Primarias en el PSOE-M

Juan Lobato: "El PSOE tiene que ampliar su espacio político y eso se hace con propuestas serias"

Juan Lobato, candidato a la Secretaría General del PSM en la Asamblea de Madrid.

Juan Lobato (Madrid, 1984) ya tiene tablas en esto de las primarias. Es la segunda vez que intenta coger las riendas de la federación madrileña del PSOE. La primera, lo hizo como el candidato alternativo a la apuesta del aparato. Y fue arrasado. Ahora, sin embargo, parte como favorito en las quinielas frente al alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala. El primer socialista en conseguir arrebatar en democracia a los conservadores el bastón de mando en Soto del Real, donde en los comicios de 2019 consiguió aglutinar nada menos que el 60% de los votos, asume que la contienda estará reñida. Sin embargo, se muestra bastante "optimista" por el "cariño" y "apoyo" que ha recibido en los últimos meses "de todo el mundo". 

Lobato charla con infoLibre en la Asamblea de Madrid, donde ejerce como diputado, a menos de setenta y dos horas de que se conozcan los resultados. Lo hace aprovechando un respiro que tiene en el Pleno. Durante la charla, el candidato a secretario general insiste en la necesidad de "recuperar" la "conexión" con una sociedad madrileña que, dice, coincide mayoritariamente con los "valores" socialistas. Además, rechaza ser el candidato del aparato –"Ni me han pedido que me presente ni yo les he pedido permiso"– y se muestra seguro de que el partido no saldrá de las primarias partido en dos. Si gana, sostiene, no dudará en incorporar a sus rivales a la Ejecutiva. Si pierde, no dudará en respaldar a Ayala para que pueda tener "un liderazgo fuerte".

PREGUNTA: Tras el batacazo del 4M, el PSOE abrió lo que llamó un proceso de escucha activa. ¿En qué falló el partido para obtener el peor resultado de su historia en la Comunidad de Madrid?

RESPUESTA: Pese a que en Madrid hay una mayoría clara de gente que tiene nuestros mismos valores, ha habido una separación y desconexión en cuanto a la identificación de esa mayoría y lo que representa el partido. El reto es recuperar esa conexión y volver a cubrir las expectativas de esa mayoría de progreso que hay en Madrid.

P: ¿Y cómo se recupera esa conexión?

R: Con dos cambios profundos. Primero, con proyecto y posicionamiento político, adecuando nuestros valores y principios a la realidad de Madrid de 2021. La comunidad es una región con cambios sociales, políticos y culturales permanentes. Sin embargo, el partido no ha tenido la agilidad y flexibilidad para irse adaptando, ni tampoco la ambición e ilusión de liderar esos cambios y de poner encima de la mesa propuestas de vanguardia.

Y segundo, abriendo el partido de par en par a la militancia y a la ciudadanía.

P: Si dice que hay que actualizar, ¿qué se ha quedado anticuado?

R: Yo diría que, si no todo, casi todo: las propias formas que tenemos de hacer política, cómo trasladamos los mensajes... Tenemos que definir qué Madrid queremos dentro de diez o quince años. Si nuestro modelo es el de la economía del conocimiento y la digitalización, pues habrá que plantear robótica y programación tres horas a la semana para todos los niños y jóvenes que vayan a colegios públicos en Madrid. Es decir, no sería tanto hablar de defender la sanidad pública, como hicimos los socialistas con orgullo en los ochenta, sino definir un nuevo modelo de sanidad pública.

P: Quedan dos años para la siguiente cita electoral. ¿Qué propone usted para que el partido pueda volver a recuperar el pulso que no proponga su rival en estas primarias?

R: A nivel político, que se haga un trabajo de contundencia constructiva en la Asamblea de Madrid, mirando a los ojos a Ayuso, con una fiscalización milimétrica de cada decisión que tome para luego, al minuto siguiente, plantear una propuesta concreta y sólida de izquierdas para cubrir esa falta de trabajo del Gobierno regional.

P: Es la segunda vez que se presenta a unas primarias. En las primeras, lo hizo como independiente frente a José Manuel Franco, que contaba con el beneplácito de Pedro Sánchez. ¿Es usted en estas el candidato del aparato?

R: No. Es un proceso en el que ha quedado muy claro que, a nivel federal, el partido no tiene ninguna apuesta y que ha tomado la decisión de que seamos los propios socialistas madrileños los que asumamos la responsabilidad de definir qué modelo de región queremos, qué estructura de partido queremos y qué liderazgos queremos. 

P: ¿A usted no le pidió nadie que se presentase?

R: No, no me lo pidió nadie del partido a nivel federal. Ni me lo han pedido ni yo les he pedido permiso.

P: En las últimas autonómicas, Gabilondo empezó diciendo que no pactaría con Pablo Iglesias, pero luego le tendió la mano. ¿El PSOE debe recuperarse inclinándose a la izquierda o hacia el centro, a la vista de que hacia Más Madrid se os pudieron ir, como mucho, cuatro de los trece escaños?

R: El PSOE no tiene que inclinarse hacia ningún lado. Lo que tiene que hacer es ampliar su espacio político, y eso no se hace girando a un lado o a otro o teniendo propuestas más de izquierdas o más de derechas, eso es un debate falso. Se hace con propuestas serias, solventes, dirigidas a las mayorías.

P: Ayala ha alzado la bandera del municipalismo. ¿Qué papel reserva a esta cuestión en su proyecto de partido?

R: Un papel absolutamente clave. Estoy muy orgulloso de que, de los sesenta alcaldes que tenemos, más de cincuenta apoyen esta candidatura. Desde luego, somos la candidatura del municipalismo. Los alcaldes y los portavoces son activos políticos a proteger, impulsar y desarrollar, al tiempo que son el principal activo para que el resultado a nivel regional sea el mejor posible.

P: ¿Considera que no se han sabido poner en valor desde el aparato a nivel autonómico la gestión de sus alcaldes?

R: Se puede hacer bastante mejor. Puede haber una coordinación muy importante estratégicamente y políticamente. Una coordinación de propuestas y posiciones políticas que nos puede ayudar mucho.

P: Desde algunos círculos se achacó la derrota del 4M al exceso de tutela por parte de Ferraz y Moncloa. ¿Debe gozar el próximo PSM de mayor independencia?

R: Más que independencia, autonomía. El PSOE es un partido federal cuya posición es la suma de sus diecisiete federaciones. Y la de Madrid tiene que tener su posición política propia, con absoluta autonomía.

P: ¿Fue un problema que, como se comentó en su día, desde Moncloa se diseñase la campaña o las listas?

R: Yo creo que la responsabilidad es de los socialistas madrileños, porque somos nosotros quienes tenemos que tener la capacidad de definir claramente qué modelo de región, qué propuesta política, qué acción política y qué liderazgos queremos. Si somos capaces de definir todo esto, nadie va a decirnos ni qué campaña, ni qué lista, ni qué programa, ni qué candidatos tener. Por lo tanto, asumamos nuestra responsabilidad y pongámonos las pilas.

P: ¿Ve bien que un secretario general del PSM pueda ser, al mismo tiempo, candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid?

R: Sí, lo veo bien. En la inmensa mayoría de las federaciones, y a nivel federal, el secretario general es el candidato.

P: No comparte, entonces, un modelo de bicefalia.

R: En el PSM hemos tenido bicefalia en los últimos quince años. Hemos tenido alcaldes del sur que han sido secretarios generales, como Tomás Gómez o Sara Hernández, mientras que otros eran portavoces y, a última hora, llegaba un candidato. Es algo que ya hemos probado muchas veces y los resultados han sido los que han sido. Ahora, tenemos 19 meses para competir electoralmente en Madrid y yo creo que no es momento de ir a figuras como estas. Los liderazgos de la dirección política tienen que estar presentes en la Asamblea.

P: ¿Le gustaría ser candidato? Le pregunto porque no respondió a esta cuestión en el debate.

R: Una cosa es gustar y otra tener la intención.

P: Vale. ¿Tiene la intención de ser candidato?

R: No lo tengo todavía decidido, no es una cosa que me haya planteado ahora mismo. Suficiente tengo con presentarme a secretario general y reestructurar todo el partido. Habrá unas primarias en Madrid donde los militantes decidirán.

P: ¿Y le gustaría?

R: Bueno, yo siempre doy la cara. Y en los momentos más complicados, más. Yo me presenté a alcalde cuando teníamos un 14% de votos y acabamos con un 60%. Es momento de socialismo valiente. Y eso significa no esconderse. 

P: Durante la campaña electoral, Gabilondo consideró que, en plena pandemia, no era momento de subidas impositivas. ¿Es usted partidario de subirlos?

R: Madrid no es un paraíso fiscal, pero sí una región que tiene una política agresiva de privilegios fiscales para el 1% de los grandes patrimonios, y eso no me gusta. No obstante, para decidir si hay que subir o bajar impuestos primero tenemos que tener claro qué queremos para Madrid. Ahora mismo, no hay un modelo de región, Ayuso no lo ha planteado. Cuando decidamos qué modelo queremos, si queremos una comunidad basada en la economía del conocimiento donde en todos los colegios públicos haya robótica, si queremos una nueva sanidad pública basada en una Atención Primaria fuerte y en la que se apueste por la salud mental, entonces ahí tendremos que decidir el modelo fiscal.

P: ¿Teme que estas primarias fracturen al PSM en un momento como en el que está?

R: No. Nosotros hemos sido muy cuidadosos en pensar en el día de la votación pero sin olvidarnos del día siguiente. Venimos de un congreso federal que ha sido el de la fraternidad, el de la unidad y el de la socialdemocracia. Y creo que eso mismo es lo que vamos a tener en Madrid.

P: Para evitar una posible fractura, ¿usted integraría en su Ejecutiva a los perdedores?

R: Claro. A quienes han estado participando y apoyando a esta candidatura y a los que no, siempre que tengan ganas e ilusión de participar y compartir este camino. Y, claro, al propio Javier, que es un referente claro en Fuenlabrada y ayudaría mucho que estuviese en la dirección política.

Y si no ganamos, vamos a apoyar también con contundencia y claridad a Javier Ayala para que tenga un liderazgo muy fuerte y apoyado por todos los socialistas madrileños.

Javier Ayala: "Nos ha faltado contundencia en la oposición y un proyecto claramente de izquierdas"

Javier Ayala: "Nos ha faltado contundencia en la oposición y un proyecto claramente de izquierdas"

Más sobre este tema
stats