Corrupción

El juez investiga posibles delitos de Villarejo y su trama mediática cometidos para perjudicar a Podemos

Pablo Iglesias, este miércoles a la salida de la Audiencia Nacional.

Las supuestas prácticas corruptas del excomisario José Manuel Villarejo, investigado por la Audiencia Nacional, pudieron también tener como objetivo a Podemos. Este miércoles se hizo público que los investigadores que instruyen el caso encontraron entre el material incautado a Villarejo información procedente de un teléfono móvil sustraido a una asesora del líder de Podemos, Pablo Iglesias, en 2015. Pantallazos de varios chats privados de Podemos supuestamente procedentes de este teléfono aparecieron posteriormente en noticias publicadas en OkDiario.

Este miércoles por la mañana, Iglesias se personó a la Audiencia Nacional en calidad de presunto perjudicado en el caso Villarejo para declarar ante el juez y el fiscal por el robo del terminal en 2015 y también por la supuesta implicación del expolicía en la redacción del conocido como Informe PISA, un documento sobre la supuesta financiación ilegal de Podemos que posteriormente se demostró falso. A su llegada al tribunal, el secretario general de Podemos no ofreció declaraciones, pero al salir afirmó que el excomisario lideraba "una trama criminal que implica a policías corruptos, medios de comunicación y grandes empresarios". "Voy a reiterar el compromiso de nuestra formación política con la ley, las instituciones y limpiar nuestra democracia de basura", sostuvo Iglesias.

La Fiscalía se encuentra investigando dos asuntos a través de los que Villarejo podría haber tratado de perjudicar a Podemos. El primero de ellos es el robo del móvil a Dina Bousselham, entonces asesora de Iglesias y que ahora forma parte de la gestora de Podemos en la Comunidad de Madrid. El terminal contenía información sobre el secretario general y el partido y, según explican fuentes jurídicas, el robo se produjo en un comercio en la localidad madrileña de Alcorcón en el año 2015. Fue en este municipio donde la entonces asesora de Iglesias denunció la sustracción, aunque dicha denuncia no llegó a resolverse porque el teléfono no apareció.

No obstante, las fuentes jurídicas consultadas están convencidas de que de este móvil procedieron al menos dos informaciones muy perjudiciales mediáticamente para Podemos, publicadas ambas en el digital OkDiario, que dirige Eduardo Inda. En la primera de ellas, publicada el 22 de julio de 2016, un pantallazo de un chat privado en el que estaban presentes varios dirigentes de Podemos, revelaba una conversación de Iglesias con otro de los cofundadores del partido, Juan Carlos Monedero, en la que el secretario general aseguraba que "azotaría hasta que sangrase" a la presentadora de televisión Mariló Montero. La segunda, que se publicó un mes más tarde –el 25 de agosto–, recogía un vídeo en el que, en una cena informal, el actual secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, cantaba una jota satírica con el estribillo "chúpame la minga, Dominga".

Además, durante esos días, OkDiario también publicó otras tres informaciones procedentes de chats internos de Podemos. La primera, hecha pública el 21 de julio, relataba cómo Iglesias discutía con Monedero después de que este insistiera en salir a desmentir una información relacionada con Podemos –"si vas a hacer lo que te salga de los huevos, no pidas permiso", afirmaba el secretario general–. En la segunda, publicada el 23 de ese mismo mes, la esposa de Echenique afirmaba en otro grupo privado de Telegram que podía "pedir pasta a Venezuela, que tiene mucha". Y, un día después, el mismo medio publicaba otra noticia en la que Iglesias se mostraba dispuesto a "romper la boca" a un hombre que supuestamente acosaba a una de sus colaboradoras.

Esa colaboradora era Bousselham y, precisamente en esta última información, el diario dirigido de Inda incluía un pantallazo de un grupo de Telegram con varios dirigentes de Podemos realizado desde el teléfono de la propia asesora de Iglesias, a la que se citaba con su nombre y su apellido en la noticia. Fuentes conocedoras del caso aseguran que, además de OkDiario, en la trama que se investiga puede haber supuestamente implicados otros periodistas con buena relación con el excomisario Villarejo.

La relación de Villarejo con el Informe PISA

El segundo asunto que se encuentra investigando la Fiscalía, además del robo del móvil y la utilización de su contenido, es la relación de Villarejo con el conocido como Informe PISA. Dicho documento se conoció públicamente en enero de 2016, cuando varios medios de comunicación publicaron noticias relativas a una investigación de la Policía por la supuesta recepción de pagos procedentes de Irán por parte de Podemos a través de Iglesias.

Aunque fue judicializado meses más tarde, la Fiscalía lo tachó de "mera remisión de informaciones no autenticadas difundidas públcamente por los medios de comunicación". En la misma línea, el Tribunal Supremo aseguró que "las meras afirmaciones" contenidas en el informe PISA no justificaban la apertura de una causa penal si no están "mínimamente avaladas por algún elemento objetivo que apoye su verosimilitud", y sostuvo que el documento no aportaba "fundamento acreditativo mínimo o posibilidad alguna de acceder a elementos objetivos probatorios, siquiera iniciales" de la supuesta financiación ilegal de Podemos.

Entre otras cuestiones sorprendentes, como desveló infoLibre, el Informe PISA incluía como financiadora de Pablo Iglesias a la Fundación Ramón Areces, vinculada a El Corte Inglés, que en realidad sólo había concedido una beca al líder de Podemos para que realizara estudios de posgrado en una universidad suiza. Además, el documento estaba plagado de apreciaciones ideológicas: acusaba a Iglesias de haber creado Podemos "como un medio para conseguir un fin, que es alcanzar a toda costa el poder político", y alertaba de que el supuesto dinero procedente de Irán y Venezuela "serviría para hacer apología de la izquierda más radical con el fin de desestabilizar a los gobiernos occidentales".

Sobre la ideología de Podemos, el informe PISA la tachaba de opción "populista" emergida "aprovechando la crisis política y de valores existente". Y a Iglesias se le acuasba de promover "un golpe de Estado encubierto financiado por los Gobiernos de Irán y Venezuela" porque, en un programa de Fort Apache –uno de los presentados por el líder de Podemos–, justificó trabajar en una televisión promovida por el régimen iraní afirmando que, pese a su desacuerdo con esa "teocracia", él y su equipo se niegan a ser "los únicos imbéciles" que no hagan política con los medios a su disposición.

Podemos busca demostrar ante la justicia la falsedad del Informe PISA y de la cuenta 'offshore' de Iglesias

Podemos busca demostrar ante la justicia la falsedad del Informe PISA y de la cuenta 'offshore' de Iglesias

Más sobre este tema
stats