Medios comunicación

Las plataformas de 'streaming' ganan terreno frente a una televisión convencional en declive

Imagen de un espectador viendo la televisión.

El consumo de televisión desciende por cuarto año consecutivo. Es una de las conclusiones a las que lleva el análisis anual de Barlovento Comunicación [consultar el informe aquí], que constata el declive de la televisión convencional a lo largo del año 2016, frente a las plataformas de streaming como Netflix, que han comenzado a popularizarse entre los hábitos de los usuarios españoles.

En el año 2012 el consumo de televisión alcanzó su máximo, con un promedio de 246 minutos por persona y día, lo que se traduce en cuatro horas y seis minutos de visionado televisivo diario. Durante el 2016, sin embargo, las cifras pasaron a los 233 minutos, es decir, 13 minutos menos que el 2012. El descenso es más acusado si se tiene en cuenta que en el cómputo del año recién acabado se contempla tanto el consumo lineal como el diferido, mientras que en el 2012 éste último no estaba incluido. En el 2015 el consumo fue de 237 minutos, mientras que en el 2014 fue de 239 y el 2013 registró un promedio de 244 minutos.

Si bien el informe subraya que la televisión convencional sigue siendo la pantalla principal del usuario, señala asimismo que la convergencia digital posibilita diversos consumos del audiovisual en otras pantallas y dispositivos. Además, el auge de las nuevas tecnologías y la multiplicación de ventanas "es un hecho que transforma y modifica el modo y forma de consumir".

En esta transformación cobran especial importancia plataformas de streaming como Netflix, que comenzó a ser implantada en España en octubre del 2015, abriendo así "una nueva etapa en la forma de consumo de contenidos en el mercado nacional". Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en su panel de hogares del segundo trimestre de 2016, Netflix registra el 1,8% de abono en los hogares españoles con internet, esto es, un total de 216.000 hogares suscriptores, aunque el análisis matiza que "en algunos casos, pudieran ser dos, tres, o cuatro usuarios distintos" por cada suscripción.

En este sentido, Yomvi (Movistar+) representa el 7,8% del total de los hogares con internet y 928.000 abonados, mientras que Wuaki, con el 1,1% del total, llega a 127.000 hogares suscritos y otras plataformas como Filmin, Tucut o Nubeox superan los 90.000 en su conjunto.

El 11% de los hogares españoles, de este modo, se encuentran conectados a alguna empresa con plataforma de distribución de obras audiovisuales. A ello hay que añadir que desde noviembre de este año Netflix comenzó a tener competencia en España mediante la HBO y Amazon Prime Video desde diciembre, de forma que "con sus diferentes catálogos, ofertas distintas y con asimetría en la aplicación de precios entre ellas, intentan captar hogares para su expansión y desarrollo".

Sin una medición de audiencia integral

El documento reclama, además, la integración de la medición de audiencia en diferentes pantallas, soportes, dispositivos y sistemas de recepción de la señal televisiva o audiovisual, algo que hasta la fecha no se ha producido. La consultoría pronostica que, a lo largo del año 2017, es "muy probable" que se produzcan avances en este asunto. 

"El gran triunfo de la tecnología en el sector televisivo y audiovisual debiera permitir el desarrollo de una industria en un ecosistema híbrido que nos permita especificar al máximo detalle qué se ve, cuándo y por quién, y que la industria disponga de instrumentos garantes de resultados integrados", señala.

Crece la inversión publicitaria

Pese al descenso progresivo del consumo, la inversión publicitaria crece por tercer año consecutivo. Durante los primeros nueve meses del año se acumularon un total de 1.515 millones de euros de inversión televisiva, un 6,4% más que en el mismo período del año anterior, según el estudio realizado por Infoadex. Tal y como señala el informe, el año 2016 cerrará, de continuar con la tendencia descrita, con una cifra que rondará los 2.150 millones de euros de inversión publicitaria.

El año 2007 fue el ejercicio de mayor inversión, con 3.469 millones de euros, cifra que descendió más de un 50% en el 2013, año en el que se invirtió un total de 1.703 millones. Desde entonces, la suma del 2014, 2015 y 2016 logra una recuperación de 450 millones de euros, aproximadamente. De dicha inversión, Mediaset y Atresmedia han sido las destinatarias del 86,4%, reuniendo de esta forma el 57,2% de cuota de pantalla.

Los ingresos de la televisión de pago en España crecieron un 24% en 2016

Los ingresos de la televisión de pago en España crecieron un 24% en 2016

Más sobre este tema
stats