Teatro

El Festival de Mérida recibe un 25% menos de dinero público

Escena de 'La asamblea de las mujeres' en el Festival de Mérida.

La salida a concurso público de la gestión del Festival de Mérida ha traído una reducción significativa del dinero público destinado a la cita, que cumple este verano 62 años. La productora y distribuidora teatral Pentación —administradora desde 2012 con un contrato cuyas condiciones nunca se hicieron públicas— ha ganado el proceso por menos de tres puntos de diferencia con su competidora, y esa puja ha reducido sustancialmente el precio de licitación. Como resultado, y teniendo en cuenta la supresión en 2016 de los premios Ceres (volverán en 2017), los patronos públicos reducirán en un 25% su aportación al presupuesto del Consorcio responsable del evento, que pasa de 2.586.500 euros otorgados en 2015 a los 1.936.798 euros que dedicará en la edición de 2016.

Las tres empresas que optaron a la oferta —además de Pentación, estaban interesadas dos uniones temporales de empresas (UTE): Eulen y Plural Multimedia y Ocio, y Clece y Marcus Teatral— eran evaluadas sobre 100 puntos. 60 de ellos se podían obtener con una reducción del precio base de licitación. Así, este ha bajado de los 4.195.074 millones de euros propuestos por el Consorcio para dos años a los 3.140.706,25 millones de euros ofrecidos por Pentación. Para completar el presupuesto, habrá que sumar otra parte que saldrá de la taquilla, y que aún no ha sido anunciada. 

El Gobierno regional ha apuntado en varias ocasiones que confía en los buenos resultados obtenidos en taquilla en los últimos años (en 2015, por ejemplo, se alcanzó un superávit de 534.064 euros). Todavía no se ha hecho público el presupuesto total de la próxima edición, que Jesús Cimarro, director de Pentación, pretende anunciar junto al cartel definitivo "en unos quince días". El productor ha prometido una programación "variada y atractiva" con una "mayoría" de estrenos absolutos

El Consorcio (formado por el Ministerio de Cultura, la Junta de Extremadura, las diputaciones de Cáceres y Badajoz, el Ayuntamiento de Mérida, Caja de Badajoz y Liber Bank) sacó a concurso público la gestión del festival el pasado 26 de febrero, para sorpresa de Cimarro. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, no había dudado en alabar su gestión al cierre de la edición de 2015: "Lo que funciona, funciona, y esto funciona bien", declaró. Sin embargo, el secretismo en torno a las condiciones del contrato incomodaba a los socialistas, que han invocado "la necesidad de transparencia" para hacer público el concurso.

Incluso tras el anuncio de que Pentación había ganado la adjudicación, Cimarro recordaba que, a cinco meses del comienzo del certamen, Pentación "tenía un trabajo avanzado", que tuvo que "parar" y "esperar a que ese concurso público diera sus resultados", aseguraba a Europa Press. "Estoy contento, obviamente, por ser elegido", ha agregado, asegurando que nadie le ha "regalado nada". Este periódico se ha puesto en contacto con la empresa para saber cómo ha afectado la adjudicación a sus planes de programación, pero esta ha declinado responder a ninguna pregunta hasta la presentación de la edición, "aún sin fecha". 

La mesa de adjudicación hizo público el resultado el 28 de marzo, y lo confirmó ante el Patronato el 30, pero en el sistema de la Junta aún aparece como "pendiente". Estas son algunas de las claves de un contrato que se hace público por primera vez después de un lustro de gestión privada:

Ganancias transparentes

La principal novedad que supone la publicación de las condiciones del contrato es poder conocer al detalle las ganancias que gana la empresa privada con esta gestión del servicio público. Hasta la fecha, no se conocía lo pactado entre Pentación y Junta de Extremadura. Se sabía —por una consulta legal realizada a la Junta de Contratación Administrativa en febrero de 2015— que Pentación obtenía "una contraprestación económica fija", el ingreso de la taquilla "hasta un determinado importe" y, sobrepasado ese límite, un 15% de los beneficios. 

La licitación permite conocer ahora la cantidad que se ingresará la productora por sus servicios. Porque las condiciones no cambian, pero podemos saber las cifras. La "contraprestación económica fija" es de 1.570.353,13 euros por edición, frente a la cifra de adjudicación de 2015, antes de la licitación pública, que ascendía a 1.943.500 euros. Además, el contratista "tendrá derecho a percibir la totalidad de los ingresos generados" en concepto de taquilla y patrocinios netos (descontado IVA, SGAE y comisiones) de 1.050.000 euros como máximo por anualidad. Si se supera ese importe, el Consorcio recibiría el 95% de los beneficios, y el 5% restante iría a Pentación

No es posible saber si se ha superado ese máximo en ocasiones anteriores, porque de la cifra de beneficios hecha pública en otras ediciones —y que aumenta de 150.000 euros en 2012 a 686.000 euros en 2015— ya se había restado ese "determinado importe" desconocido. 

Tres gigantes del teatro

El duelo por hacerse con el Festival de Mérida —uno de los más relevantes y rentables, después de que Cimarro saneara las cuentas y se negara a asumir la deuda de 4,5 millones que se encontró en 2012— se ha convertido en una lucha entre los titanes del teatro comercial español. Pentación gestiona los teatros madrileños de La Latina y Bellas Artes y ha producido obras como La asamblea de las mujeres —para el festival de Mérida, cosa que ha hecho frecuentemente en los últimos años—, Atchúusss!!!, Mujeres y criados o Los vecinos de arriba

Plural Multimedia y Ocio pertenece al grupo Smedia, que gestiona ocho teatros en la Comunidad de Madrid, del Cofidís al Infanta Isabel. El grupo Eulen, que le apoyaba, es un enorme grupo de recursos humanos. Marcus Teatral es responsable del Teatro Marquina de Madrid, y Clece es, de nuevo, una gigantesca empresa multiservicios.

Ganar por programación y publicidad

Además del criterio económico (60 puntos), el contrato valoraba el aumento del porcentaje de beneficios del Consorcio (10 puntos), la ampliación de la programación (10 puntos), el incremento del importe pagado por la cesión de espacios (10 puntos) y el incremento del presupuesto dedicado a la programación, el marketing y la publicidad (10 puntos).

Pentación destacaba por encima de las competidoras en estos últimos. Eulen y Plural Multimedia obtenían los 60 puntos del criterio financiero bajando el precio de licitación hasta los 2.565.581 euros. Clece y Marcus Teatral destacaba en la cesión de beneficios al Consorcio y la ampliación de programación, llevándose el máximo en todas ellas. La ventaja de Pentación provenía, sobre todo, de un aumento en el porcentaje del presupuesto dedicado a la programación (fijado en un mínimo del 75%) y la publicidad (mínimo del 5%), que mejoraban en un 38% y un 7% respectivamente. 

¿Cuántas obras se programarán?

Aún no se conocen qué obras protagonizarán la próxima edición, pero sí se sabe cuántas serán. El pliego exigía al menos cinco obras distintas representadas en el Teatro Romano, con 36 representaciones en total; cifra que Pentación mejoró hasta ocho obras. Durante la pasada edición se programaron nueve obras en este espacio. De ellas, al menos tres serán textos clásicos que no se hayan representado anteriormente en el festival, cosa a la que también se comprometió la empresa. El Teatro Romano de Medellín verá tres obras representadas: una que exigía el pliego y otras dos que añadió la productora para sumar puntos. 

Además, el contrato exige que se celebre una representación en el Teatro Romano de Regina, un pasacalles en Mérida, tres producciones del off del festival, 15 talleres realizados por compañías extremeñas en 15 localidades de extremadura, dos exposiciones y cuatro conferencias. Estos son los mínimos, y habrá que esperar para ver si Pentación amplía la oferta. 

25.000 euros por la cesión de espacios

El Consorcio que gestiona los espacios del conjunto monumental e histórico de Mérida —entre ellos, los utilizados por el festival: el Teatro Romano, el Templo de Diana, el Pórtico del Foro, las Termas, el Museo Nacional de Arte Romano...— pedía en la licitación un mínimo de 5.000 euros por su cesión. Para obtener hasta un máximo de 10 puntos, las empresas podían aumentar esta cantidad hasta los 25.000 euros. Todas lo hicieron. 

Nota de edición: En una primera versión de este artículo, publicado el 5 de abril de 2016, se indicaba que los patronos públicos del Consorcio Patronato del Festival de Mérida, como resultado de la adjudicación pública del contrato de gestión del evento, habían pasado de aportar 2.576.500 euros en 2015 a 1.570.353,13 euros en 2016 y otro tanto en 2017, lo que suponía una reducción de un 39% en la aportación pública. A preguntas de este periódico, la Junta de Extremadura dio por bueno el dato de 1.570.353,13 euros, mientras que el otro figuraba en el teletipo de la edición de 2015. Posteriormente puntualizó ambos, aportando las cifras que aparecen en la versión de este artículo, publicada el 7 de abril de 2016.

Dos empresas recurren la licitación del Festival de Mérida por “discriminación” en favor de la actual adjudicataria

Dos empresas recurren la licitación del Festival de Mérida por “discriminación” en favor de la actual adjudicataria

Más sobre este tema
stats