Muros sin Fronteras

La peligrosa matrioska de Ucrania

La guerra de Ucrania no es un asunto fácil, algo que se explique como una confrontación armada entre proeuropeos que ansían democracia controlada por Bruselas (léase Berlín) y prorrusos que prefieren vivir entre oligarcas controlados por el Kremlin. Se trata de un asunto complejo que no se puede despachar en un artículo o desde la simplificación ideológica. No aspiro a sentar cátedra alguna sobre el asunto, solo apuntar algunos problemas, sugerir lecturas y links y que cada uno saque sus conclusiones.

Ante de empezar deberíamos situarnos: Ucrania es como una cebolla (o una matrioska), cada capa es un problema. Los hay ideológicos, culturales, étnicos, religiosos, geográficos, geoestratégicos e idiomáticos.

También es importante que dejemos de llamar prorrusos a los rebeldes del Este, en la región del Donbass, porque en realidad son rusos de nacionalidad, etnia y lengua que viven desde hace generaciones en Ucrania junto a los ucranianos, que antes de serlo fueron parte de Polonia y Lituania entre finales del siglo XVI y el XVIII.

La cadena CNN ha sufrido un lapsus freudiano que dice mucho de lo que bulle en el subconsciente de Washington: "EEUU está estudiando armar a las fuerzas proamericanas".

Vamos por partes. Primero, una buena ración de mapas interactivos del excelente servicio de infografía del The New York Times.

El objetivo de este texto no es incluir la última noticia de los intentos de Alemania y Francia, sobre todo, pero de la UE en general por evitar una guerra abierta entre las dos Ucranias con el peligro de escalada que eso conlleva. Uno sabe cómo empiezan las guerras por no sabe cómo pueden terminar. Rusia es una potencia nuclear; Francia, Reino Unido y EEUU, también.

Los europeos no quieren entregar armas al Gobierno de Kiev porque consideran que aún es posible un acuerdo y que las sanciones están funcionando. El nobel de la Paz Barack Obama es más impaciente; es partidario de dar al Gobierno de Ucrania armas para que aplaste a los rebeldes (pro)rusos del Este.

Este tira y afloja me recuerda a Bosnia-Herzegovina, 44 meses de mareo diplomático y cobardía política que costaron más de 100.000 vidas y dos millones de desplazados. En Ucrania llevamos 5.000 muertos, ¿o 50.000 como dicen los servicios secretos alemanes?

La historia: ¿existe Ucrania?

Este mapa de la historia de las fronteras de Europa nos dará una visión general desde el Rus de Kiev –que también alumbra lo que será Rusia a nuestros días–.

Una lectura sobre el asunto: Ukraine's fraught relationship with Russia: A brief history por Theunis Bates.

Un libro: Borderland: A Journey through the History of Ukraine de Anna Reid.

Otro texto sobre la crisis de identidad: Ukraine's Identity Crisis: Understanding the Protests and the Politics de Peter Rutland.

La ocupación nazi y el exterminio de judíos 

Un texto de 1943: Hitler's Fiasco in the Ukraine.

La matanza de Babi Yar.

Represión de Stalin: los años del hambre

Hitler vs. Stalin: Who Killed More? en The New York Review of Books.

La utilización por parte de Stalin del hambre como arma de guerra. Se llamó Holodomor.

Desaparición de las URSS

En la URSS, los ciudadanos tenían un pasaporte, el soviético, y conservaban su nacionalidad. En Ucrania convivían soviéticos de nacionalidad ucraniana y de nacionalidad rusa. Cuando desaparece la URSS, el pasaporte, los que les unía, la nacionalidad cobra importancia. Algunas lecturas:

Ukraine: One State, Two Countries?

What's the Matter With Russia? Putin and the Soviet Legacy en Foreign Affairs

La revolución naranja, Maidan y la caída de Yanukovich

Ukraine's two different revolutions por BBC

Repeating the Past: Is EuroMaidan the New Orange, or Something Else?

La complicada posición europea: Book Review: Ukraine Crisis: What It Means For The West by Andrew Wilson.

El papel de Svoboda, la extrema derecha, en este texto en The Spectator: How fascist is Ukraine's Svoboda?

La visión del Kremlin: Fascists, Fascists, Everywhere en Slate.

La cuestión económica: el gas

Ukraine Talks Tough on Russian Gas as EU Supplies More Fuel.

Russia's gas fight with Ukraine.

Gas in Ukraine. On another front por The Economist.

Los motivos de Putin

To Understand Putin, Read Orwell en Politico Magazine.

El presidente ruso solo apoyará un acuerdo, más allá de los juegos diplomáticos, si se garantizan dos cosas: autonomía para las regiones rusoparlantes de Ucrania y un pacto de seguridad con EEUU, la OTAN y la UE que satisfaga las necesidades rusas. Tras dos invasiones, la de Napoleón y Hitler, Rusia quiere garantías y territorios de por medio.

Why Putin Will Fight On in Ukraine en Bloomberg.

Why Russians Back Putin on Ukraine en The New York Times.

Además de los posibles errores europeos al forzar la situación en Maidán sin contar con Rusia, y los errores del Kremlin al saltarse las reglas no escritas de la diplomacia y regresar a la Guerra Fría, o a algo parecido, lo que sucede en Ucrania es la consecuencia de la ausencia de Europa.

La UE olvidó sus sueños políticos, quedó atrapada en las recetas del ajuste, en la frialdad de los números. Lo paga Grecia, lo pagan los Balcanes y lo paga Ucrania. No existe una voz única, tampoco unos estándares éticos de los que podamos presumir. Somos parte del mismo juego, de la misma pantomima.

Putin anuncia un alto el fuego en Ucrania

Putin anuncia un alto el fuego en Ucrania

Más sobre este tema
stats