X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
14F | Elecciones en Cataluña

Illa gana en votos pero el independentismo tiene en la mano revalidar el Gobierno catalán

  • El PSC es el partido por el que más catalanes han votado, aunque es improbable que Illa sea el próximo presidente ya que los independentistas tienen mayoría absoluta en escaños
  • La igualdad entre ERC y Junts complica la formación del Govern y, en la noche electoral, no se descartaba por completo una repetición de los comicios
  • La participación se desploma hasta el 53%, casi 26 puntos menos que en 2017, y ello facilita que la suma de los partidos independentistas supere por primera vez la barrera del 50% de los sufragios
  • Vox fagocita a Cs y al PP: la extrema derecha no sólo certifica el sorpaso sino que obtiene más diputados (11) que sus dos adversarios juntos (6 Cs y 3 PP)
  • En Comú Podem repite los resultados de 2017, con ocho escaños. La marca de Iglesias no se derrumba como en Galicia y Euskadi, pero tampoco tiene fuerza para condicionar al Govern
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 14/02/2021 a las 22:55 Actualizada el 15/02/2021 a las 08:23
Illa celebra los resultados electorales del PSC en las autonómicas del 14F.

Illa celebra los resultados electorales del PSC en las autonómicas del 14F.

El bloque independentista obtuvo este domingo la cuarta mayoría absoluta consecutiva en el Parlament de Cataluña y por primera vez supera la barrera del 50% de los votos. La participación se desplomó hasta el 53,5%, la más baja en la historia electoral de Cataluña y una cifra que supone un descenso de 25,5 puntos porcentuales respecto a 2017. El PSC se convirtió en la fuerza política más votada, pero es improbable que Salvador Illa sea el próximo presidente catalán. Para ello, ERC tendría que incumplir su promesa electoral de no pactar el gobierno con los socialistas y además para poner en la Generalitat a un político "del 155", algo que los republicanos consideran de momento ciencia ficción.

El efecto Illa se transformó en 33 escaños, lo que supone casi duplicar los 17 de los comicios de 2017, y en más de 650.000 papeletas, que equivalen al 23% del electorado. Con ese porcentaje el PSC es el partido con más respaldo en el Parlament, el más plural de la historia puesto que ocho formaciones han obtenido representación este 14F. El político socialista, tras conocer los resultados, anunció su intención de presentarse a la investidura. La decisión última corresponderá al presidente del Parlament, que es quien debe proponer el candidato a presidir la Generalitat.

En todo caso, la formación de gobierno no resultará fácil, pese a la mayoría absoluta del bloque independentista. Ello es así porque ninguna de sus dos fuerzas principales, Junts y ERC, se ha impuesto con claridad sobre la otra. Es cierto que la lista de Pere Aragonès ha obtenido más votos que la de Laura Borràs, 21,31% frente a 20,06%. Pero Junts podrá argumentar que en su espacio ideológico también está el PDeCAT, el partido heredero de Convergència, que no ha obtenido escaños pero sí un 2,72% de las papeletas. En diputados también ha quedado por delante ERC, aunque por la mínima: 33 frente a 32.

Al quedar ERC por delante de Junts en votos y escaños, Aragonés reclamará lógicamente la Presidencia. Pero está por ver que Junts acepte dar ese paso. La última legislatura ha ido alejando a ambos socios de Govern y buena parte de la campaña de Junts ha pivotado sobre una idea, expresada con mayor o menor crudeza: Esquerra ha actuado estos últimos años como unos botiflers (traidores), que se han olvidado de la vía rupturista hacia la independencia y han apoyado en cambio la investidura de Sánchez y los Presupuestos del Gobierno central, sin obtener nada a cambio. Ni el indulto para los presos independentistas, ni la reforma del delito de sedición en el Código Penal, que sería otra vía para facilitar su salida de la cárcel. Así que no se puede descartar que Junts juegue con la idea de una repetición electoral, antes de entregarle la Generalitat a su principal adversario en el campo independentista. Esa repetición tendría para Junts un aliciente añadido: intentar rematar al PDeCAT y empujarlo hacia la desaparición. 

Los independentistas obtienen en total 74 escaños, lo que iguala el resultado de 2012, los comicios con los que se inició el procés y que eran su mejor marca. En porcentaje de voto alcanzan el 50,77%, superando por primera vez la mitad del electorado, lo que confirma que se desmovilizó más el votante no independentista. Este dato sin duda alimentará el discurso de la ruptura con España, aunque es preciso contextualizarlo en la baja participación de unos comicios celebrados en plena pandemia.

En número de escaños, el principal beneficiado en el espacio independentista fue la CUP, que sube con fuerza al pasar de 5 a 9. ERC sólo gana uno y Junts pierde dos. 

 

Los números no dan para otra de las opciones de Gobierno que se barajó durante la campaña: un tripartito de izquierdas ERC, En Comú Podem y CUP, con la abstención del PSC. En Cataluña, para ser elegido presidente no es necesario tener la mayoría absoluta de los votos, sino conseguir más síes que noes. Pero ese hipotético tripartito sumaría sólo 50 escaños y contaría con seguridad con el rechazo de la derecha catalana (Junts) y española (Vox, Cs y PP), 52 diputados en total.

La posibilidad de revivir un tripartito transversal, PSC-ERC-En Comú Podem, no choca con la aritmética. Entre los tres suman 74 diputados, seis más que la mayoría absoluta situada en 68, pero ERC no parece tener ningún incentivo para transitar por ese camino, sobre todo cuando tiene tan cerca a Junts.

 

En Comú Podem, la marca de Pablo Iglesias en Cataluña, repite los mismos ocho escaños que en 2017. En los dos únicos comicios que se habían celebrado hasta ahora desde la investidura del Gobierno de coalición PSOE-UP, los resultados fueron catastróficos para Iglesias: en Galicia quedó fuera del Parlamento y en Euskadi bajó de 11 a 6 diputados. Esa es la lectura positiva de lo ocurrido en Cataluña: que frena la caída. La parte negativa es que parece imposible que En Comú Podem logre el objetivo prioritario expresado por Jéssica Albiach en campaña: entrar en el Govern para impulsar políticas de izquierdas.

LA DERECHA ESPAÑOLA

La derecha española ha pasado de los 40 escaños que obtuvo en 2017 a los 20 de este domingo. Una bajada a la mitad y, además, con un reparto entre partidos muy diferente al de entonces. La fuerza hegemónica en ese espacio es ahora la ultraderecha de Vox, que entra por primera vez en el Parlament, con 11 escaños y el 7,7% de las papeletas. Se convierte así en el cuarto grupo más importante del Parlament.

Ciudadanos ha pasado, en poco más de tres años, de ser la gran esperanza del nacionalismo español en Cataluña a caminar con paso firme hacia la irrelevancia. En los comicios de 2017 consiguió más de 1,1 millones de votos y ahora no llega a los 160.000. Ha dilapidado casi un millón de sufragios. Un descalabro que habrá que anotar en buena medida en la cuenta de Inés Arrimadas, entonces candidata que pese a ganar ni siquiera se presentó a la investidura y que a mitad de legislatura se marchó a Madrid, aunque otra parte de la responsabilidad corresponde a Albert Rivera, que dejó a Cs hundido electoralmente antes de dimitir. La anodina campaña de Carlos Carrizosa tampoco fue precisamente un acicate y Cs ve reducida su representación desde 36 a 6 diputados.

Peor aún están las cosas en el PP, que en 2010 era el tercer partido del Parlament y ahora ha quedado relegado al octavo puesto. Es cierto que obtiene unos resultados similares a los últimos comicios –entonces logró cuatro diputados y ahora tendrá tres–, pero en su caso la lectura prioritaria de la noche electoral no es en clave catalana, sino española: el temido sorpaso de Vox es ya una realidad. Pablo Casado se enfrenta a un complicado horizonte: el frente judicial que protagoniza Luis Bárcenas promete estar en ebullición los próximos meses y los resultados de Cataluña son un duro golpe para las pretensiones de Casado de reunificar a la derecha en el PP. Ahora tendrá enfrente a un Santiago Abascal que reclamará para sí el papel hegemónico en ese espacio político.

Después de dos años buscando cómo actuar frente a Vox, el PP sigue sin dar con la tecla. Lo que parece claro que no funciona es realizar discursos duros contra la ultraderecha en el Congreso, o en campaña como hizo Alejandro Fernández con cierta brillantez en los debates electorales, y pactar luego con Vox los gobiernos en Madrid o Andalucía.

Repercusiones en el congreso

Queda por ver cuáles serán los efectos de los comicios catalanes en Madrid. Una primera lectura indica que Pedro Sánchez sale reforzado, al ganar los comicios el exministro de Sanidad, mientras que Pablo Casado queda chamuscado y la derecha más partida que nunca. A ello hay que sumar que Iglesias aguanta el tirón sin sufrir un nuevo revés electoral.

Pero esa primera lectura tiene una primera sombra: tras el sorpaso de Vox, parece aún más complicado que el PP quiera llegar a pactos llamativos con el Gobierno. En Moncloa confiaban en lograr acuerdos tras las elecciones catalanas en asuntos como la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una posibilidad que ahora parece alejarse.

En todo caso, la verdadera clave está en saber qué ocurrirá con Esquerra. Es cierto que ha conseguido convertirse por primera vez en la fuerza hegemónica del independentismo, aunque con una diferencia mínima sobre Junts. Habrá que esperar a ver cómo discurren las conversaciones para presidir la Generalitat antes de anticipar si el partido de Oriol Junqueras se mantendrá como socio habitual en el Congreso del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos. Un movimiento por parte de Moncloa a favor de los presos independentistas sin duda facilitaría a ERC el mantenimiento de esa apuesta estratégica.

EL VOTO POR CIRCUNSCRIPCIONES

El análisis del voto por circunscripciones también muestra la pluralidad política catalana. El PSC ganó en Barcelona, ERC se impuso en Tarragona y Junts fue la fuerza más votada en Girona y Lleida.

El escaño más disputado fue el último de Lleida, que obtuvo el PSC con una ventaja de 644 papeletas sobre el PDeCAT. El último diputado de Barcelona fue para ERC (en disputa con la CUP), en Girona se lo llevó la CUP (en lucha con En Común Podem) y en Tarragona se lo quedó Vox (en pelea con el PP).

La ultraderecha consiguió representación en las cuatro provincias catalanas, algo que no pronosticó ninguna encuesta. En cambio, el PP sólo obtuvo escaños por Barcelona. En Comú Podem y Cs lograron diputados en Barcelona y Tarragona. Los otros cuatro partidos obtuvieron representantes en todas las circunscripciones.

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




16 Comentarios
  • Raul Raul 15/02/21 13:02

    Esta PODRIDA Y CORRUPTA España de Borbon FUGADO PUTERO CHORIZO Y LADRÓN esta PODRIDA DE FASCISMO. Los fascistas botijeros de Vox son ya imparables. Vox ha venido a despertar a LA AUTÉNTICA ESPAÑA FASCISTA NAZIONALCATÓLICA que SIEMPRE HA ESTADO AQUÍ desde julio de 1936. Cosa lógica, pues esta España de Borbon ESTA FUNDADA EN LA IMPUNIDAD DEL FASCISMO NAZIonalcatólico. En España EL FASCISMO VENCIO Y JAMAS FUE JUZGADO NI CONDENADO. Ergo, EL FASCISMO ES CONSUSTANCIAL A LA ESPAÑA DE BORBON FUGADO CHORIZO PUTERO Y LADRÓN y al PODRIDO Regimen del 78, HEREDERO DE LA PUTA ESPAÑA DE FRANCO.
    Esta España de Borbon FUGADO PUTERO CHORIZO Y LADRÓN, heredera de LA PUTA ESPAÑA DE FRANCO es IRREFORMABLE. No hay posibilidad de reforma. LOS FASCISTAS Y SUS DESCENDIENTES SIGUEN MANEJANDO LOS HILOS DE ESTE REINO BANANERO DE MIERDA. Cualquier intento de romper con la herencia del fascismo SERÁ ABORTADA CON LA FUERZA DE LAS ARMAS y si es necesario CON UN GOLPE DE ESTADO COMANDADO POR EL BORBÓN. España es IRREFORMABLE. Es UN ESTADO FALLIDO DEVORADO POR LA CORRUPCIÓN INSTITUCIONAL GENERALIZADA heredada de la dictadura fascista CON LA QUE NO HUBO RUPTURA.
    Cataluña debe seguir avanzado HACIA LA REPUBLICA indipendizada de este REINO BANANERO DE MIERDA FUNDADO EN LA IMPUNIDAD DEL FASCISMO NAZIonalcatólico.
    VISCA CATALUNYA LLIURE.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/02/21 11:31

    Una de las cuestiones que se datan mal es el papel del P de Cat. El P de Cat se articuló distinto de Junts precisamente para diferenciarse de la vía unilateral y para defender su estrategia de gobernar la realidad y eludir las confrontaciones estériles. Son dos partidos distintos. y precisamente por eso los votantes del Pde Cat no quieren Junts, porque si lo quisieran habrían votado Junts y no al l P de Cat. Si no se hubieran presentado ¿Se habrían abstenido sus votantes? ¿Habrían votado algunos al PSC? ¿Quién lo sabe?. Eso es politica ficción como la que se ha hecho en Cataluña en los últimos años. Sumar los votos en un magma independentista es hacer trampa: Pongo un ejemplo: En las últimas elecciones vascas la suma de los dos partidos independentistas El PNV y Bildu es el 67% de votos, infinitamente mas que ahora el 50,5% y sin embargo nadie los suma ¿por qué? Porque el PNV es independentista de principios, pero no unilateralista no busca la división. Y creo que los que votan al Pde Cat votan lo mismo que los que votan al PNV. ¿Por qué irían a votar ahora a Junts con quien no están de acuerdo ni sus dirigentes ni sus votantes? Es politica ficción. Es apropiación indebida en una democracia, indebida e interesada. Otra lectura podría ser que en las últimas elecciones autonómicas habrían votado 2 millones de personas al independentismo y ahora menos de 1 millón cuatroscientas mil. Tan válida como cualquier otra valoración. Tan válida y tan cierta. Pero ninguna es tan cierta como que los catalanes han votado en unas elecciones autonómicas a unos representantes que ahora tienen como primera misión formar un gobierno que tiene la obligación de gobernar, no de lanzar soflamas ni de tensar a la población, sino gobernar dentro de sus competencias la economía, la sanidad, la educación. Son unas elecciones autonómicas. La primera medida que podían hacer es hacer una nueva ley electoral que haga proporcionales los resultados entre Barcelona y las otras tres provincias y que refleje mejor la realidad catalana. Eso sería gobernar para los catalanes y la ley electoral hay que hacerla con 2/3 de los diputados. catalanes

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    2

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/02/21 11:55

      Y la otra mal reseñada es sobre el papel de las mayorías parlamentarias. La mayoría parlamentaria autonómica te da derecho a formar gobierno de la región o nacionalidad pero no te da derecho a cambiar la ley electoral (que tiene que ser por consenso de 2/3) ni a cambiar el estatuto de autonomia como norma básica de los catalanes que tiene que ser por consenso de 2/3 de los diputados catalanes) ni cambiar la Constitución española por la fuerza como intentó el totalitarismo secesionista los infaustos días del 6-7 septiembre de 2017. Ni tan siquiera te da ningun mandato sobre la posibilidad de convocar un referendum de autodeterminación. Lo que se sabe del resultado electoral es que algo mas de 1 millón trescientos mil catalanes quieren un referendum de autodeterminación. Nada más. Solo se sabe que del censo electoral de no se cuantos millones ese millón y algo más de trescientos mil quiere un referendum. Los demás se suponen que siguen las leyes democráticas, que prohíben hacer un referendum de autodeterminación si no se consigue reformar la Constitución iniciándolo por 2/3 de los congresistas del Estado. ¿Eso da derecho a hacer un referendum? NInguno ¿Eso obliga al Gobierno del Estado a seguir la consigna de ese millón trescientos mil catalanes contra los pongamos 15 millones de ciudadanos españoles votantes que saben que no es legal, ni democrático, No le obliga a nada, mas allá de hacer politica tambien con los secesionistas dialogando e intentado primero que entre los catalanes haya un consenso o un acuerdo que represente a la inmensa mayoría de ellos (no al 50%) y luego negociar con ese acuerdo con el resto de los españoles en Las Cortes generales. Así es impecablemente democrático

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/02/21 11:31

    Una de las cuestiones que se datan mal es el papel del P de Cat. El P de Cat se articuló distinto de Junts precisamente para diferenciarse de la vía unilateral y para defender su estrategia de gobernar la realidad y eludir las confrontaciones estériles. Son dos partidos distintos. y precisamente por eso los votantes del Pde Cat no quieren Junts, porque si lo quisieran habrían votado Junts y no al l P de Cat. Si no se hubieran presentado ¿Se habrían abstenido sus votantes? ¿Habrían votado algunos al PSC? ¿Quién lo sabe?. Eso es politica ficción como la que se ha hecho en Cataluña en los últimos años. Sumar los votos en un magma independentista es hacer trampa: Pongo un ejemplo: En las últimas elecciones vascas la suma de los dos partidos independentistas El PNV y Bildu es el 67% de votos, infinitamente mas que ahora el 50,5% y sin embargo nadie los suma ¿por qué? Porque el PNV es independentista de principios, pero no unilateralista no busca la división. Y creo que los que votan al Pde Cat votan lo mismo que los que votan al PNV. ¿Por qué irían a votar ahora a Junts con quien no están de acuerdo ni sus dirigentes ni sus votantes? Es politica ficción. Es apropiación indebida en una democracia, indebida e interesada. Otra lectura podría ser que en las últimas elecciones autonómicas habrían votado 2 millones de personas al independentismo y ahora menos de 1 millón cuatroscientas mil. Tan válida como cualquier otra valoración. Tan válida y tan cierta. Pero ninguna es tan cierta como que los catalanes han votado en unas elecciones autonómicas a unos representantes que ahora tienen como primera misión formar un gobierno que tiene la obligación de gobernar, no de lanzar soflamas ni de tensar a la población, sino gobernar dentro de sus competencias la economía, la sanidad, la educación. Son unas elecciones autonómicas. La primera medida que podían hacer es hacer una nueva ley electoral que haga proporcionales los resultados entre Barcelona y las otras tres provincias y que refleje mejor la realidad catalana. Eso sería gobernar para los catalanes y la ley electoral hay que hacerla con 2/3 de los diputados. catalanes

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • pentaclo pentaclo 15/02/21 11:28

    Y hay que ver con cuánto entusiasmo recibían por allí al Paquete.
    ES
    1970 Visita de Franco a Barcelona
    https://www.youtube.com/watch?v=SobVbk2w2YM

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Raul Raul 15/02/21 10:30

    El Proces SIGUE VIVO. El conflicto CONTINUA. La UNICA SALIDA es el REFERENDUM VINCULANTE DE AUTODETERMINACION y AMNISTIA. El futuro de Catalunya es LA REPUBLICA independizada de LA PODRIDA España de Borbon FUGADO PUTERO CHORIZO Y LADRON heredera de LA PUTA ESPAÑA DE FRANCO. Visca Catalunya Lliure!!!!!! La ya IMPRABLE Republica de Catalunya sera la que marque el definitivo hundimiento DEL CORRUPTO REGIMEN DEL 78 FUNDADO EN LA IMPUNIDAD DEL FASCISMO NAZIonalcatolico. CATALUNYA ha demostrado en las urnas que es MAYORITARIAMENTE REPUBLICANA E INDEPENDENTISTA.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    12

    2

    • pentaclo pentaclo 15/02/21 11:23

      Eso es el independentismo, un ataque de nervios.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

  • JJJ JJJ 15/02/21 10:30

    Si hay plena democracia en España, que se actue en consecuencia al resultado de las elecciones catalanas. Venga, demócratas del mundo, uníos!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    2

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/02/21 11:43

      La democracia plena exige es considerar estas elecciones como que son: Elecciones autonómicas, según la Constitución democrática y no considerarlo otra cosa antidemocrática. ¿Que otras consecuencias se pueden dar en una democracia plena? Pues que los representantes catalanes elijan un presidente del Gobierno autonómico y que este gobierno dentro de la democracia y sus leyes. Y si quieren puede presentar el Parlamento un proyecto de ley de Reforma Constitucional que se vería en el Parlamento español y que tendría que estar avalado por 2/3· de los diputados españoles y que sería democrático estar avalado por 2/3 de los diputados catalanes. Eso es ser plenamente democrático y no intentar aventuras antidemocraticas usando las mayorías autonómicas de cada dos o 4 años, para torcer los pies al pueblo soberano que es el español

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      4

      • JJJ JJJ 15/02/21 23:32

        Las reglas del juego fijadas (constitución) bajo el fragor cercano de sables franquistas es algo distinto al fragor que emana de la democracia, queexige adaptar las leyes a la voluntad de las gentes y pueblos libremente manifestada. Aplíquense y respeten la voluntad del pueblo catalán. Inglaterra aprendió de sus guerras históricas y violaciones y agresiones con Irlanda, y cree en los referéndums, no en las fuerzas. España no ha aprendido de Cuba, del Sáhara, de...

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Valldigna Valldigna 15/02/21 09:40

    Valldigna.Hay que abrir los ojos ya de una vez y aceptar el Referéndum.El efecto Illa era una ilusión que no corresponde con la realidad.Cataluña tiene un problema y hay que ponerse manos a la obra.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    6

  • Juan Delmundo Juan Delmundo 15/02/21 09:14

    Vengo repitiendo que, en Cataluña, si quieren "ir al grano" y atender a las necesidades de l@s catalan@s, están condenados a NEGOCIAR, NEGOCIAR y NEGOCIAR, al menos hasta que en unas elecciones consigan sumar, cualquiera de las partes o grupos, no menos del 66% de los escaños.

    ERC es la fuerza que "lógicamente" puede hacer posible una NEGOCIACIÓN SÓLIDA Y VÁLIDA para cuatro años.
    El PSC debería esforzarse hacia ERC y buscar un equilibrio SOCIALDEMOCRATA (puesto que ni ERC ni PSC son "socialistas"), que hiciera posible una co-gobernanza "SIN DERECHAS".

    Pero, me temo, lo que va a pasar es lo de siempre, ERC+JxCat+ CUP, irán a formalizar su "Frente Nacional" para seguir por la misma línea que hasta ahora: NO RESOLVER LAS NECESIDADES REALES DE LA MAYORÍA DEL PUEBLO CATALAN, o sea, los trabajadores por cuenta ajena y los autónomos.

    En fin,,,,,,,, ¡es España!,,,, ¡es Catalunya!

    Salud/ Salut/ Osasuna/ Saúde/ Salú, etc. etc. (jejeje)

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    11

    • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 15/02/21 10:03

      querido amigo Juan
      te entiendo, pero.....
      si estamos de acuerdo que Junys x Cat. es practicamente la Convergencia Democratica de Catalunya reformada, resulta que, esos dos partidos, ERC-Jxcat, son los que han gobernado la Generalitat en Catalunya desde el 1975 ,( en realidad desde el 1932 ) excepto el breve periodo de tripartit de Maragall y Montilla, y Catalunya no desapareció, ni parece que ahora lo valla a hacer.
      En fin, cuestion de gustos.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 15/02/21 08:55

    pues nada.....
    un fuerte abrazo a todos los socios y opinadores que suelen "entrar" por aquí para vapulear al independentismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    3

    • jorgeplaza jorgeplaza 15/02/21 10:49

      También Trump ganó unas elecciones y ha estado a punto de ganar otras. ¿Le da eso la razón o hace bueno a Trump de alguna manera?

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      5

  • jorgeplaza jorgeplaza 14/02/21 23:45

    Lamentable el triunfo de los secesionistas, pero previsible. Igual de previsible que el descalabro de Cs y el triunfo inútil del PSC. Todo previsible y, respecto al Gobierno catalán, lo lógico es que todo siga como hasta ahora cambiando el partido separatista al mando, que es como no cambiar nada. Veníamos de un desastre y vamos a una catástrofe, pero todo sigue más o menos igual en Cataluña. En cambio, el tremendo vapuleo de VOX al PP no significa nada en Cataluña, pero no puede dejar de tener consecuencias en la política nacional. Lo normal es que empezara esta misma noche el acoso y derribo a Casado, a quien muchos tienen que tener muchas ganas en su partido, más todavía después de lo que ha dicho que le parecía la actuación del Gobierno Rajoy en los sucesos de octubre de 2017. Si la política en España fuera más parecida a un asunto racional, Casado estaría condenado. Habrá que verlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    7

Lo más...
 
Opinión