Digital News Report

Crece el número de usuarios que paga por leer medios online en un clima de desconfianza por las noticias

Tres personas consultan un periódico online.

La pandemia del covid cambió muchos aspectos del día a día de la sociedad y también tuvo sus repercusiones en la industria de los medios de comunicación. Más tráfico, mayor consumo en móvil y apuesta por nuevos formatos, como el podcast, fueron algunas de las novedades que primero se notaron en el mercado de la información. Un año después, y según recoge la novena edición del Digital News Report 2022 que coordina el Reuters Institute for the Study of Journalism de la Universidad de Oxford, el panorama está marcado por "zonas de luz", como el crecimiento del número de lectores que paga por leer medios onlines, pero también por "otras más sombrías que llevan camino de cronificarse", como el incremento del número de personas que evita deliberadamente las noticias por hartazgo, desánimo o desconfianza.

Así, entre las tendencias favorables para la industria mediática, este informe, que en su versión española realiza la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra en base a más de 2.000 encuestas a internautas españoles, destaca la rápida transición del modelo de gratuidad hacia el de suscripción. Aunque el porcentaje de personas que pagaron por noticias en medios digitales es idéntico al de la edición anterior de 2020 (11,7%), se ha producido un incremento en las suscripciones: el 42% opta por el pago regular o suscripción estándar, once puntos más que en 2020.

"La era de la gratuidad quedó atrás para los principales grupos informativos, que desde 2019 han optado por la estrategia freemium, en la que los contenidos más exclusivos diferenciados son de pago", defiende el informe. Así, y según los datos de la propia industria que recoge el Digital News Report 2022, el mercado español tiene más de 775.000 suscriptores, un 94% más que hace un año. En este apartado el líder es El País, con 204.295 suscriptores, de los que 164 200 son suscriptores exclusivamente digitales. Entre los nativos digitales, destacan ElDiario.es (62.000), El Confidencial (35.000), El Español (25.000) e infoLibre (13.300).

¿Por qué deciden suscribir un usuario a un medio? Según explica este informe, de todos los factores que influyen en el pago por noticias es "el interés por la información y no la confianza lo que más impacta en la decisión de compra". Desde el punto de vista sociodemográfico, el pago se concentra y crece en las franjas de edad más jóvenes (el 17% de los menores de 35 años), entre las rentas más altas (el 18%) y de mayor nivel educativo (el 15%). Además, el 48,9% asegura pagar dos o más suscripciones a noticias digitales y casi un 25%, a tres o más.

A pesar de este incremento de suscripciones, en el conjunto de los 40 países donde se ha preguntado por el pago por noticias digitales, el 16% de los usuarios declara haber pagado por un servicio de noticias durante el año pasado. Es decir, que España se encuentra por debajo de la media y, además, entre los diez países con menor porcentaje de pago. Un listado en el que también se encuentra Italia (12%), Francia (11%) o Reino Unido (9%). En cambio, la otra cara de la moneda la protagoniza Noruega (41%), Suecia (33%) y Hong Kong (22%) que encabezan el ránking de países que más pagan por contenidos digitales. 

No obstante, el pago por noticias también arroja dos cifras negativas. La primera, y más preocupante, es que el 66,8% de los encuestados, es decir, dos de cada tres, sigue sin pagar nada por obtener información, tanto digital como impresa. Y, por otro lado, los datos de este año muestran una ligera recuperación en el número de personas que declaran haber comprado un periódico en la semana previa a la realización de la encuesta. En 2020 fue del 23,2%, mientras que en 2021 fue del 27%. Sin embargo, la cifra es diez puntos inferior (el 37%) a la del 2019. 

Otra de las tendencias positivas es que España es uno de los países más preocupados por la proliferación de bulos. En concreto, al 62% de los encuestados le inquieta saber qué es cierto y qué es falso en los contenidos que se publican. A pesar de este buen dato, lo cierto es que este porcentaje es el más bajo desde 2018 (cuando fue del 69%), el primer año en el que el Digital News Report preguntó por el asunto. 

El interés y la confianza en las noticias, en niveles históricamente bajos

En el otro extremo de la balanza, el Digital News Report 2022 también destaca otras tendencias mucho más "inquietantes" y "no solo para las organizaciones periodísticas, sino para la sociedad en su conjunto". Por un lado, el interés y la confianza en las noticias están en niveles históricamente bajos. En los últimos ocho años, el porcentaje de españoles muy interesados en la información ha caído del 85% en 2015 al 55% en 2022. En cambio, el número de desinteresados en las noticias se ha multiplicado por diez a lo largo de este período de tiempo: del 1% al 11%.

Además, por primera vez, los escépticos en las noticias (el 39%) superan a los que se fían de ellas (el 32%). España se encuentra entre los diez países con menor credibilidad en las noticias, sólo por detrás de Grecia (el 27%), Taiwán (el 27%), Francia (el 29%) y Corea del Sur (30%). Además, es uno de los cinco países en los que el porcentaje de desconfiados supera al de confiados en las noticias.

Otra tendencia es que evadir deliberadamente noticias está cada vez más de moda. Según este informe, el 69% de los encuestados reconocen que evitan las noticias: un 10% lo hace a menudo, un 25% a veces y un 34% ocasionalmente. Son los menores de 45 años los que más evitan las informaciones ya que el porcentaje se eleva hasta el 76%. Y, por género, son las mujeres, el 72%, las que más intentan evadirse de la información.  

¿Por qué se evitan las noticias? El informe detecta cuatro razones principales. El 44% lo achaca a la cobertura excesiva. El 32% afirman que es porque influyen negativamente en su estado de ánimo. El 30% apela a la fatiga informativa. Y el 28% apunta a la desconfianza. Otras causas menos importantes para rehuir la actualidad son que provocan discusiones que prefiero evitar (17%), sentir que no se puede nada con la información (15%), no tener tiempo que dedicar a las noticias (9%) o resultar difícil seguir o entender las noticias (7%).

Por otro lado, aumenta el número de encuestados que perciben a los medios informativos como dependientes de los grupos de presión políticos y empresariales. En concreto, un 61% asegura que las empresas informativas no son independientes ante las presiones políticas y del Gobierno. Asimismo, un 57% señala a presiones empresariales. Asimismo, el informe también destaca que los usuarios perciben que la mayoría de los medios anteponen sus intereses particulares (un 56%) o políticos (53%) a los de la sociedad en general. Por tramos de edad, esta percepción es "transversal" a todas las generaciones. Eso sí, los más jóvenes tienen una visión ligeramente más positiva que las generaciones más mayores. 

Asimismo, esta dualidad entre quienes se interesan y quienes prefieren evitar la información tiene una traducción directa en función de la edad. Los más jóvenes tienen unos hábitos y unas actitudes ante la información "radicalmente distintas" a los más mayores. Son más críticos, desinteresados y escépticos, mayoritariamente digitales, que han hecho del móvil y de las redes sociales sus medios favoritos para conocer la actualidad, compartir noticias y participar a su manera en el debate público. 

La importancia de la información de proximidad

No obstante, aún queda un reducto de esperanza: hay un grupo importante de la sociedad interesada en la información centrada en asuntos públicos, especialmente la información más próxima o local. Una tendencia que ya se mostró en informes anteriores. "A pesar de que no es inmune a la pérdida generalizada de credibilidad, este grupo de personas sigue confiando mayoritariamente en las principales marcas informativas, tanto digitales como tradicionales, e incluso está dispuesto a pagar o al menos a ceder sus datos personales para acceder a sus noticias favoritas", explica el informe. 

En concreto, la información de proximidad continúa teniendo una buena valoración entre los internautas españoles: el 63% está interesado en las noticias sobre su comunidad o localidad. Le siguen, muy de lejos, las informaciones sobre el coronavirus (47%), las internacionales (46%), las de cultura (44%), las de ciencia y tecnología (42%), y la política (41%).

Covid-19 y 'fake news': los internautas no dudan de lo que publican los medios pero sí de lo que dicen los políticos

Covid-19 y 'fake news': los internautas no dudan de lo que publican los medios pero sí de lo que dicen los políticos

Más sobre este tema
stats