Cómo lo ve

Peridis: "Echo en falta más sentido del humor en los políticos"

No se puede escribir una historia del periodismo español desde la Transición hasta nuestros días sin detenerse en la figura de José María Pérez Peridis Peridis (Cabezón de Liébana, Cantabria 1941). Como humorista gráfico, su larga trayectoria va unida a la del diario El País desde su fundación en 1977. Además de ejercer como arquitecto ha impulsado y colaborado con multitud de iniciativas, casi siempre unidas al activismo social. La última de ellas, de la que habla con satisfacción, es la creación de una plataforma ciudadana dedicada a la autoformación y la búsqueda de empleo.

Desde la Transición hasta hoy

"Hay una diferencia fundamental en la política. Entonces, los políticos hacían política sin red. Lo que hacían tenía riesgo y era muy importante para España. Pasar de la dictadura a la democracia sin violencia fue una proeza. Los políticos ahora tienen red. Europa es una protección y hay mucho ya hecho. Entonces estaba por hacer el edificio. En la Transición había pocos periódicos, que habían surgido en esa época, y una o dos televisiones. Además, también estaban empezando nuevas emisoras de radio. Estaba todo por hacer. Ahora hay más competencia y han entrado las redes sociales. Como diría un experto, hay más barullo. Lo que hay es mucho ruido ambiente y quizás faltan periódicos, emisoras y televisiones que tengan una gran credibilidad y que ayuden a vertebrar la sociedad".

La evolución del periodismo

"Yo empecé en el Informaciones en el año 1973. Va a hacer cincuenta años. Gobernaba Franco. Un día, dejé un dibujo hecho donde estaban los líderes que yo conocía en la Transición: Carrillo, Tierno Galván, Ruiz-Giménez,... Al día siguiente, cuando compré el periódico, estaba borroso Carrillo. Fui al periódico y pregunté: "¿Qué ha pasado?". Y me dijeron: "¡Que le han dado un martillazo a Carrillo!". El dibujo se les coló y cuando tuvieron las primeras pruebas, vieron lo que había salido, en contra de las instrucciones del régimen y, entonces, le dieron un martillazo en la rotativa a la teja que reproducía la imagen de Santiago Carrillo. Le dieron con el martillo, no con la hoz".

Sentido del humor en España

"La sociedad es distinta y el humor es distinto y los agentes del humor son distintos. Hace cuarenta o cincuenta años, el humor estaba en unos pocos periódicos —incluso algunos de humor—, que han desaparecido, y ahora el humor está por todas partes. Creo que la sociedad española tiene sentido del humor y los políticos, algunos, también. Yo echo en falta más sentido del humor en los políticos".

Redes sociales

"No ejerzo. Estoy tan ocupado que no tengo tiempo ni puedo entrar en redes sociales, porque si eres una persona conocida o acribillas o te acribillan. Y como yo no soy de disparar ni de que me disparen, pues quiero dormir tranquilo. Hace poco, me dijeron: "Has sido trending topic". Yo no sabía lo que era trending topic y es que había hecho una caricatura de Cataluña, donde, después del atentado aquel horroroso que hubo, una víctima decía: "Dentro de dos días se olvidan de nosotros y siguen con el procés". Y todos los del procés se dieron por aludidos y empezaron a lanzar mensajes en las redes. No leí nada de aquello, pero me lo decían: ¡Uy! ¡La que has armado!".

Polarización y extremismo

"Creo que la polarización, en gran medida, es un montaje para atraer la atención en un período que no es un período electoral. Es un período de política normal, una legislatura más. ¿Hay más crispación que otras veces? ¿No la hay? ¿Sí la hay? No lo sé, pero lo que sí se produce, a mi modo de ver, es que viene de la política a la sociedad. La sociedad no está crispada en estos momentos. Los partidos clásicos tradicionales no están muy boyantes que digamos. Han dado paso a otras formaciones que, en el caso de Ciudadanos, por ejemplo, no supieron hacer un gobierno 'a la alemana' de liberales y socialdemócratas. Considero que a lo que tenemos que tender es a soluciones de centro-derecha, de centro-izquierda, pero alejarnos de los extremos".

Populismos

"En la actual situación, los problemas complejos tienen soluciones complejas y negociadas y hay que ceder y tener en cuenta el bien común de la sociedad. Y los populismos, normalmente, o se inventan problemas o los agudizan, pero no buscan, exactamente, resolver los problemas de sociedades complejas. En Latinoamérica, puede que una solución populista tenga muchos seguidores, pero lo que estamos viendo es que cuanto más drástica es la ideología de este populismo, más daño hacen y más problemas crean".

La imagen de la Justicia

"Lo que pasa es que los jueces son demasiadas veces noticia. En parte por ellos mismos, porque hay sentencias que son de mucho impacto. A mi modo de ver, un error de la clase política es que traslada problemas que tendrían que resolver en el Parlamento y en el Gobierno y se los pasan a los jueces, aparte del asunto de la corrupción, que les pasa por naturaleza. Pero creo que es malo que los jueces, el Consejo General del Poder Judicial y los tribunales sean noticia permanentemente, independientemente del caso que lleven. Sobre todo, que sean noticia política y que estén en el enredo y sean factores de la última decisión política, porque todo lo que pasa por allí tiene impacto en las urnas".

Lucha de poder en el PP

"Isabel Díaz Ayuso ha irrumpido con mucha fuerza. Es una líder carismática. Se lo ha ganado porque, con la ayuda de Miguel Ángel Rodríguez, ha marcado un perfil político clarísimo de una líder enérgica que llama al pan, pan, y al vino, como diría Forges, "frolo". Pero que tiene una fuerte personalidad y, evidentemente, va a tener un tirón muy fuerte. No sé cómo se va a poder solventar el problema de este doble liderazgo que hay en el partido. ¿Puede dejar a Casado como un líder de partido de transición? Pues sí. Ahí se lo van a pensar. Dependerá, un poco, de lo que digan las encuestas".

A la izquierda del PSOE

"Ese es un espacio complejo porque hay muchos partidos y muchas corrientes y muchas mareas y las mareas te pueden marear. La desaparición del primer plano de Pablo Iglesias (que yo creo que no se ha retirado definitivamente) para dejar a Yolanda Díaz ha supuesto verdaderamente un apaciguamiento de la política, porque Pablo Iglesias, por lo menos en el Parlamento, crispaba muchísimo. Sigue con la crispación, pero, quizás, de otra manera. Yolanda Díaz es una gran líder y considero que el espacio a la izquierda del PSOE se va a agrupar en torno a ella".

Los políticos en la tira de Peridis

"Para los políticos, lo importante en mi caso, que llevo ya 46 años en El País, es salir en la tira. ¿Qué más da lo que hagas?. Ya lo decía Dalí: "¡Qué hablen de mí, aunque sea bien!". Muchos me piden luego la tira, la caricatura. Ha ocurrido siempre. Lo que pasa es que yo hago una caricatura sin rencor, sin agresividad y con cierta ternura, porque son mis personajes. Fraga era el Manolito de Mafalda, algunos se parecen a Snoopy, pero son personajes de historieta. Eso es lo que cuesta hacer: convertir a un político en personaje. Lo conseguí con Rajoy cuando le puse en la tumbona. Siempre se recordará a Rajoy... en la tumbona".

La caricatura de Pedro Sánchez

"Pedro Sánchez va de guaperas y, además, se gusta. Eso en caricatura se puede reflejar. Se está afianzando y creo que está cogiendo más consistencia. Pero, fundamentalmente, es el guapo de la película".

La caricatura de Yolanda Díaz

"Es muy sugestiva porque tiene unos rasgos muy característicos: la nariz, la sonrisa, esos ojos de pícara,... pero, por otra parte, es muy dialogante, explica muy bien las cosas y da una imagen de lo que es, que tiene una profesión, que está en la vida, pero que también está en la política. Creo que tiene tirón".

La caricatura de Pablo Casado

"Pablo Casado se ha dejado barba y ¡por algo será! ¿Por qué se ha dejado barba Pablo Casado? Porque era un chaval y daba una imagen demasiado juvenil y poco preparada para la que se le puede venir encima. Entonces, como a Rajoy le iba bien la barba, pues se ha dejado la barba".

La caricatura de Santiago Abascal

"Santiago Abascal ya está. Es de una pieza. Saca pecho. Rompe los botones de la camisa. Rompe y rasga. Parece que viene del gimnasio".

Pedro Simón: "Con la salud mental somos un país bastante indecente"

Pedro Simón: "Con la salud mental somos un país bastante indecente"

Más sobre este tema
stats