La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Podemos

Pedro Honrubia, el arquitecto que construye el discurso de Podemos

El responsable de Argumentario de Podemos, Pedro Honrubia.

"La trama" es el concepto de moda en Podemos. Desde hace semanas, la cúpula del partido lo repite en todas su intervenciones públicas, y el pasado lunes el partido dio un paso más al poner a circular por Madrid su ya conocido "tramabús", un vehículo decorado con caricaturas de miembros de este supuesto entramado como Esperanza Aguirre, Juan Miguel Villar Mir o Miguel Blesa. La cara más visible a la hora de explicar este concepto es la del sociólogo Rubén Juste, autor del libro Ibex 35: una historia herética del poder en España, pero tras su utilización en el discurso de Podemos se encuentra el equipo liderado por el que, desde el triunfo del pablismo en Vistalegre II, es el responsable de Argumentario del partido: Pedro Honrubia.

El secretario general, Pablo Iglesias; la portavoz en el Congreso, Irene Montero, o el secretario de Organización, Pablo Echenique, son los rostros que habitualmente aparecen en los medios de comunicación exponiendo las ideas de Podemos. No obstante, entre bastidores se encuentra un equipo mucho más desconocido pero vital a la hora de generar el discurso del partido morado. Hasta el congreso de Vistalegre, la secretaría de Argumentario estaba coordinada por el errejonista Jorge Moruno, pero desde entonces es Honrubia el responsable del área que se encarga de preparar las intervenciones en medios y el mensaje que difunde (y, especialmente, cómo lo difunde) Podemos.

Honrubia no es un recién llegado a estas tareas. De hecho, desde que se creó en enero de 2016, forma parte de la Unidad de Análisis de la Secretaría General de Podemos, un equipo que trabaja directamente con Iglesias proporcionándole argumentarios propios, monitorizando sus apariciones en los medios y diseñando estrategias específicamente para él. La creación de este equipo fue en su día muy polémica, ya que el sector errejonista entendía que Iglesias había conformado un equipo propio de fieles con el fin de puentear la estrategia discursiva elaborada por Moruno.

Las diferencias entre los sectores se hicieron cada vez más evidentes según se acercaba Vistalegre II. Pero, una vez pasado el congreso, la victoria de las tesis de Iglesias ha eliminado la divergencia entre los asesores del secretario general y el equipo de Argumentario, que ahora coordinan las mismas personas. Además de ser el nuevo responsable del área, Honrubia sigue formando parte de la Unidad de Análisis, y colaboradores suyos como Beto Vázquez, Luis Juberías o Laura Arroyo también compaginan su labor en ambos departamentos. El que era el equipo ideológico de confianza del secretario general se ha convertido en el grupo que marca la línea a seguir por todo el partido. Y ese mensaje gira hoy en torno a un concepto clave: la trama.

"La idea del tramabús surge de una lluvia de ideas para buscar la manera de explicarle a toda la ciudadanía qué es la trama, quién la conforma y cómo condiciona las políticas que afectan a su vida diaria", explican fuentes del partido. A la hora de llenar de contenido los recorridos del vehículo y lo que cuentan los portavoces que van dentro del mismo cada día es dónde entra la secretaría de Argumentario, que se encarga de diseñar el discurso de cada día y hacer que quede englobado "dentro de un mismo relato".

"Nuestra idea es introducir el concepto de 'trama' en el debate político, para hacer ver que existe una red de relaciones de poder entre privilegiados que afecta al día a día de la gente", explica a infoLibre el propio Honrubia, que señala que "no se trata de señalar una cosa que se conoce desde hace mucho tiempo, como son los casos de corrupción, sino de explicar cómo se vinculan a la vida cotidiana". "No se trata de un proyecto a corto plazo, sino que es un proyecto que desarrollaremos durante toda la legislatura, porque para situarnos como una alternativa es necesario crear un escenario discursivo previo", sostiene el dirigente.

La idea de Honrubia y su equipo pasa por tratar de situarse en el imaginario colectivo como el único actor enfrentado a un sistema en descomposición. "Estamos convencidos de que nos encontramos en un momento de excepcionalidad, y lo que toca ahora es ser rupturistas", sostiene uno de sus colaboradores, mientras el propio Honrubia asegura que su actividad parte de "negar que exista esa normalidad que se nos está intentando vender, por la cual la corrupción estaría amortizada y la población estaría cansada y despolitizada tras dos elecciones".

Precisamente esas son las tesis con las que Iglesias y su equipo se impusieron en Vistalegre II. En el congreso, Honrubia fue uno de los principales ideólogos de la propuesta política del pablismo, que incluso defendió en debates públicos como el que se celebró entre las principales corrientes semanas antes de las primarias. Su planteamiento, y el de Iglesias, se basa en la confrontación con el "régimen del 78" que sustentan, a su juicio, PP, PSOE y Ciudadanos, porque para Honrubia el objetivo no es sólo gobernar expulsando al PP del Ejecutivo, sino oponerse a todo un "bloque restaurador" cuya máxima aspiración, a su juicio, es evitar que Podemos alcance el poder.

Podemos baraja varias opciones para desalojar a Cifuentes del Gobierno de Madrid

Podemos baraja varias opciones para desalojar a Cifuentes del Gobierno de Madrid

La hoja de ruta política defendida por Honrubia tiene un aroma a la teoría de las dos orillas defendida en los 90 por el entonces líder de IU, Julio Anguita, y quien fue su mano derecha, Manuel Monereo, hoy diputado de Unidos Podemos en el Congreso por Córdoba y una de las voces a las que escucha con mayor atención la cúpula del partido morado. No obstante, Honrubia no ejerce ningún cargo público: se presentó en el quinto puesto de la candidatura por Granada en las elecciones del 20D sin obtener escaño, y el 26J no concurrió a los comicios para centrarse en asesorar a Iglesias.

Es precisamente en Granada donde el ahora secretario de Argumentario comenzó su militancia en Podemos, aunque ya era un viejo conocido de las organizaciones de izquierdas de la comunidad y es desde hace años militante del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). De hecho, Honrubia consiguió ser candidato para las generales del 20D presentándose dentro de la lista Utopía y Dignidad, la que impulsó la Candidatura Unitaria de Trabajadores (CUT) de Diego Cañamero, quien logró su acta de parlamentario por Jaén el 26J.

Honrubia sigue, además, escribiendo en la web Kaosenlared, del que es miembro del colectivo editorial. Allí, desde la aparición de Podemos, el dirigente ha hecho públicas sus apreciaciones sobre el rumbo del partido, y en ese portal también ha escrito artículos junto a otros asesores de Iglesias, miembros ahora del equipo de Argumentario. "Apostamos, pues,  por ser oposición al régimen del 78 en su conjunto, azote de quienes han gobernado para unas élites privilegiadas [...] y no solo mera oposición institucional al PP mano a mano con el PSOE", señalaban en un artículo de diciembre Honrubia y tres de sus compañeros. En octubre, el título de otro escrito señalaba a las claras cuál es la visión del nuevo arquitecto del discurso de Podemos: "'No habrá paz para los enemigos del régimen', o del porqué el 'volver a las calles' es una necesidad".

Más sobre este tema
stats