Memoria histórica

El Gobierno exhumará a Franco antes del 25 de octubre

Vehículos de la Guardia Civil entran en el Valle de los Caídos este viernes tras su cierre.

La exhumación de los restos del dictador ya tiene fecha, al menos aproximada. Será entre el domingo y el día 25 de octubre y la familia, los medios y el conjunto de los ciudadanos serán avisados con 48 horas de antelación. Así lo decidió este viernes el Consejo de Ministros una vez que el Tribunal Supremo despejó definitivamente el camino para que, cuarenta años después de su entierro con honores de Jefe de Estado, su féretro deje de estar en la basílica del Valle de los Caídos, un monumento fascista puesto al servicio del culto a la memoria de Francisco Franco.

Independientemente de la fecha, el Gobierno cerrará el Valle de los Caídos desde este sábado hasta el día de la exhumación para llevar a cabo los preparativos necesarios.

La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, fue la encargada de hacer el anuncio en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Calvo precisó que fue el presidente Pedro Sánchez el que llevó “personalmente” la decisión a la reunión del Gobierno, la tercera “y definitiva” que se toma en relación con el traslado.

La número dos del Ejecutivo celebró la decisión y manifestó la voluntad del Gobierno de hacer de Cuelgamuros un “lugar de paz perdón y justicia”. “El dictador no podía estar donde están las víctimas”, enfatizó.

Calvo aseguró que será ella la que decidirá la fecha definitiva y se la propondrá al presidente del Gobierno, una vez se despejen los detalles que, señaló, todavía están pendientes, incluido el método que se va a utilizar para trasladar los restos. La vicepresidenta sí precisó que están teniendo en cuenta las implicaciones “técnicas” de la operación, especialmente las que guardan relación con la necesidad de que todo se lleve a cabo con “seguridad, tranquilidad, eficacia y respeto” a la familia.

“Estamos contemplando los diferentes medios de transporte [que se pueden utilizar para el traslado]. Todos”, admitió, incluida la posibilidad de utilizar un helicóptero. “Decidiremos el que sea técnicamente más seguro y el que resulte también de menor incomodidad para los ciudadanos”, precisó.

Calvo, evitó responder a la pregunta de un periodista que le planteó si las precauciones adoptadas en torno a la fecha y el método de traslado tienen que ver con que el Gobierno teme una movilización de organizaciones franquistas. Desde su punto de vista lo importante, “la noticia”, llegó a decir, es que el día 25 Franco ya no está enterrado junto a sus víctimas. “Lo demás es tan secundario...”, exclamó.

Casi inmediatamente, el PSOE publicó una anotación en Twitter calificando la decisión de “victoria democrática” y difundiendo un vídeo de campaña en el que se atribuye el mérito de sacar a Franco del Valle de los Caídos:

 

El Alto Tribunal desbrozó los últimos obstáculos que intentaban poner los familiares del dictador y sus seguidores al levantar formalmente la suspensión cautelar que todavía pesaba sobre los acuerdos del Consejo de Ministros.

Los cinco magistrados dieron expresamente el visto bueno al Ejecutivo de Pedro Sánchez para acceder a la Basílica sin necesidad de que medie una autorización eclesiástica.

La salida de Franco de Cuelgamuros ha sido una de las prioridades en materia memorialista de Sánchez desde que llegó a la Presidencia del Gobierno con la moción de censura de mayo de 2018. De hecho, fue una de las primeras medidas que anunció nada más llegar a la Moncloa. Sin embargo, el proceso se acabó convirtiendo en una carrera de obstáculos. Y cada plazo que se iba poniendo sobre la mesa fue incumplido. La judicialización del caso por parte de la familia Franco terminó por tumbar el calendario.

El pasado mes de junio, cuando solo quedaba una semana para la fecha acordada por el Consejo de Ministros para sacar al dictador del mausoleo, el Supremo decidió paralizar cautelarmente la exhumación hasta que los magistrados resolvieran los recursos interpuestos contra la medida tanto por los nietos de Franco como por la Abadía Benedictina, la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos y la Fundación Nacional Francisco Franco. Lo hizo para “evitar el perjuicio” que se causaría a los recurrentes y a los intereses públicos “si, exhumados esos restos, se estimara el recurso y fuera preciso devolverlos”.

Pero el Alto Tribunal decidió a finales de septiembre avalar por unanimidad el procedimiento llevado a cabo por el Gobierno y su veto a que los restos fueran reinhumados en el cementerio de La Almudena.

En el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, el lugar elegido por el Ejecutivo para la reinhumación del dictador, ya está todo listo. El pasado mes de mayo se llevaron a cabo las obras para acondicionar el panteón familiar donde está enterrada la mujer del dictador, Carmen Polo, que es propiedad del Estado.

A falta de que el Gobierno desvele los detalles, la intención del Ejecutivo es que inhumación en sí tenga lugar de manera discreta, en presencia del personal imprescindible y de la familia del dictador, si desea asistir, pero sin la presencia de los medios de comunicación. El procedimiento en sí, según las fuentes consultadas por infoLibre, no se prevé que sea complicado, Una grúa retirará la losa y, si el féretro se encuentra en buenas condiciones —nadie sabe con seguridad el efecto que hayan podido tener las filtraciones de agua— y no surgen imprevistos, en Moncloa creen que todo proceso —exhumación, traslado y reinhumación— no llevará más que algunas horas.

La familia Franco da 24 horas al TC para pronunciarse sobre las cautelarísimas o acudirá a Estrasburgo

La familia Franco da 24 horas al TC para pronunciarse sobre las cautelarísimas o acudirá a Estrasburgo

Más sobre este tema
stats