Congreso de los Diputados

Sánchez anuncia un paquete de ayudas de 11.000 millones para empresas, pymes y autónomos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el pleno de este miércoles en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció este miércoles en el Congreso de los Diputados en cumplimiento del artículo 14 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el covid-19 para dar cuenta de los datos y gestiones del Gobierno en relación a la aplicación del mismo.

El estado de alarma decretado en octubre estará en vigor hasta el 9 de mayo y el presidente insistió en que "ante cualquier evolución del virus", el Gobierno tomará medidas junto con las comunidades autónomas, que son ahora las autoridades delegadas. En un principio, el Ejecutivo se ofreció a una revisión de esta herramienta excepcional hacia el 9 de marzo, pero, salvo cambios de última hora, en la Moncloa abogan por no relajar las medidas en un momento en el que se están rebajando los efectos de la tercera ola y se quiere evitar la entrada con fuerza en una cuarta.

Pedro Sánchez se reservó el anuncio para los primeros minutos de su intervención. Según informó, en las próximas semanas, el Gobierno pondrá en marcha un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros para empresas, pymes y para trabajadores autónomos. "No solamente queremos salvar empresas, sino reforzarlas", resumió. El grueso de este paquete serán transferencias directas.

Se trata, destacó, "una cantidad importante de recursos para seguir apoyando a sectores que eran competitivos antes de la pandemia" y que ahora estén teniendo muchas dificultades. Es el caso del turismo, el comercio, la hostelería, citó.

Como ya ha repetido en las últimas semanas, Sánchez expresó su convencimiento de que 2021 será el año de la vacunación y de la recuperación económica.

En su intervención, que arrancó a las 9.00, el jefe del Ejecutivo admitió que la desescalada durante la primera ola se inició "demasiado rápido" y pidió no bajar la guardia ante la llegada de la vacuna.

La situación de España sigue siendo grave, pero la tendencia es a la baja gracias a las medidas tomadas", añadió.

De forma paralela al control de la crisis sanitaria, Sánchez verbalizó que nos acercamos "a la recuperación" económica. Para este proceso, puso el foco en la importancia de los fondos europeos: 140.000 millones para España los próximos seis años, de los que 80.000 se desplegarán los próximos tres años en forma de ayudas directas.

El propósito del Gobierno, dijo, es "crecer transformando". Lograr una España "más digital, más sostenible, más cohesionada, más justa y más feminista".

La petición de unidad fue el hilo conductor del discurso del presidente: "Necesitamos la energía de todos. Sobra el odio de cualquiera. Todo es posible desde la unidad y nada se construye desde la división y el rencor", cerraría su primera intervención.

Echenique pide medidas "valientes"

Por parte de Unidas Podemos, la otra formación integrante del Gobierno de coalición, tomó la palabra su portavoz parlamentario, Pablo Echenique.

Antes de advertir a Sánchez de que en frente no hay "nada", en alusión a la equivocación que, a ojos de Unidas Podemos, supondría que los socialistas dirigieran la mirada a PP o Ciudadanos, pidió que no se hable de "salvar la Semana Santa". Porque su juicio eso lleva a una cuarta ola y, por ende, más fallecidos y más cierres de negocios.

En un momento de tensiones evidentes en el seno de la coalición, Echenique pidió a Sánchez asumir el debate sobre las diferencias entre los socios de gobierno para adoptar medidas "valientes" acordadas para esta legislatura, como intervenir el mercado del alquiler o derogar la reforma laboral.

Réplicas a los grupos

Una vez escuchadas las intervenciones de todos los grupos, el jefe del Ejecutivo subió a la tribuna para dar réplica a los diferentes portavoces.

Sánchez arrancó condenando la violencia de las protestas callejeras en el marco de las concentraciones en apoyo del rapero Pablo Hasél y aseguró que será el Gobierno quien regule la reforma de los delitos de opinión, enfriando así la proposición de ley que registró Unidas Podemos antes de las elecciones catalanas con idea de acelerar su tramitación.

A partir de ahí, gran parte de su respuesta estuvo encaminada en denunciar el entendimiento de PP y Cs con la extrema derecha de Vox.

Sánchez les señaló que el partido liderado por Santiago Abascal "es una amenaza real para la democracia española". "Más real que las fantasías que ustedes se inventan para intentar deslegitimar al Gobierno", añadió.

También respondió a Echenique con esa frase ya típica en el repertorio del presidente, la de que "la experiencia es la madre de la ciencia".

Sánchez pidió a Unidas Podemos que no pierdan de vista que hay combinar "las exigencias con el realismo" y que tiempo habrá a lo largo de la legislatura para ir legislando con el pacto de coalición como guía.

En todo caso, trasladó a sus socios que, a su juicio, es importante "reducir un poco los decibelios".

Tras la comparencia, control al Gobierno

Tras este pleno monográfico sobre el covid-19 arrancará la sesión de control al Gobierno, en la que se formularán las preguntas y las interpelaciones urgentes registradas por los grupos parlamentarios y dirigidas a los miembros del Ejecutivo.

Podemos reclama que el Gobierno dedique 8.000 millones a ayudas directas a empresas dentro del fondo que anunció Sánchez

Podemos reclama que el Gobierno dedique 8.000 millones a ayudas directas a empresas dentro del fondo que anunció Sánchez

Más sobre este tema
stats