Coronavirus

Los cuatro motivos que impiden afirmar que el Gobierno "engaña" con las muertes como sostiene la derecha

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la primera sesión de control al Ejecutivo celebrada en el Congreso tras la declaración del estado de alarma.

La primera sesión de control al Gobierno en pleno estado de alarma puso este miércoles negro sobre blanco la enorme distancia que separa al Gobierno del principal partido de la oposición y aleja el escenario de una reedición de los Pactos de la Moncloa. El PP hizo girar sus intervenciones en la "desconfianza" en Pedro Sánchez. Desconfianza de todo. Hasta de la cifra de muertos que a diario ofrece el Ministerio de Sanidad. No es un argumento nuevo. Los conservadores y la extrema derecha de Vox llevan más de una semana acusando al Ejecutivo de "engañar" en los trágicos balances de las víctimas del covid-19. Pero no aportan un solo dato ni varían estos ataques aunque desde el Gobierno subrayen que se limitan a seguir los patrones internacionales.

"Ustedes ni siquiera son capaces de contar a los muertos. Por lo menos, ríndales el homenaje póstumo de averiguar por qué murieron. No de qué murieron, que eso sí lo sabemos. Por qué murieron", llegó a decir la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, en su pregunta a la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero

"Es inútil pedirles que sean competentes, pero por lo menos, no nos mientan. Es un insulto a los muertos y un desprecio a los que les lloran", espetó el diputado de Vox Juan Luis Steefmann a Salvador Illa, titular de Sanidad.

El ministro defendió que el Gobierno, en este campo "ha hecho y seguirá haciendo un esfuerzo de transparencia". Pero, al mismo tiempo, exigió a las formaciones que en este tema de los "fallecimientos" sean "especialmente serios".

¿Puede decirse que el Gobierno está "mintiendo", ocultando datos de fallecidos por covid, como sostiene la derecha? infoLibre repasa las claves de la forma en la que se recopilan esos datos. 

1. Un sistema fijado por Bruselas y la OMS

El ministro de Sanidad aprovechó la respuesta al dirigente de Vox que le había preguntado por el "número real" de muertes por covid-19 para insistir, una vez más, en que su departamento no se ha inventado ninguna fórmula ni formulario para que se vayan volcando los datos de los que informa a diario.

"El Gobierno informa cada día de fallecidos, contagiados, ingresados en UCI, profesionales contagiados... toda una serie de datos que figuran en los informes que, a diario, damos a conocer", recordó. Y siguió: "España comunica la cifra de fallecidos por covid-19 conforme a los protocolos internacionales del Centro Europeo de Prevención de Enfermedades y de la Organización Mundial de la Salud (OMS)Organización Mundial de la Salud (OMS). Los comunica en tiempo y forma. En 24 horas y conforme a los formularios internacionales y comunica aquellas personas fallecidas que han sido previamente diagnosticadas por covid, como establecen los protocolos internacionales, señoría". "Esto es lo que está haciendo y seguirá haciendo España", advirtió.

Evidentemente, si el número de pruebas realizadas fuese mayor o si se contabilizase no sólo a los positivos, sino también a los sospechosos, la cifra de muertes que ofrece Sanidad a diario sería mayor. Es lo que los expertos llaman una "infranotificación" de casos. Pero, insisten en el ministerio, el protocolo es dar los datos de aquellos fallecidos en los que la causa de la muerte viene respaldado por un positivo en este virus.

El último balance de Sanidad, de este miércoles, apunta a que el número de fallecidos diarios vuelve a descender en España, registrándose 523, 44 menos que el día anterior. En el cómputo global supone 18.579 muertos en total, mientras que el número casos de personas confirmadas con el virus ha aumentó en un día, detectándose 5.092 más contagiados. Esto eleva la cifra total de afectados a los 177.633.

2. Si miente el Gobierno... mienten las comunidades autónomas

El estado de alarma llegó acompañado del mando único de Sanidad a efectos de coodinación. Pero las competencias en materia sanitaria están transferidas a las comunidades autónomas. Son ellas las que, a diario, tras recopilar los datos del avance del covid-19 en sus respectivas regiones, las que remiten al Ministerio los datos para que éste haga el cómputo global.

Con esto como base, las acusaciones al Gobierno de "ocultar" o "engañar" con los datos serían extensibles a las comunidades autónomas.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda no pasó por alto este asunto en su réplica a la portavoz del Partido Popular. "¿Qué quiere insinuar? ¿Que cuando las comunidades autónomas rinden cuentas al Ministerio de Sanidad están mintiendo? ¿Qué está tratando de insinuar?", preguntó Montero a Álvarez de Toledo

La polémica sobre las cifras de fallecidos estalló hace más de una semana a raíz de una nota del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. El tribunal alertaba de que el número de licencias de enterramiento expedidas por los registros civiles de esta región en marzo de 2020 había aumentado un 96,3 % respecto al mismo mes del año anterior

Del total de fallecidos, 3.319, en 1.921 licencias de enterramiento, el 57,9 %, se recogía como causa del fallecimiento el covid-19 o "sospecha compatible con covid-19", una cifra superior a los 774 fallecidos oficiales registrados por la estadística ofrecida por Sanidad al cierre del tercer mes del año. Esto supondría que en la contabilidad oficial faltarían por incluir 1.398 muertes. Es decir, que las muertes reales casi triplicarían los datos de fallecimientos de la región en el mes de marzo.

Desde las comunidades, no sólo las gobernadas por el PP, salieron a defender que ellos trasladan a Sanidad los datos que les pide. Y que esos datos pasan por ofrecer las muertes soló cuando vienen acompañadas de un positivo en la prueba. El balance que facilitó el Tribunal Superior incluían a los fallecidos por el covid-19, pero también a los sospechosos.

En todo caso, Justicia ha demandado a los registros civiles que envíen la información de todas las defunciones inscritas desde el 14 de marzo. 

3. Disparidad de criterios

Desde la declaración del estado de alarma, dos órdenes ministeriales instan a las comunidades autónomas a facilitar a diario una serie de datos al Ministerio. Datos que, incluso a día de hoy, no se han hecho públicos. Sanidad asegura que en cuanto la muestra de la que dispongan sea lo suficientemente homogénea, los publicarán. Este es uno de los principales problemas: la homogenización de los datos.

Este diario ha informado de que no todas las comunidades autónomas han rendido cuenta de igual forma de sus casos de fallecidos por covid-19. Por ejemplo, en Castilla-La Mancha aseguran que facilitan al ministerio, a diario, el número de muertes en residencias de mayores en aquellos casos en los que el fallecido había dado positivo en la prueba. Pero en Madrid eso no ocurrió hasta la semana pasada.

El pasado miércoles, en una entrevista concedida a TVE, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, aclaró que la cifra oficial de muertos por covid-19 en ese momento no contemplan los casos pendientes de confirmación por Sanidad mortuoria que se habían producido en las residencias

"Lo que ha faltado es que los fallecidos en residencia que todavía no estaban confirmados por Sanidad mortuoria no se han incorporado, pero se van a incorporar", explicó. Una vez se incorporen estos datos se comprobará el desfase entre las cifras ofrecidas en los últimos días y la real.

4. Las 'lagunas' del índice de mortalidad diaria

Los partidos que han hecho batalla de que el Gobierno oculta datos recurren como una de las pruebas al MoMo, una estadística del propio Ministerio de Sanidad. Las siglas responden al Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria, una herramienta que utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia. En definitiva, es un sistema de vigilancia de los excesos de mortalidad por todas las causas.

Para hacer las estimaciones se recurre a las medias históricas basadas en la mortalidad observada desde el 1 de enero 2008 hasta el año anterior a la fecha actual. En la última oleada de la que se disponen datos, con fecha del 14 de abril, la primera de las conclusiones es que en España se ha producido un exceso de mortalidad por todas las causas entre el 17 de marzo y el 13 de abril de un 65%. En ese periodo de tiempo, pues, se produjeron 20.386 muertes más que la media de los últimos años. Por alta que esté siendo la mortalidad del covid-19 no todos los fallecimientos pueden achacarse al virus.

Los expertos llaman a poner estos datos "en perspectiva", en el "contexto global" teniendo en cuenta que, por mucha incidencia que esté teniendo el covid-19, esta herramienta de monitorización recoge muertes por todo tipo de causas. No obstante, los datos que ofrece el MoMo permiten a los epidemiólogos ir tomando decisiones en función de los patrones que van marcando —se usa tradicionalmente para ver los efectos de las gripes y las olas de calor—.

El Gobierno cumple 100 días volcado en el covid-19, buscando diálogo con el PP y con sus planes para la legislatura detenidos

El Gobierno cumple 100 días volcado en el covid-19, buscando diálogo con el PP y con sus planes para la legislatura detenidos

Más sobre este tema
stats