21D | Elecciones en Cataluña

Tres gobiernos socialistas reciben con desconfianza la propuesta del PSC de exigir quitas de deuda autonómica

Pedro Sánchez y Miquel Iceta en un acto de la Internacional Socialista en Barcelona.

La propuesta del candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Miquel Iceta, de reclamar una quita de deuda para las comunidades autónomas con el argumento de que Cataluña y otros territorios han realizado “un esfuerzo excesivo” para intentar reducir su déficit fue recibida este miércoles por barones de su partido con expresiones a medio camino entre el rechazo y la desconfianza.

“Cuando el Estado ha pedido una reducción del déficit de las comunidades autónomas tan fuerte ha olvidado que son las que pagan servicios tan importantes como la sanidad y la educación”, enfatizó Iceta en una entrevista emitida por la cadena COPE, propiedad de la iglesia católica.

Las autonomías que se han endeudado por la “injusta” reducción del déficit deben ser compensadas, aunque también admitió que debe tenerse en cuenta si también se han endeudado por decisiones equivocadas de sus gobiernos. “Hay gastos que difícilmente se pueden reducir y otros que sí, y en este caso creo que la Generalitat se ha excedido en el gasto de su presencia exterior”, expuso el candidato del PSC a modo de ejemplo.

La propuesta del PSC se sitúa en el marco de la revisión pendiente del sistema de financiación, en la que propone entre otras cosas negociar una quita de deuda. “Hay que lograr la sostenibilidad de las finanzas autonómicas, recuperar la plena autonomía y la corresponsabilidad financiera de las comunidades”, defiende el programa de Iceta. Y eso “requiere un alivio de la deuda. La propuesta es una condonación por parte del Estado de una parte de la deuda y una posible reestructuración en algunos casos”.

La respuesta de otras comunidades autónomas no se hizo esperar. La más tajante fue la vicepresidenta de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, que rechazó abiertamente el compromiso electoral del PSC y defendió que “las deudas deben pagarse, en condiciones asumibles”. “En ningún caso” está de acuerdo con con una condonación.

“Las deudas, y más con las lecciones que deberíamos haber aprendido de la crisis, que creo que no las hemos aprendido del todo, deben pagarse, deben pagarse en unas condiciones asumibles”, defendió la número dos de Guillermo Fernández Vara. “Hablar en este momento de perdón de la deuda” es “un error político, un error de concepto”. La Junta de Extremadura “defiende que en ningún caso se condone la deuda ni se incluya en los parámetros del nuevo modelo de financiación autonómica” ya que, entre otras cosas, se parte “en condiciones de estricta desigualdad". Si se busca “hablar seriamente de estabilidad presupuestaria”, argumentó, “no podemos hablar de trampas como la condonación de la deuda”.

El PSOE andaluz, por su parte, defendió que cualquier medida de este tipo debe tomarse “con carácter universal” . El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, advirtió inmediatamente que “si alguien está planteando condonar la deuda a las comunidades que han sido cumplidoras con el déficit, a la cabeza de esa situación está Andalucía, que es una comunidad cumplidora con los objetivos de déficit y con menor endeudamiento del conjunto del sistema”.

Javier Fernández, presidente de Asturias, exigió en una entrevista radiofónica en la que fue interpelado por la demanda de Iceta que ese debate se desarrolle en un “marco multilateral” dentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera. “No admito que nadie lleve ventaja en esto”, subrayó, anticipando su oposición a una hipotéticas negociación bilateral entre Cataluña y el Gobierno de España.

Las de Extremadura, Andalucía y Asturias no fueron las únicas voces críticas con la propuesta del PSC. El exministro socialista Miguel Sebastián aseguró en un acto en Las Palmas que una quita de deuda no tiene "demasiada lógica" en estos momentos.

Rivera culpa a los socialistas

En contra también se pronunció el líder del Ciudadanos, Albert Rivera, para quien Iceta lo que está haciendo es pedir “que la mitad de la deuda de los malos gestores del tripartito la pague el conjunto de los españoles de sus impuestos, y eso no tiene mucho sentido”. Según sus cálculos, fueron los gobiernos de Pasqual Maragall y de José Montilla los que acumularon una deuda pública de 32.000 millones de euros.

En opinión de Rivera, “cualquier flexibilización del déficit” que se haga “tiene que ser para todas las comunidades autónomas, no solo para aquellas que se han gastado mal el dinero”.

En apoyo de Iceta sí se ha pronunciado el candidato de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, favorable a una condonación siempre que vaya más allá de un cuarto de la deuda total.

No se pronunció, en cambio, Ximo Puig, presidente de la Comunitat Valenciana y y conocido partidario de las quitas de deuda como fórmula para aliviar la delicada situación de las cuentas de su administración.

La deuda por comunidades

En estos momentos, según las últimas cifras oficiales publicadas por el Banco de España en septiembre, Cataluña encabeza las cifras de deuda por comunidades autónomas con 76.727 millones de euros. En segundo lugar está la Comunitat Valenciana (44.975 millones), seguida de Andalucía (33.961 millones) y Madrid (32.555 millones). Estos cuatro territorios concentran dos tercios de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos, una suma que, además, se ha incrementado en relación con el primer trimestre.

La lista de las comunidades más endeudadas prosigue con Castilla-La Mancha (14.260 millones), Galicia (11.363 millones), Castilla y León (11.378 millones), País Vasco (10.791 millones), Illes Balears (8.954 millones) y Murcia (8.681 millones).

Cierran la tabla, en cifras absolutas, Aragón (7.857 millones), Canarias (7.291 millones), Asturias (4.370 millones), Extremadura (4.333 millones), Navarra (3.767 millones), Cantabria (3.045 millones) y La Rioja (1.597 millones).

Si nos fijamos en el porcentaje de deuda en proporción a la riqueza (PIB), la Comunitat Valenciana, con un endeudamiento del 41,9%, pasa al primer lugar, por delante de Castilla-La Mancha (36,7%) y de Cataluña (35,4%). Al final de la lista están la Comunidad de Madrid (15,1% del PIB), País Vasco (15,3%) y Canarias (16,8%).

Vara considera que la creación de una Hacienda catalana se debe decidir entre todos y Cs cree que restaría eficacia

Vara considera que la creación de una Hacienda catalana se debe decidir entre todos y Cs cree que restaría eficacia

Más sobre este tema
stats