Elecciones 26J

La derecha ganó en 19 de los 25 municipios más ricos de España y el PSOE arrasó en los más pobres

La derecha ganó en 19 de los 25 municipios más ricos de España y el PSOE arrasó en los más pobres

Ibon Uría

Si vive usted en Pozuelo de Alarcón (Madrid), es muy probable que las cosas le vayan bien en la vida –al menos en lo económico– y sea votante del PP. No es un juicio personal, es únicamente lo que sugieren los datos de la Agencia Tributaria y del escrutinio del 26J, porque la localidad madrileña es la más rica de España en términos de renta media bruta de sus habitantes según cifras del IRPF de 2013 y los conservadores obtuvieron en las pasadas generales el 55,59% de los votos. En cambio, si reside en Zafarraya (Granada), a buen seguro su presupuesto familiar será más ajustado y estará rodeado de bastantes votantes socialistas: es el municipio con menor renta de España entre los que superan los 1.000 habitantes, y en las últimas generales ganó el PSOE con el 41,32% de los apoyos.

Pozuelo de Alarcón y Zafarraya son buenos ejemplos de lo que sucede en las localidades con mayor y menor renta de España en términos electorales. La derecha –el PP y Convergència– se impuso en las pasadas elecciones generales en 19 de los 25 municipios más ricos. El PSOE, por su parte, no logró en ellos ni una sola victoria. La situación es justo la contraria si se observan los datos de las localidades que cierran la clasificación: los socialistas se impusieron en 19 de las 25 más pobres, con porcentajes de voto incluso por encima del 50% en siete de ellas. La conclusión parece clara: la derecha triunfa en los enclaves más acaudalados mientras el partido de Pedro Sánchez resiste en los más humildes.

Esto es lo que se desprende del análisis de las cifras publicadas esta semana por la Agencia Tributaria, que muestran la renta bruta media de los contribuyentes de las localidades de más de un millar de habitantes en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2013. Es importante señalar que no están incluidos los municipios de Euskadi y Navarra, pues allí tienen competencias las haciendas forales. infoLibre contactó con las administraciones forales vascas y navarras, además de con el Instituto Vasco de Estadística (Eustat), y todos ellos respondieron que no disponen de cifras directamente comparables con las de la Hacienda estatal.

A falta de los datos de esas dos comunidades, 12 de las 25 localidades con mayor renta bruta media están en la provincia de Barcelona, 11 en Madrid, una (Rocafort) en la provincia de Valencia y otra (Simancas) en Valladolid. La primera posición de la clasificación es para Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde los habitantes declararon de media 59.279 euros en 2013. La localidad tiene una amplia ventaja sobre la segunda clasificada, Matadepera (Barcelona), cuyos ciudadanos declararon 48.803 euros de media. Por detrás aparecen Boadilla del Monte (Madrid, 48.537 euros), Majadahonda (Madrid, 47.148 euros) y Las Rozas (Madrid, 46.173 euros).

En el extremo contrario, los habitantes de múltiples localidades no alcanzan los 12.000 euros de renta media bruta anual. De los 25 municipios que cierran la clasificación de los 2.964 enclaves con más de 1.000 habitantes, seis están en la provincia de Badajoz, otros seis en Jaén, cuatro en Granada, otros cuatro en Málaga, uno en Cádiz, uno más en Ciudad Real, otro en Cáceres, otro en A Coruña y otro en Lugo. Los cinco que ocupan los puestos inferiores son Zafarraya (Granada, 10.293 euros de media), Zahinos (Badajoz, 10.301 euros), Almáchar (Málaga, 10.539 euros), La Parra (Badajoz, 10.817 euros) y Puerto Serrano (Cádiz, 10.975 euros).

Los ricos votan a la derecha

Si se analizan los datos del 26J en esas 25 localidades más adineradas, el resultado es el siguiente: el PP ganó en 13 de ellas, Convergència en seis, ERC en cinco y Unidos Podemos en una. Los conservadores obtuvieron un éxito especialmente notable en los municipios madrileños de la parte alta de la tabla: ganaron en todos ellos, con una media del 46,92% –la media del PP en toda España fue del 33,03%– y porcentajes que oscilan entre el 35,08% de votos que lograron en Tres Cantos, el decimoctavo enclave más rico, y el 55,59% que obtuvieron en Pozuelo de Alarcón, la localidad con más renta y en la que, paradojiamente, vive el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Lo cierto es que Sánchez no tuvo demasiado éxito entre sus vecinos más cercanos: sólo un 11,78% de los residentes en Pozuelo de Alarcón votó al PSOE, que obtuvo la tercera plaza por detrás de los conservadores y de Ciudadanos (20,52%). Esa es la situación que se repite en la mayoría de las 25 localidades más ricas: el PSOE no gana en ninguna, sólo ocupa la segunda plaza en una de ellas (Alcobendas, Madrid), cae al tercer puesto en cinco y se ve desplazado incluso hasta la cuarta plaza en siete. En las restantes 12 ni siquiera estuvo el 26J entre los cuatro partidos con más apoyos.

Mientras tanto, en las localidades catalanas con más renta el panorama está bastante más repartido: Convergència ganó en seis, pero ERC se impuso en cinco y Unidos Podemos, que en Cataluña concurrió en la confluencia En Comú Podem, en una (Sant Quirze del Vallés). Los porcentajes de apoyo, además, son bastante más modestos que los obtenidos por el PP en Madrid. CDC ganó, de media, con un 32,2% de los votos; ERC lo hizo con el 23,42% de las papeletas y, en la única localidad que se tiñó de morado, Pablo Iglesias y sus aliados se tuvieron que conformar con el 23,19%, apenas un puñado de votos más que los obtenidos en el municipio por ERC (23,13%).

En la clasificación de las 25 localidades más ricas sólo se cuelan dos que no están en Madrid ni en Barcelona, y en ambas ganó el PP el 26J. En Simancas (Valladolid), lo hizo con el 54,06% de los votos, más de 35 puntos de ventaja sobre Ciudadanos (18,71%) y más de 40 sobre el PSOE (13,47%). En Rocafort (Valencia), el resultado fue algo menos abultado: los conservadores lograron el 40,66% de las papeletas, con Unidos Podemos en segundo posición a unos 15 puntos (24,06%), Ciudadanos en tercer lugar (18,53%) y los socialistas en cuarto puesto (13,91%).

El dominio abrumador de la derecha en estos 25 municipios no parece condición exclusiva de las últimas generales, y basta con mirar a sus ayuntamientos para comprobarlo: en 10 gobierna el PP, en cuatro de CiU –las elecciones locales se disputaron cuando la histórica coalición aún seguía en pie– y en tres el gobierno municipal lo han pactado los convergentes con ERC. La izquierda sólo gobierna cinco: dos son de ERC (Alella y Sant Quirze del Vallés, ambas en Barcelona), en Rocafort (Valencia) hay un tripartito del PSPV con Guanyem y Compromís, en Tiana (Barcelona) un pacto PSC-ERC y, en el quinto, Sant Just Desvern (Barcelona), otro tripartito entre PSC, ERC y una candidatura local. En los tres restantes (Torrelodones y Venturada, en Madrid; y Avinyonet del Penedès, en Barcelona) gobiernan partidos municipales.

El PSOE resiste entre las clases humildes

La situación se da la vuelta si se presta atención a las 25 localidades con menor renta, las que cierran la tabla publicada recientemente por la AEAT. En 19 ganó el PSOE y además con amplías mayorías, pues el partido de Pedro Sánchez obtuvo de media el pasado 26J en esas localidades un 49,7% de los votos –frente al 22,66% que logró a nivel nacional–, una cifra que recuerda a tiempos previos a la irrupción de Ciudadanos y Podemos. Por cierto, además de la satisfacción de verse rodeado de un buen número de votantes de su partido, el secretario general socialista también podría comprobar, paseando por cualquiera de estos pueblos, que en ellos sacó una clara ventaja a Unidos Podemos: la coalición de izquierdas no ganó en ninguno de los 25 municipios y logró, de media, un 12,15% de los apoyos. El sorpasso se quedó lejos.

Destacan las siete localidades en las que el PSOE superó la barrera del 50% de los votos, un grupo encabezado por el 22º municipio más pobre de España, Chilluévar (Jaén, 63,44% de votos al PSOE), y en el que están en segundo y tercer lugar respectivamente Oliva de Mérida (Badajoz, 59,5% de votantes socialistas) e Higuera de Vargas (Badajoz, 55,92% de apoyo a las listas de Sánchez). Claro que el PP también gana en varios de los municipios con habitantes de menos recursos: los conservadores se impusieron en seis –Cervantes (Lugo), Toques (A Coruña), Villamanrique (Ciudad Real), Arenas y Comares (ambos en Málaga) y Algarinejo (Granada)–, y lograron, de media, un 47,39% de las papeletas.

En estos municipios, en cambio, las alcaldías están más disputadas, y aunque domina el PSOE su hegemonía no es tan clara como en las elecciones generales. En concreto, 11 están en manos de los socialistas, 10 en las de candidatos del PP, tres municipios están gobernados por Izquierda Unida y, en el último, el bastón de manos es rotatorio: en Toques (A Coruña) tendrán durante dos años un alcalde del BNG y durante los dos restantes uno del PSOE. 

Bono cree que “si es necesario” el PSOE debe abstenerse y permitir gobernar a Rajoy

Bono cree que “si es necesario” el PSOE debe abstenerse y permitir gobernar a Rajoy

Más sobre este tema
stats