Racismo

Son ya ocho los heridos por el atropello múltiple contra extranjeros en dos ciudades del oeste Alemania

Cordón policial en uno de los escenarios de los atropellos.

Alberto Mesas

Un hombre hirió a ocho personas durante la madrugada de Año Nuevo al realizar varios atropellos premeditados en dos ciudades del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia (al oeste del país). El sospechoso, un alemán de 50 años que ahora se encuentra en prisión preventiva por intento de asesinato múltiple, admitió en el momento de su detención que los ataques tenían una motivación política: aseguró que Alemania padece un problema por el elevado número de extranjeros que residen en el país y que él pretendía "solucionarlo".

Según informa el semanario alemán Der Spiegel, el hombre intentó cuatro atropellos. Los dos primeros tuvieron lugar en la ciudad de Bottrop. Allí, en la céntrica Plaza de Berlín, el agresor arremetió contra una multitud que festejaba el Año Nuevo entre la que había sirios y afganos.  Una vez perpetradas las acometidas, el sospechoso huyó hacia el sur hasta el núcleo urbano de Essen, su municipio de residencia, donde llevó a cabo otras dos embestidas, una de ellas contra un grupo de gente que esperaba en una parada de autobús.

La policía, que hasta ahora pensaba que había cinco heridos, ha elevado el número hasta ocho —entre los que se encuentra un niño—y ha informado del estado grave de uno de ellos, una mujer de 46 años. La hipótesis apunta a que el atacante actuó solo y no llevó a cabo una planificación meticulosa de sus acciones.

Los agentes también han hecho público que el hombre padecía esquizofrenia —no se sabe si se estaba medicando—, vivía solo y estaba en paro. Al parecer estuvo recluido, al menos una vez, en una institución de salud mental. No consta de momento que formase parte de algún grupo de extrema derecha.

En declaraciones a la emisora de radio WDR5 este martes, el ministro del Interior del Estado de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, expuso que "el hombre tenía la clara intención de matar a extranjeros", y confirmó que la Policía no lo tenía identificado como un activista de la extrema derecha. Así, Reul remarcó que no había constancia de "que este hombre tenga alguna conexión o que él mismo se mueva en cualquier círculo" de colectivos ultra y añadió que el autor de los atropellos los consumó "por preocupación personal [por la inmigración] y un resentimiento que se ha evolucionado hacia un odio a los extranjeros".

Un tribunal alemán dicta que las vacaciones de un trabajador fallecido pasan a sus herederos

Un tribunal alemán dicta que las vacaciones de un trabajador fallecido pasan a sus herederos

Más sobre este tema
stats