Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Entrevista a Edwy Plenel

“El fin de Mediapart no es enriquecer a sus accionistas, sino hacer periodismo independiente de calidad”

  • El socio editorial de infoLibre alcanza los 100.000 socios a los seis años de su lanzamiento
  • El presidente y cofundador del diario digital francés apuesta por reinvertir los beneficios obtenidos para aumentar la oferta de contenidos, sin perder la independencia 

Publicada 27/09/2014 a las 06:00 Actualizada 27/09/2014 a las 16:41    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

Edwy Plenel, cofundador y director de Mediapart.  JORDI SALINAS

Edwy Plenel, cofundador y director de Mediapart. JORDI SALINAS

El diario digital francés Mediapart nació en marzo de 2008 de la mano de un grupo de profesionales procedentes de diferentes medios de comunicación, entre ellos, Edwy Plenel, antaño jefe de Redacción de Le Monde. Su apuesta por el periodismo de investigación, independiente de los poderes económicos, políticos y empresariales, les llevó a embarcarse en un proyecto donde los ingresos proceden exclusivamente de las suscripciones. Pese a los pronósticos iniciales de los más agoreros, que dudaban de la viabilidad de la empresa, al tercer año de vida, el diario obtuvo ya beneficios. Este jueves 25 de septiembre, el socio editorial de infoLibre acaba de franquear la barrera de los 100.000 abonados.


Pregunta: Hace poco más de 6 años del lanzamiento de Mediapart, pero acaban de superar los 100.000 socios. ¿Esperaban un éxito semejante?

Respuesta: No esperábamos alcanzar esa cifra en tan poco tiempo, pero sí que confiábamos en que este día iba a llegar. Tenemos 100.000 abonados de pago y 2,5 millones de visitantes únicos al mes, una cifra muy superior a las ventas totales –en kiosco, suscripciones en papel y digital– que registra un periódico como Libération y es casi la mitad de lo que venden diarios como Le Monde o Le Figaro. Y todo esto lo hemos conseguido en menos de siete años. Sin embargo, no estamos sorprendidos por el éxito de este laboratorio que es Mediapart desde su nacimiento.



P: ¿Dónde radica el secreto de ese éxito?

R: Desde un primer momento, cuando en 2007 comenzó a germinar el periódico sin papel que es ahora Mediapart, apostamos por la independencia, por el formato digital y por la participación de los socios. Teníamos muy claro que sólo dependeríamos de nuestros lectores, que Mediapart sería un medio de comunicación sin ataduras y que ofreceríamos información de calidad sólo en formato digital, conservando lo mejor del periodismo tradicional. Queríamos ser un medio de comunicación totalmente participativo, abierto a nuestros lectores. En ningún momento hemos renunciado a esos principios, lo que nos ha permitido avanzar día a día, sin descanso, sin dar un paso atrás.

P: En línea con la independencia que preconizan, el último eslogan de Mediapart dice: Sólo pueden comprarnos nuestros lectores. ¿Sigue siendo necesario insistir en que el periodismo de calidad sólo puede ser de pago?

R: Apostamos por la independencia de las informaciones que publicamos, que tienen un valor añadido con respecto a los artículos que se pueden leer en el resto de la prensa. Nuestros socios saben que lo que pueden leer en Mediapart no lo encontrarán en ningún otro medio de comunicación. Ofrecemos un enfoque diferente, un análisis distinto y nuestros profesionales tienen que ser remunerados en consecuencia. Puesto que no estamos dispuestos a doblegarnos a presiones comerciales, desde el primer momento renunciamos a financiarnos con publicidad y optamos por ser un medio íntegramente de pago.

P: En una época en que las redes sociales parecen invadirlo todo hasta desdibujar la frontera entre lo que es información y lo que son hechos u opinión, ¿cómo explica la importancia de la prensa libre?

R: Mediapart se sostiene en dos patas muy bien definidas. Una de ellas es el periódico propiamente dicho y otra es lo que denominamos Le Club. El objetivo del diario es publicar informaciones de interés público que nutran el debate ciudadano. Distinguimos perfectamente la información rigurosa y seria de la opinión y de la participación que resulta de aquélla y que tiene cabida en el Club. En una época de opacidad política, Mediapart debe a sus socios transparencia total. En los tiempos que corren, es necesaria una prensa independiente como contrapeso a los que creen estar por encima del pueblo y que dicen saber lo que es bueno para él, ya estén a la derecha o a la izquierda. Defendemos el derecho a saber, nadie puede indicarnos cuál es el camino correcto, sino que creemos que Mediapart es la senda democrática por la que ir juntos, deliberar, intercambiar opiniones hasta dar con ese camino. La libertad no es expresar una opinión, porque cada uno tiene la suya. Se trata de presentar las verdades, los hechos. Y esas verdades hay que ir a buscarlas. Eso es lo que hacemos en Mediapart [y también en infoLibre].


P: Las investigaciones y las informaciones críticas publicadas por Mediapart sobre el Gobierno socialista de François Hollande llevaron a forzar la dimisión de su ministro de Presupuesto Jérôme Cahuzac, tras revelar que este no había declarado unas cuentas en Suiza. ¿Cómo reciben sus socios, afines a la izquierda, este tipo de informaciones?

R: Estas revelaciones nos han permitido ganar credibilidad a ojos de personas que ideológicamente pueden estar en las antípodas. Ese es el verdadero éxito, que nos lean incluso quienes discrepan porque significa que confían en nuestras informaciones, que vamos en la buena dirección, que nuestra independencia está demostrada. Sin embargo, con quien más hemos tenido que pelearnos, paradójicamente, es con la propia profesión. En un momento de enorme crisis en los medios de comunicación, el periodismo político que se practica tiende a intoxicar, a dar opiniones en lugar de investigar o presentar hechos. Curiosamente, es en los medios de comunicación donde se han recibido peor nuestras informaciones.

P: ¿En qué trabaja Mediapart para los próximos meses, alguna novedad o cambio reseñable?

Trabajamos para seguir generando contenidos. Para realizar reportajes sobre asuntos internacionales, sociales, económicos. Para trasladar lo que sucede en la calle, seguir con las investigaciones. Todo eso va en nuestro ADN desde el principio. Progresivamente, le estamos dando más peso al fotoperiodismo y seguiremos apostando por los debates, las emisiones en directo y en streaming desde la redacción, por los documentales. Nuestro objetivo es seguir haciendo periodismo, sin perder nuestra independencia. El fin de Mediapart no es repartir beneficios y enriquecer a nuestros accionistas, sino hacer contenidos de calidad. Mediapart no está en venta y debe garantizar el futuro de los profesionales que lo componen y los que vendrán. Para ello, el laboratorio que es este periódico debe seguir con los experimentos. El modelo en que nos basamos no es inmóvil, debemos seguir apostando por la innovación y mantener una interacción continua con los lectores, para reaccionar ante sus estímulos y adaptarnos.

P: ¿Cree que el número de socios de Mediapart puede seguir en aumento o piensa que puede haber alcanzado su techo?

R:
Si seguimos trabajando como hasta ahora, no hay razones para pensar que el crecimiento se vaya a detener. Hacemos una prensa para el siglo XXI y nos queda bastante recorrido por delante. Además, he prometido que cuando lleguemos a los 200.000 socios, me afeitaré el bigote.


4 Comentarios
  • 4 Jaime Richart 03/10/14 16:36

    Sólo quienes son pacientes y prudentes merecen el éxito e incluso hacerse ricos moderadamente...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 migra 01/10/14 16:37

    Sería bueno que se tuviera que afeitar el bigote

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Taitos 28/09/14 12:05

    Me alegro mucho de haber conocido este medio francés. Me está gustando mucho.  Si me permitís una pequeña crítica, no va con malas intenciones (de verdad), les habeis "fusilado" la página web, jeje. Supongo era esa la idea.  Gracias por seguir haciendo un periodismo independiente. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Guatú 27/09/14 00:28

    Porque la lógica es la prensa libre e indepediente les apoyo. Esla esencia de la demoacracia. Sin información votar sería un acto de fe inútil.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Jesús Maraña Jesús Maraña

    Manos sucias y ánimo de lucro

    Que una "organización criminal" como la formada por dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias haya podido funcionar durante décadas sólo se explica por la colaboración de grandes bancos y por las lagunas de órganos de control, fiscalías y medios de comunicación.
  • Ramón Lobo Ramón Lobo

    Más grave una teta que un rifle

    La América profunda, la real, la que elige presidentes, vea a Manhattan como el centro de la depravación y el pecado. No por ser la sede de Wall Street, sino por el sexo.
  • América Valenzuela América Valenzuela

    La geoingeniería, en punto muerto

    En el año 2012 Europa estuvo a punto de llevar a cabo un experimento para enfriar la tierra mediante nubes artificiales. La controversia que despertó consiguió que lo cancelaran.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre