad, como la soñaba en la cárcel” dijo en un discurso en el Mahatma Gandhi Hall de Londres en 1962, nada más recuperada su libertad.

En una larga fila, los asistentes esperaban su turno para dejar flores junto al féretro ya rodeado de coronas. Como no puede ser de otra forma, el rojo, el amarillo y el morado destacaban entre todos los colores.

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, fue el encargado de abrir el acto y recordar que el dolor de esta pérdida no sólo pertenece a la familia, sino también a "todos aquellos que luchan por la libertad, por la igualdad y por el socialismo". Añadió que este dolor se acrecienta por el fallecimiento de Fidel Castro, primera mención al dirigente cubano de las muchas que se hicieron.

Marcos Macarro, hijo del poeta, sin poder contener la emoción apenas, agradeció las grandes muestras de cariño recibidas y recitó Mi casa y mi corazón (sueño de libertad), uno de los poemas más célebres de su padre.

El jurista y ex eurodiputado de Podemos, Carlos Jiménez Villarejo, leyó otro fragmento del discurso dado en Londres: “la única venganza a la que yo aspiro es a ver triunfantes un día los nobles ideales por los que he luchado y por los que miles de demócratas y antifranquistas perdieron su vida o su libertad”.

El actor Juan Diego Botto también quiso recordar la obra de Marcos Ana y recitó Decidme como es un árbol. Aseguró que el poeta era una de las personas “más brillantes y con más luz” que ha conocido y le dedicó unas de las palabras más sentidas del acto: “Él es lo que este país debería haber sido”.

Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, insistió en que salió de la cárcel “con más años,  pero no consiguieron que en su corazón entrase la cizaña del rencor”. Aseguró que en la próxima manifestación del 18 de diciembre convocada por CCOO y UGT, se notaría la sempiterna presencia del poeta.

Una emocionada Pilar Bardem recordó que el artista enseñó “a luchar con esperanza, con ilusión”. “Marcos no ha muerto. Marcos es todos nosotros, sobre todo los jóvenes”.

También estuvo presente el poeta Luis García Montero, que leyó una carta que Pablo Neruda envió a Marcos Ana cuando salió de la cárcel. En ella, el chileno lamentaba que no sólo se perdió la guerra, sino también “gran parte de la poesía y muchos perdieron o la vida o la libertad”. “Tú eres el rostro que esperábamos, resurrecto, resplandeciente, como si en ti volvieran a vivir luchando todos los que cayeron”.

Alberto Garzón deseó que los medios de comunicación hubieran abierto “con información para que la gente pudiera reconocer en la vida de Marcos Ana los derechos de los que hoy disponemos, los derechos conquistados por las generaciones anteriores”.

El último en intervenir fue el secretario general del Partido Comunista, José Luis Centella, que afirmó que el cariño que en la ceremonia se le estaba dedicando al poeta, también era para el resto de “camaradas”, para “todos aquellos que han combatido con Marcos Ana”. “Sabíamos la edad que tenía, pero pensábamos que era eterno”, añadió Centella.

También participaron en el acto Xavi García, secretario general de Unión de Juventudes Comunistas de España, un representante del Frente Polisario, los poetas Juan Carlos Mestre, Maribel Alonso y Aitana Alberti, el histórico del PCE Víctor Díaz-Cardiel y Álvaro Aguilera, secretario general del PCM. Además, la cantautora Lucía Socam interpretó un poema de Blas de Otero en honor a Marcos Ana y Para la libertad de Miguel Hernández.

Antes de cerrar el acto con todo el auditorio puño en alto cantando La internacional, se proyectaron fotografías de la vida del homenajeado, muchas de ellas pertenecientes a su paso por la cárcel, además de vídeos del propio Marcos Ana recitando sus poemas y asegurando que estaba orgulloso de “haber sido siempre una persona activa” porque “luchar para los demás es la mejor manera de vivir con uno mismo”.

No sólo se quiso homenajear la vida del poeta, también su legado. Por ello, además de agradecerle su lucha y entrega, todos los asistentes reconocieron que por mucho que su presencia física ya no esté, sí lo está su espíritu. “Marcos vive. La lucha sigue”.
LA AUTORA


4 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre