x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El rincón de los lectores

El negocio de la violencia

  • En Capitalismo gore, Sayak Valencia emprende un análisis lúcido y penetrante de los nexos entre capital y violencia
  • A lo largo del libro, hace un análisis detallado de la trama que urden las nuevas fuerzas económicas, legales o ilegales, y la estructura patriarcal 

Marta López Luaces
Publicada el 17/07/2020 a las 06:00

La editorial Semiotext(e) de Nueva York acaba de publicar Gore capitalism, de la activista e investigadora mexicana Sayak Valencia, publicado originalmente en español como Capitalismo gore (Paidós, México, 2016; publicado en España por Melusina en 2010).

En este ensayo, la autora emprende un análisis lúcido y penetrante de los nexos entre capital y violencia. Aunque el libro se centra en los feminicidios perpetrados en Tijuana, México, también aborda otras formas de violencia en el llamado Tercer Mundo e, implícitamente, en países postindustriales.

La autora nos remite a las propuestas de Roberto Saviano, quien, al referirse a las consecuencias del hiperconsumismo en la sociedad moderna, observa: "Dentro del mundo hiperconsumista y ultracapitalista la ética resulta accesoria, pues se le percibe como el límite del perdedor, la protección del derrotado, la protección moral para aquellos que no han conseguido jugárselo todo y ganarlo todo".

Sayak Valencia desentraña el funcionamiento de la política de la muerte en el contexto de las redes contemporáneas del hiperconsumo, los altibajos de los mercados, de los capitales, el narcotráfico y la impunidad del Estado neoliberal. A lo largo del libro, hará un análisis detallado de la trama que urden las nuevas fuerzas económicas, tanto legales como ilegales, y la estructura patriarcal y sus ramificaciones en la sociedad. Las víctimas de estas fuerzas, en muchos casos, son mujeres, indígenas y pobres, es decir, comunidades con poca protección social. Así, los cuerpos torturados de mujeres, encontrados en la frontera entre los Estados Unidos y México se entienden como parte de un nuevo fenómeno en el que se conjugan el machismo y la economía neoliberal. Tales discursos de violencia parten muchas veces de los medios de comunicación, capaces de intervenir de ese modo en la producción del capital.

Al analizar esta nueva realidad, la autora toma dos términos que provienen de la ficción –endriago y gore– para mostrar los nexos entre el capitalismo extremo y la violencia. El término gore proviene del mundo cinematográfico que se centra en la violencia desmedida; mientras que endriago es un monstruo, mezcla de hombre y dragón, que aparece por primera vez en la literatura española como uno de los enemigos de Amadís de Gaula. El endriago servirá para representar una específica construcción de la masculinidad que privilegia la violencia. El capitalismo gore, a través de los medios de comunicación, auspicia ese tipo de construcción como modo de aumentar sus beneficios económicos.

El endriago, observa Valencia, emplea el necropoder como modo de obtener estatus y autoridad. Es de este modo que confronta y cambia su propia situación social. Esa realidad, sumada al hecho de que la economía criminal ya constituye el 15% del mercado global, les permite a esos sectores de la delincuencia internacional tener un poder real sobre las decisiones económicas y políticas mundiales. De este modo, Sayak Valencia nos muestra cómo, en algunas partes del mundo, la violencia y la muerte –sobre todo hacia ciertos grupos especialmente vulnerables– se ha transformado en uno de los negocios más lucrativos del capitalismo actual.

_________________________

Marta López Luaces es poeta, novelista y profesora de Literatura Española y Latinoamericana en la Montclair University de Nueva York.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión