La situación en el PP

Los socialistas acusan a la vicepresidenta de cobrar 600.000 euros en “sobresueldos” del PP pero no aportan pruebas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con Mariano Rajoy, en la sesión de control de este 29 de abril.

"En mi puta vida he cobrado un sobre". La reacción airada de la vicepresidenta del Gobierno en los pasillos del Congreso daba buena cuenta de su cabreo por la munición dura empleada durante su intervención, desde el escaño, de la portavoz socialista. Soraya Rodríguez la acababa de acusar de cobrar "cerca de 600.000 euros en sobresueldos en los últimos años, aparte del sueldo de diputada, de portavoz de su grupo parlamentario cuando lo era". La portavoz socialista no mostró los papeles que probarían esos sobresueldos cobrados por Soraya Sáenz de Santamaría del PP. "Está publicado", argumentó Rodríguez ante los periodistas. 

infoLibre requirió al Grupo Socialista que le facilitase los documentos, que aclarase de dónde procedían las cifras ofrecidas por la portavoz en el hemiciclo. La primera versión fue la siguiente: "Están en el sumario que está instruyendo Pablo Ruz en la Audiencia Nacional, en el caso Bárcenas. Es la información fiscal aportada por Génova al juez, y se refieren a las retribuciones percibidas entre 2004 y 2011". Pero se negó a aportar cualquier tipo de documento, con el argumento de que se trataba de "información fiscal, privada".

Además, en el Grupo Socialista destacaron que Rodríguez no aludía a pagos en B, en dinero negro, como había rebatido erróneamente Sáenz de Santamaría, sino a los complementos que el PP pagaba a sus dirigentes y que de hecho figuraba en la contabilidad A entregada a la Audiencia. El problema vendría del origen de ese dinero, y así se lo recriminó la portavoz: "Señora vicepresidenta, ¿no han pensado usted, el señor [Miguel Arias] Cañete y el resto de miembros de su partido, que sin esas cajas B, cuyo dinero es presuntamente ilícito, no hubiera sido posible que ustedes se reembolsaran y metieran en sus cuentas corrientes esos sobresueldos?". 

Las cifras no cuadran

Este periódico le explicó al Grupo Socialista que las cifras no cuadraban. infoLibrepublicó en junio de 2013 un listado con los sobresueldos que Génova pagaba a sus dirigentes en el periodo 2006-2011. En él aparecía Sáenz de Santamaría. De 2006 a 2008, la vicepresidenta había percibido 179.861 euros del PP, y entre 2009 y 2011 el partido no le había pagado nada. Si a ello se suman los cerca de 100.000 euros que cobró en 2004 y 2005, resulta que en el periodo al que se refería Rodríguez (2004-2011), el PP le había ingresado a la vicepresidenta unos 280.000 euros. Y no 600.000.

Sáenz de Santamaría, desde 2004 hasta 2008, ocupó el cargo de secretaria de Política Autonómica y Local del PP. Pero tras las elecciones de marzo de 2008, Mariano Rajoy la eligió como portavoz de su grupo en el Congreso, razón por la que dejó de percibir un sobresueldo de Génova. 

A la vista de los datos aportados por este diario, el Grupo Socialista ofreció una segunda versión: "Es verdad que la vicepresidenta dejó de percibir el sobresueldo del PP a partir de 2008, cuando salta el caso Gürtel, pero ese dinero pasó a pagárselo el Grupo Parlamentario Popular".

Esta versión coincide con una información publicada el pasado mes de febrero por elplural.com, en la que se afirmaba que Santamaría, a partir de 2008, pasó a ingresar un sobresueldo del Grupo Popular superior a los 82.000 euros anuales durante la pasada legislatura. 

Esta cifra coincide con la aportada al Congreso por la propia Sáenz de Santamaría, en su declaración de bienes y rentas, realizada en diciembre de 2011. En concreto, consignó que había cobrado en el ejercicio anterior, 2010, 51.440 euros netos como portavoz del Grupo Popular. Ese sería el plus pagado por la dirección de su grupo, más allá del sueldo abonado por el Congreso (cerca de 90.000 euros brutos, divididos en 14 pagas). En cifras brutas, por tanto, ese plus sobrepasaría los 80.000 euros. 

infoLibre preguntó al equipo de la vicepresidenta si era cierto que, los casi cuatro años en que ejerció de portavoz del Grupo Popular, había cobrado más de 80.000 euros brutos de plus. No hubo respuesta.

A la vista de todos estos datos, parece razonable concluir lo siguiente:

  1. No es cierto que el PP le pagase a Santamaría 600.000 euros en sobresueldos entre 2004 y 2011. Esta cantidad ascendió en total a 280.000 euros.
  2. Pero sí es verdad que la vicepresidenta cobró, en esos ocho años, unos 600.000 euros más de las cantidades que le abonó el Congreso en su calidad de diputada. A los 280.000 euros mencionados del PP, hay que sumarle aproximadamente otros 320.000 euros que le entregó el Grupo Popular como plus por ejercer la portavocía entre 2008 y 2011

Soraya Rodríguez se ratifica en Twitter

Tras finalizar el debate, el PSOE emplazó a la vicepresidenta a aclarar si hizo constar sobresueldos del PP en sus declaraciones de Hacienda y en sus declaraciones de bienes entregadas al Congreso. Y Rodríguez, por su parte, ratificó sus acusaciones en su cuenta de Twitter

La opacidad que ha reinado en el Parlamento desde la Transición ha posibilitado, en buena medida, que los partidos hayan podido disfrazar las retribuciones pagadas a sus dirigentes. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), la ley estatal marco, en su artículo 157, declara "incompatible" el mandato de senador o diputado con el desempeño de cualquier otro puesto "retribuido mediante sueldo, salario, arancel, honorarios o cualquier otra forma". Vista esa prohibición, los dirigentes han enmascarado como "dietas" o "gastos de representación" los pagos de sus respectivas formaciones políticas.

En el caso del PP, han sido muy sustanciosas. Pero el PSOE también lo ha hecho, aunque las cantidades están a años luz. Los socialistas, pese a que repudian toda comparación con los conservadores, sí reconocen que los dirigentes de la ejecutiva federal que a su vez tienen cargo público cobran de la institución en la que trabajan y sólo a los que tienen un salario más bajo ("en torno a cinco"), se les "compensa" con un pago de 448 euros brutos (300 netos), como ya apuntaba infoLibre en junio pasado. ¿Qué se entiende por salario bajo? Los que perciban menos del sueldo de presidente de comisión, que rondan los 85.000 euros. 

Sáenz de Santamaría dice que el Gobierno no se plantea un ‘manifestódromo’

Sáenz de Santamaría dice que el Gobierno no se plantea un 'manifestódromo'

Más sobre este tema
stats