Adiós al (aceite de) garrafón

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el real decreto por el que tendrán que usarse, en hostelería y restauración, aceiteras que no se puedan rellenar. El Gobierno ha defendido la prohibición de las aceiteras que se puedan volver a llenar para uso en hostelería pese a que la Comisión Europea, tras analizar la posibilidad de extender esa obligatoriedad a toda la UE, la desechó.

Así lo defendía en Twitter, Soraya Sáenz de Santamaría:

La medida, sin embargo, ha sido acogida con tibieza (?) por los tuiteros, que han replicado cosas como estas:

O como estos:

Facua detecta diferencias de hasta un 126% en los precios del aceite de oliva

Facua detecta diferencias de hasta un 126% en los precios del aceite de oliva

Más sobre este tema
stats