LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Fondos europeos

El Ibex apoya al Gobierno y da la espalda a Casado ante la inminente llegada de los fondos europeos

El vicepresidente de Blackrock Philipp Hildebrand, el presidente de Naturgy, Francisco Reynés,y el consejero delegado de Repsol Josu Jon Imaz, en la segunda jornada de la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia, presidida por Miguel Trias.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

La cumbre anual del Cercle d'Economía ha estado muy marcada por las posiciones favorables a los indultos a los presos del procés, tal y como plantea el Gobierno de coalición. Pero también por un apoyo total de la élite económica a las perspectivas de recuperación de España gracias a los fondos europeos NextGenerationEU y, en definitiva, un respaldo sin matices a los planes del Ejecutivo a cambio de obtener el dinero apalabrado: 140.000 millones en los próximos seis años, de los cuales 19.000 llegarán este año.

El optimismo de los máximos dirigentes de tres de las compañías cotizadas más importantes, como Ana Patricia Botín (Banco Santander), Pablo Isla (Inditex) o José María Álvarez-Pallete (Telefónica), pero también de Antonio Garamendi (CEOE) o del economista Andreu Mas-Colell, contrasta con las críticas que regularmente vierte la oposición de PP, Ciudadanos o Vox hacia el Gobierno central por el manejo de los mismos. Críticas que datan de casi hace un año –cuando se aprobaron los 750.000 millones de euros para los Veintisiete– y que se han seguido produciendo hasta esta semana, cuando Bruselas, por boca de la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, ha dado un espaldarazo al plan de resiliencia Pedro Sánchez

Hace un mes, espoleado por la arrolladora victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones a la Comunidad de Madrid, el líder del PP, Pablo Casado, declaró “El PP no se siente condicionado por lo que esté pactando este Gobierno". Por esas mismas fechas, PP, Ciudadanos y Vox pactaron en la Eurocámara junto a sus familias comunitarias un endurecimiento del control de los fondos. 

Pero en las jornadas anuales del Cercle, que arrancaron el miércoles y se prolongarán hasta el viernes, la música ha sido la contraria. El viernes habrá una agenda más política, ya que se contará con Pedro Sánchez, la vicepresidenta Económica, Nadia Calviño, o el primer ministro italiano, Mario Draghi, que será premiado por los organizadores. El miércoles y el jueves fueron el momento de los mensajes de los grandes empresarios: primero, la presidenta del Santander sentenció que España "se va a salir del mapa" con unas perspectivas de crecimiento de hasta del 9% frente al 6,2% que recientemente han calculado instituciones como el Banco de España. Tras Botín, el presidente de Inditex, Pablo Isla, coincidió en el análisis: "Creo que lo ha descrito Ana perfectamente. No tengo nada que añadir", señaló tras pedir, eso sí, no caer "en la autocomplacencia".

Le siguió el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, que auguró que las perspectivas "probablemente se van a quedar cortas". Este jueves, el líder de la patronal española, Antonio Garamendi, sorprendió con su defensa de los indultos si la situación se normaliza. Pero también celebró la llegada inminente del plan NextGenerationEU: “Es un segundo Plan Marshall en Europa y una gran oportunidad para España".

Mas-Colell, ex conseller de Economía y economista, opinó por su parte que existe "la base para dar el salto" que sitúe a España "en la primera línea" de I+D. "Estoy convencido de que los recursos que dedicamos a Salud van a aumentar, y la cifra más probable es el 1% del PIB, lo que nos situaría en la media europea". Mas-Colell pidió no demonizar la colaboración público-privada. El prestigioso economista, amenazado por el embargo de bienes por el Tribunal de Cuentas por su implicación en el procés, fue recibido por el público con una sonora ovación.

Incluso un fondo de capital riesgo o buitre como Blackrock, a través de su vicepresidente, Philipp Hildebrand, dejó caer un rosario de alabanzas hacia el Ejecutivo: tras señalar que el "compromiso" del Gobierno contra el cambio climático "está por encima de ningún otro país respecto al PIB", Hildebrand destacó que España "está a la vanguardia" de Europa "en el cambio de mentalidad acerca del gasto público". El de Blackrock resaltó que si los fondos europeos se invierten de manera correcta "el impacto económico puede ser tremendo", no sin advertir los riesgos.  

Todas las intervenciones chocan con las acusaciones de la oposición. Pablo Casado intervino también en el Cercle a primera hora de la mañana y estuvo más comedido contra el Gobierno que de costumbre. Obvió totalmente el episodio de los indultos y solo se refirió a los fondos europeos como "oportunidad" para adoptar medidas como la bajada de impuestos que ha vuelto a prometer Isabel Díaz Ayuso en su investidura, la mochila austríaca o un plan de avales públicos para vivienda, sobre todo para familias y jóvenes. También se mostró favorable a ampliar el Aeropuerto de El Prat y se declaró defensor del Estado de las Autonomías.

Bruselas bendice el plan de recuperación del Gobierno, pide unidad política en torno a él y avala la entrega de 19.000 millones

Bruselas bendice el plan de recuperación del Gobierno, pide unidad política en torno a él y avala la entrega de 19.000 millones

Garicano sigue acusando a Sánchez

Hace unas semanas sin embargo, el tono de Casado hacia el manejo de fondos fue mucho más agresivo. Sánchez y el Gobierno, dijo, "mienten en la Unión Europea". “La oposición no va a aprobar esto. No vamos a apoyar un hachazo fiscal a las clases medias y trabajadoras” para obtener recursos que luego Sánchez va a repartir de forma "clientelar", agregó. "No vamos a apoyar sus reformas, ni que se repartan a dedo los fondos sin una autoridad independiente. Tiene que quedar muy claro". 

Pero no es solo Casado. El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, afirmó hace un mes –en falso– que España no cumplía las reglas para recibir los fondos. Tras el espaldarazo de Von der Leyen esta semana, este miércoles Garicano matizó en la red social Twitter que el Gobierno de coalición obtendría el dinero gracias "al buen trabajo de la UE", aunque "por desgracia el plan del Gobierno de Sánchez" viene a "ignorar" los "problemas estructurales". 

Más sobre este tema
stats