PSOE

El PSOE consultará a sus bases si quiere hacer presidente a un candidato que no sea el suyo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a la presidenta del partido, Cristina Narbona.

Tras la ruptura interna que provocó la abstención para hacer presidente del Gobierno a Mariano Rajoy, el PSOE quiere evitar a toda costa una situación similar. Por ello, la dirección de los socialistas propondrá al Comité Federal –su máximo órgano entre congresos– un nuevo reglamento del partido en el que se establezca la obligatoriedad de consultar a la militancia cuando el PSOE se plantee apoyar la investidura para presidente de un candidato no socialista. Asimismo, también será obligatorio que el PSOE consulte a sus afiliados cualquier pacto con otro partido tras unas elecciones.

Previsiblemente, el Comité Federal del próximo sábado aprobará el reglamento que desarrolla los posicionamientos que defendió el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante el congreso que lo aupó de nuevo al liderazgo del partido el año pasado. Este lunes, la ejecutiva de la formación aprobó el borrador del texto, y el encargado de presentarlo fue el secretario de Organización, José Luis Ábalos, que concretó que las dos nuevas consultas obligatorias a la militancia –para investir a un candidato no socialista y sobre pactos poselectorales– serán vinculantes para la dirección del PSOE.

También se establece en el nuevo reglamento la obligatoriedad de que los secretarios generales de todos los niveles –federal, autonómico, provincial y local– sean elegidos a través de elecciones primarias, a las que podrán presentarse tanto militantes como simpatizantes del PSOE y que funcionarán con un sistema de doble vuelta. Si se presentan más de dos candidatos y ninguno supera el 50% de los votos en la primera elección, los dos más votados pasarán a una segunda votación que será definitiva.

Además, afirmó Ábalos, el número de avales necesario para presentarse a un proceso interno queda rebajado sustancialmente: hará falta el 1% de las firmas de todos los militantes para concurrir a unas primarias federales y un 5% para las municipales. Y hay otra novedad: cuando un cargo orgánico se presente a un proceso de primarias, dejará de ejercer sus funciones dentro del partido hasta que se produzca la votación.

Según el nuevo reglamento, los números uno de las listas del PSOE a todos los niveles también se escogerán por primarias si el partido no gobierna en ese ámbito territorial. No obstante, si los socialistas sí tienen la vara de mando, el presidente o alcalde será el candidato a las siguientes elecciones sin primarias, salvo que un porcentaje de la dirección territorial –o federal, en el caso de la Presidencia del Gobierno– exija lo contrario. En este supuesto, un presidente del Gobierno solo se sometería a primarias si lo exigiera el 30% del Comité Federal; un presidente de comunidad autónoma lo haría si lo solicitase el 40% de su comité regional, y un alcalde, si lo pidiera la mitad de su dirección local.

EL PSOE consagra sin oposición interna la democratización de las grandes decisiones del partido

EL PSOE consagra sin oposición interna la democratización de las grandes decisiones del partido

Más sobre este tema
stats