PORTADA DE MAÑANA
Ver
La bolsa o la vida: las negociaciones secretas que imponen en Europa las farmacéuticas

Redes sociales

Políticos españoles en Twitter: entre la inmadurez y la irrelevancia

Cantó califica de “fascismo lingüístico” la inmersión y la compara con la pederastia

Ibon Uría

Toni Cantó ha vuelto a incendiar en Twitter este martes. El diputado de UPyD en el Congreso ha sorprendido en esta ocasión con una peculiar imitación de la dicción de Mariano Rajoy: "No queríaish comparecencia? Puesh osh la voy a poner el día uno d agoshto, a ver como osh lo montáish con vuestrash familiash", ha escrito. Poco después, Cantó ha decidido rectificar y pedir disculpas ante el aluvión de comentarios del resto de usuarios: "Siento la imitación de antes. La verdad es que no procedía".

No es la primera incursión de Cantó en los Trending Topic, el listado de temas más comentados del momento. En su cuenta de Twitter el parlamentario ha anunciado con cinco años de retraso la muerte del padre del LSD, ha difundido datos falsos sobre la violencia de género y ha preguntado indignado si Arnaldo Otegi tuiteaba desde prisión, entre otros episodios.

Cantó es, en la red, uno de esos políticos que llaman la atención. Francesc Pujol, autor del informe influyenTTes, doctor en Economía Política y profesor de la Universidad de Navarra, explica: "Cantó ofrece una imagen sorprendente en cuanto a su comunicación política. Cabría preguntarse por qué no cuida más sus actuaciones y por qué se deja llevar así".

Aunque hay excepciones, Pujol sostiene que sorprende la escasa influencia práctica del conjunto de políticos españoles en Twitter. A pesar de que el 27% de Trending Topics está relacionado con temas de actualidad y que más de una de cada cinco conversaciones pertenece al ámbito de la política, sólo hay un político entre las 50 cuentas más influyentes en España: se trata de Alberto Garzón, de Izquierda Unida. 

El motivo de esta limitado alcance de los tuits de los representantes públicos es, según Antonio Delgado, analista de tendencias especializado en tecnología y medios, que los políticos "usan Twitter soltando mensajes y discursos vacíos. Sus mensajes parecen impostados, de cartón piedra". "Lo emplean como cualquier otra herramienta de comunicación, no aprovechan la fluidez que la red permite a la hora de charlar con el resto de usuarios y eso denota una cosa: muchos empiezan a usar Twitter porque el Congreso les da un iPhone. Hay mucho analfabetismo digital", explica.

Emma Cid, directora de comunicación corporativa y gubernamental de la consultora Torres y Carrera, también ha analizado la cuestión y coincide en que los cargos públicos "quieren estar ahí, pero no saben cómo". En un artículo reciente, destaca además que la mayoría de políticos no han unido a la red social hasta 2010 o 2011, algo que considera un error: "Las redes son una oportunidad para ellos, y más ahora que existe una sensación de lejanía entre los dirigentes y la ciudadanía", comenta.

Cid divide a los políticos tuiteros en dos grupos. En el primero, están los políticos que más errores cometen: "Son quienes no han interiorizado que una declaración en Twitter tiene el mismo valor que en un medio de comunicación tradicional y hablan como si estuvieran con sus amigos, suelen ser cargos sin demasiada responsabilidad", dice. En el segundo, "los que tienen equipos que gestionan sus perfiles y se miden mucho más". Su principal defecto, indica, es que "suelen desaprovechar la oportunidad de acercarse a los ciudadanos, de explicar, debatir y contestar".

Entonces, ¿cuál es la clave del éxito en la red? "Manejar el arte de la conversación, acertar con el tono y cuidar la marca personal", apunta Pujol, que añade: "La marca personal debe estar dotada de coherencia. Un político no humorista ni periodista, y no puede perder las reglas básicas de respeto, educación o equilibrio". Por eso, dice que no se entienden comentarios despectivos como el de Elena Valenciano sobre el futbolista Ribery: "Es sorprendente la falta de madurez de los políticos", concluye.

Errar es humano

Por último, cabe preguntarse qué hay que hacer cuando se publica un mensaje desafortunado. Los expertos consultados explican que, en cuentas con un buen número de seguidores, de nada sirve borrar el tuit y hacer como si nada hubiera ocurrido: "Alguien ya habrá guardado un pantallazo y eso se redistribuye", dice Cid. Mejor remedio es "hacer lo que Toni Cantó", asegura Delgado: "Cuando te equivocas lo honesto es reconocerlo y pedir disculpas".

Una vez asumido la equivocación, queda un posible paso final: borrar o no la prueba del delito. Delgado cree que "lo mejor es eliminarlo, para evitar que el contenido se siga difundiendo y haya gente que lo vea sin observar la posterior corrección". Pujol es de la misma opinión: "Lo que daña la marca personal es borrarlo como si nada, pero no comparto esa regla de oro no escrita que dice que jamás hay que borrar un tuit. Un político debería eliminar los mensajes que haya publicado y ensucien la conversación social", sentencia.

Nueve errores de políticos en Twitter

1. Fátima Báñez y bubble shooter adventures

bubble shooter adventures

"¡Obtuve 5390 puntos en Bubble Shooter Adventures! ¿Puedes mejorarlo?" fue el mensaje que publicó la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en su cuenta, en junio de 2012. Ante las numerosas reacciones del resto de internautas, el equipo de Báñez achacó el error a "una travesura infantil", borró el mensaje en cuestión y poco después eliminó la cuenta.

2. Elena Valenciano y Ribery

También en junio de 2012, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, no pudo evitar hacer un comentario sobre el futbolista francés Frank Ribery durante un partido. Tras aclararle varios tuiteros que el jugador tiene cicatrices en el rostro a consecuencia de un accidente que sufrió cuando tenía dos años, Valenciano rectificó en una serie de tres mensajes: "No lo sabía", "Bueno, retiro lo de Ribery", "Pido disculpas por mi comentario estúpido. Ha sido el calor del partido pero he hecho mal", dijo. La dirigente socialista abandonó Twitter meses después, en enero de 2013, cuando denunció amenazas e insultos hacia sus hijos.

3. Toni Cantó y el padre del LSD

El diputado de UPyD, Toni Cantó, se enteró tarde de la noticia de la muerte de Albert Hofmann, el químico padre de el LSD. Concretamente, y a juzgar por su tuit del 30 de abril, Cantó llegó con cinco años de retraso a la noticia, ocurrida en 2008. Más de 1.700 usuarios republicaron el mensaje de Cantó, que fue víctima de numerosas burlas.

4. Toni Cantó y Arnaldo Otegi

El perfil en Twitter de Arnaldo Otegi, actualmente en prisión, se actualiza periódicamente. Toni Cantó creyó que podía deberse a alguna clase de privilegio penitenciario obtenido por Otegi y no se lo pensó dos veces antes de lanzar la pregunta a la red. Los presos no tienen acceso a internet y, en realidad, es el entorno de Otegi quien se encarga de publicar mensajes en su perfil. Antes las críticas que recibió, Cantó replicó poco después del primer mensaje: "Luego no os quejéis si algún político no pone en su bio que su cuenta está manejada por un tercero...".

5. Toni Cantó y la violencia de género

La relacionada con la violencia de género es, problemente, la polémica en Twitter que más disgustos le ha causado a Toni Cantó. De hecho, sus afirmaciones llevaron a PSOE, CiU e Izquierda Plural a pedir su reprobación en la Comisión de Igualdad del Congreso, en la que Cantó es portavoz de UPyD. El PP, por su parte, rechazó pedir su reprobación formal, aunque también reprochó al diputado haber publicado este mensaje:

Finalmente, Cantó mantuvo su puesto en la Comsión y reiteró en sus disculpas. Por su parte, Rosa Díez, líder de UPyD, aceptó su rectificación y manifestó: "Es un buen diputado que lo está haciendo muy bien y tiene toda la confianza".

6. Toni Cantó y el déficit de Canal Nou

Otras polémicas en las que se ha visto envuelto Toni Cantó estuvo relacionada con el déficit de Canal Nou. Cantó publicó un vídeo en el que se observa como un misil destruye las instalaciones de la cadena junto al siguiente comentario:

Tras exigirle la dirección de la cadena una disculpa por mostrar "su desprecio por el trabajo de los profesionales" de la empresa, Cantó aclaró que sólo se había tratado de una broma.

7. Carlos Floriano y la doble negación

El vicesecretario de organización del PP, Carlos Floriano, y el equipo que maneja su perfil en Twitter, se armó un pequeño lío al intentar desmentir la presunta financiación ilegal de su partido y el supuesto cobro de sobresueldos irregulares. Floriano negó en dos ocasiones en la misma oración... y el resultado fue un mensaje que dice lo contrario de lo que se pretendía, y que requirió de una aclaración en la cuenta oficial del PP:

8. Sigfrid Soria y los perroflautas

Pedro Sánchez descubre 23.000 seguidores falsos en su cuenta de Twitter

Pedro Sánchez descubre 23.000 seguidores falsos en su cuenta de Twitter

El exdiputado del PP canario, Sigfrid Soria, quiso opinar en Twitter sobre los escraches y se mostró cada vez más violento en abril de este año:

Por estas afirmaciones, en las que se ratificó en una intervención en la Cadena SER, Soria fue apartado del partido según recoge un comunicado del partido: "El Partido Popular de Canarias condena categóricamente las manifestaciones públicas de Sigfrid Soria que no representan en modo alguno el pensamiento y la conducta de nuestra organización", insiste el escrito. Soria sigue publicando mensajes en Twitter con asiduidad.9. La 'marca España' y Cataluña

Juan Carlos Gafo, directivo de 'marca España', ha sido destituido recientemente por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo. ¿Su error? Publicar el siguiente mensaje en su perfil de Twitter: "Catalanes de mierda, no se merecen nada". Gafo insultó así a los catalanes después de escucharse pitos al himno español durante los mundiales de natación en Barcelona. A pesar de sus reiteradas disculpas en sucesivos mensajes, Gafo ya ha abandonado su cargo.

Más sobre este tema
stats