PORTADA DE MAÑANA
Ver
La bolsa o la vida: las negociaciones secretas que imponen en Europa las farmacéuticas

Reforma fiscal

Aznar vuelve a reclamar una bajada de impuestos siguiendo su modelo

José María Aznar en el Campus FAES.

infolibre

El expresidente del Gobierno y presidente de Fundación FAES, José María Aznar, ha reclamado este martes una reforma fiscal para bajar los impuestos en España, proponiendo que se tome como referencia las dos reformas fiscales realizadas cuando él gobernaba, en los años 1999 y 2003.

El político conservador ha hecho estas declaraciones en el Campus FAES durante la presentación de un informe para la reforma fiscal, que ha calificado de "ambiciosa y muy completa".

Aznar, quien se encuentra enfrentado al Gobierno de Mariano Rajoy por la subida de impuestos del actual Ejecutivo, defendió "un sistema fiscal justo, eficiente y que mejore las condiciones competitivas de la economía española".

En este sentido, defendió "una reforma fiscal amplia, profunda, que cambie muchos de los parámetros existentes y que sea útil para el crecimiento, la prosperidad, la creación de empleo y la solidaridad" Según Aznar, cuando en España se han hecho reformas fiscales con bajadas de impuestos, "los resultados han sido enormemente positivos".

"Cada vez son menos las voces que se oponen a que se debata una reforma fiscal o que niegan su necesidad", ha dicho al respecto. En este sentido, ha argumentado que en las circunstancias de la economía española, alentar la competitividad y el crecimiento por la vía de la reforma fiscal es "muy importante".

En este sentido, ha reivindicado las reformas fiscales llevadas a cabo por sus Ejecutivos en 1999 y 2003, que "es importante tenerlas como punto de referencia".

FAES propone un IRPF con tres tramos, la reducción de los tipos marginales y rebajar el tipo máximo al 40% desde el 52% actual, así como la "racionalización si no eliminación" de las deducciones que actualmente existen en este impuesto y la recuperación de los mínimos personales y familiares que se aprobaron en 1998.

Así lo ha trasladado el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, José Félix Sanz, uno de los coordinadores del informe titulado Una reforma fiscal para el crecimiento y el empleo, junto con el otro coordinador, el diputado del PP y presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso, Gabriel Elorriaga, que han defendido acometer cuanto antes la reforma fiscal.

En cuanto a las deducciones, de "muy distinta naturaleza y justificación" y que suponen la pérdida de más de "una quinta parte de la recaudación" obtenida por el impuesto, FAES pide minorar algunos de estos incentivos fiscales y reformular o anular otros. Además, apuesta por deflactar la tarifa del impuesto.

La propuesta de FAES en el IRPF pasa también por mantener un gravamen del ahorro distinto al de las rentas del trabajo, con un tipo único que podría situarse en el 25% y sin discriminar por periodo de generación de las ganancias de capital, con la única excepción del tratamiento del ahorro-previsión vinculado a la jubilación, que sí podría disfrutar de un tratamiento más favorable.

La fundación del PP también apuesta por eliminar el Impuesto de Patrimonio y por armonizar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre todas las comunidades autónomas, con un mínimo exento amplio y un tipo nunca superior al 10%. Asimismo, apuesta por mantener la exención en las herencias entre padres e hijos.

Tributación igual para todas las empresas

En el Impuesto sobre Sociedades, FAES apuesta por reducir el tipo nominal del tributo, situándolo entre el 20% y el 25%, frente al 30% actual, así como por eliminar el tratamiento fiscal más favorable para las pymes y por suprimir la deducibilidad de los intereses bancarios de que disfrutan actualmente las empresas para mantener la neutralidad con otras fuentes de financiación alternativas y para desincentivar el endeudamiento excesivo.

En general, propone eliminar la mayor parte de deducciones y bonificaciones de este impuesto y si se introduce alguna, afirma que previamente debería realizarse un estudio coste-eficiencia y, posteriormente, evaluar si efectivamente la ventaja fiscal introducida ha cumplido con su objetivo.

En materia de impuestos indirectos, la propuesta del laboratorio de ideas del PPapuesta por mantener los tipos actuales del IVA, ya que el tipo general se ha incrementado en cinco puntos en los últimos años, pero sí abre la puerta a establecer en el corto plazo la posibilidad de reducir cotizaciones sociales a cambio de elevar este impuesto, especialmente el tipo reducido.

Además, dice que es necesario revisar "con prudencia" el catálogo de bienes y servicios que actualmente tributan por IVA a un tipo distinto del general. "Existen (en el IVA) un extenso conjunto de beneficios fiscales que nos alejan de las pautas de nuestro entorno europeo", reza el documento.

En Impuestos Especiales, FAES cree que hay "margen de subida" en el impuesto que grava el consumo de carburantes y el de alcohol, y pide no exceptuar de la subida de este último al vino y a la cerveza, como ha sucedido en el último incremento aprobado por el Gobierno el pasado viernes. En tabaco, pide eliminar la "fuerte dispersión" entre el impuesto a los cigarrillos y al tabaco de picadura, y apuesta por subir el componente específico de este tributo y bajar el de ad valorem, ligado al precio.

Por otro lado, la propuesta de reforma fiscal también incluye un impuesto sobre las actividades financieras, equivalente al IVA del que ahora están exentas, antes que otro sobre las transacciones financieras, anunciado por el Gobierno español y otros países europeos, propuesta esta última que para FAES tendrá un impacto "muy negativo" sobre la economía española.

Más tasas

Por último, consideran conveniente impulsar un uso "más intenso" de las tasas y precios públicos ligados a la prestación de servicios como transportes, infraestructuras o educación superior, así como otros de ámbito local como son la recogida de basuras, saneamiento o depuración de aguas.

Rajoy desafía a sus previsiones y dice ahora que su mandato acabará con menos paro

Rajoy desafía a sus previsiones y dice ahora que su mandato acabará con menos paro

Tras presentar las líneas básicas de la propuesta, el catedrático José Félix Sanz afirmó que subir los impuestos en tiempos de crisis "deprime aún más" la economía, por lo que afirmó que las últimas subidas impositivas son un "error gravísimo que requiere enmienda". Además, indicó que tipos nominales en el IRPF superiores al 35%-40% supone perder ingresos porque se recauda menos.

De hecho, dijo que de las 19,5 millones de declaraciones de la renta que se han presentado este año, el 48% tributan a tipos superiores a esta banda, por lo que se pierden, según sus cálculos, 9.000 millones de cuota líquida que podrían ingresarse.

Sobre los impuestos indirectos, quiso desmantelar el "falso mito" de que estos tributos son regresivos, e incluso aseguró que, según diversos estudios, en España son "ligeramente progresivos y redistributivos" al tener, por ejemplo en el caso del IVA, tres tipos diferentes y por cómo se distribuye el consumo entre pobres y ricos.

Más sobre este tema
stats