Elecciones gallegas

El incremento de votos en las urbes compensó con creces el retroceso del PP gallego en las zonas rurales

Alberto Núñez Feijóo saluda a sus segudores momentos antes de celebrar una rueda de prensa en Santiago al día siguiente de su victoria del 25S.

El avance electoral del Partido Popular en Galicia se basa en un fuerte incremento de votos en las áreas urbanas de Galicia. Alberto Núñez Feijóo ha aumentado en 22.667 las papeletas que consiguió hace cuatro años en las 22 localidades gallegas de más de 20.000 habitantes, lo que supone un incremento de 8%.

Gracias a ese resultado el PP ha podido compensar con creces la tendencia contraria que ha registrado en el resto de Galicia: en los municipios con menos de 20.000 habitantes ha perdido 7.272 votos. La diferencia entre lo que pierde en las áreas rurales y en las zonas urbanas son los 15.272 sufragios que el PP sumó el domingo a los que ya había conseguido en 2012 y es la base de la tercera mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo.

En términos relativos son los ciudadanos de Ourense, Arteixo, Carballo, Lalín y A Coruña los que más han incrementado su aporte de votos al PP, con cifras que han aumentado de 4,9 a 3,8 puntos porcentuales. Pero en papeletas, la mayor contribución al Partido Popular tiene origen en A Coruña (5.995 votos), seguida de Ourense (2.625), Pontevedra (1.988), Santiago (1.929), Lugo (1.391), Oleiros (1.077) y Vigo (1.072). Su aporte es tal que entre estas siete localidades aportan todos los votos que ha ganado el PP en el conjunto de Galicia.

A día de hoy, el dominio de Feijóo en las zonas urbanas y semiurbanas tiene paradójicamente su máxima expresión en Lalín (Pontevedra), la cuna del fallecido José Cuiña, el que fuera su máximo rival en la pugna por la sucesión de Manuel Fraga.

En este municipio eligieron la papeleta del PP el 64% de sus vecinos. Por detrás de Lalín, en este ranking de localidades partidarias del PP, están A Estrada (Pontevedra) con un 54,2%, Ribeira (A Coruña) con un 51,7% y Marín, en el área de influencia de la capital pontevedresa, con un 50,18%.

Dominio casi absoluto

En todo caso, la potencia de la victoria del PP es de tal magnitud que les ha permitido ampliar de 301 a 304 los municipios en los que es la fuerza más votada (el total son 314, tras la fusión en 2013 de Oza y Cesuras). Las únicas localidades que han apoyado mayoritariamente a otros partidos son muy pequeñas.

La mayor es A Illa de Arousa (Pontevedra) y tiene poco más de 5.000 habitantes. De hecho, los peores resultados relativos del PP se han registrado, con mucha diferencia, en este municipio, en el que Alberto Núñez Feijóo sólo consiguió el 26,84%. Una cifra importante que, sin embargo, palidece al lado de los porcentajes del resto de municipios gallegos. De hecho, sólo en 20 de ellos el PP ha contabilizado menos del 40% de los sufragios.

En este grupo, formado en su mayor parte por municipios pequeños, destacan Culleredo, en el cinturón coruñés (aquí el PP sumó el 37,53%, 3,23 puntos porcentuales más que hace cuatro años) y, sobre todo, Vigo y dos ayuntamientos de su área de influencia: Cangas y Redondela. La principal ciudad de Galicia, en la que el PSOE gobierna el ayuntamiento con mayoría absoluta, dio un 34,4% de sus votos al PP de Núñez Feijóo (dos décimas más que hace cuatro años). En Cangas votó conservador el 35,7% del censo y en Redondela lo hizo el 35,1.

El PP de Feijóo agudiza la consolidación del gallego como la única lengua cooficial que pierde hablantes

El PP de Feijóo agudiza la consolidación del gallego como la única lengua cooficial que pierde hablantes

Más sobre este tema
stats