Arrimadas reconoce ahora que “regalar” al PP cuatro presidencias autonómicas fue un “grave error”

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

infoLibre

Ciudadanos reconoce ahora que en 2019 cometió un "grave error". Fue "regalar" al PP cuatro presidencias autonómicas: la de Andalucía, la de Murcia, la de Madrid y la de Castilla y León. Así lo ha considerado su líder, Inés Arrimadas, en una entrevista publicada por el diario El País este lunes. "Viendo lo que ha pasado lo que tengo que decir es que la negociación que hizo mi partido en 2019 fue un grave error, porque se regaló al PP las cuatro presidencias de las comunidades autónomas en un momento en el que habían sacado su peor resultado. Y fue un error porque ya vemos cómo las utilizan. Si hubieran sido socios leales no habría habido problemas, pero viendo cómo han utilizado el botón nuclear del adelanto, desde luego podíamos haber negociado mucho mejor. A un partido del bipartidismo no le puedes dar tanto poder gratis porque ya sabemos cómo lo utilizan", ha dicho.

La líder de la formación naranja se ha pronunciado así una semana después de que el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, convocase elecciones anticipadas para el próximo 13 de febrero. La convocatoria la justificó en una supuesta “traición” de sus socios de gobierno de Ciudadanos, los mismos que le hicieron presidente en 2019 a pesar de que la candidatura más votada había sido la del PSOE. Les culpó de “pactar los presupuestos” autonómicos con los socialistas “a espaldas del presidente”, subrayó hablando de sí mismo en tercera persona, y de tratar de“ chantajearle”. “Se han dado la mano para quebrar el principio de igualdad entre provincias. El chantaje funciona con Sánchez, conmigo no. Me hubiera gustado agotar la legislatura pero esta situación es insostenible”, proclamó en una rueda de prensa sin preguntas. 

Las palabras de Arrimadas, además, suponen un golpe al anterior líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al frente de la formación hasta noviembre de 2019, el año en el que se gestaron esos pactos con el PP. Arrimadas ha considerado ahora que "lo que está claro" es que no se pueden "regalar las presidencias autonómicas a ningún partido del bipartidismo". "En Madrid, Zaragoza y en 130 municipios donde gobernamos con el PP no ha habido sospecha de moción de censura. Fue el PP el que se cargó el gobierno de Granada y se lo regaló al PSOE. Y con el PSOE también tenemos acuerdos locales que funcionan bien. Es decir, los acuerdos de gobierno tienen que seguir la vida derivada de la ejecución de ese acuerdo. No pueden ser piezas en un ajedrez, como hacen Sánchez y Casado", ha dicho.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha dicho en cambio este mismo lunes en una entrevista en RNE recogida por Europa Press que el partido no dio ninguna directriz a Mañueco para el adelanto electoral y que lo que le está pasando ahora a Cs es que está pagando la moción de censura de Murcia del pasado mes de marzo. "Lo ha explicado Mañueco, existía un riesgo real de moción de censura y, entre moción y elecciones, ha optado por las elecciones", ha subrayado. "La señora Arrimadas tendrá que hacer su propia reflexión, el mayor problema es que mintió en vísperas de la moción de censura de Murcia, el problema de Ciudadanos y de Arrimadas es que vendía estabilidad en la Región cuando negociaba con Sánchez. Los murcianos y el conjunto de los españoles lo entendieron perfectamente", ha ñadido.

Errejón sostiene que las elecciones en Castilla y León son un buen momento para ver si el problema es el número de candidaturas

Errejón sostiene que las elecciones en Castilla y León son un buen momento para ver si el problema es el número de candidaturas

Más sobre este tema
stats