LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Del 'caso Begoña' al 'caso Peinado': el juez convierte una causa vacía en un espectáculo mediático

450.000 entradas vendidas y trabajadores ‘sin papeles’: Nacho Cano, el músico fetiche de Ayuso, en apuros

El productor musical Nacho Cano ofrece declaraciones a los medios tras su puesta en libertad.

"Más de 450.000 espectadores. Un espectáculo musical de Nacho Cano. Volvemos en septiembre". Este es el mensaje que aparece en la web oficial del musical de Nacho Cano, Malinche, que cerraba hace apenas una semana la segunda temporada en IFEMA superando las 600 funciones desde su estreno en septiembre de 2022. Un éxito que este martes se convertía en un tremendo bochinche al ser el músico y productor detenido por presuntamente contratar a inmigrantes en situación irregular para su espectáculo, algo que ha negado en una tumultuosa y airada rueda de prensa en el despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo de Madrid. "Se están sacando las cosas de contexto para ir a por mí por la única razón de que apoyo a Ayuso. Como ya han ido a por su novio, a por su hermano o a por su padre, el que les queda soy yo", ha afirmado tras ser puesto en libertad en una comparecencia ante periodistas.

El propio Nacho Cano se mostraba exultante hace apenas unos días al alcanzar las 600 funciones en Madrid. "Tenemos artistas de un nivel espectacular no, lo siguiente. Había muchos impedimentos pero aquí estamos. vamos a por las 1.200, chicos", dijo. "Acabar una segunda temporada en IFEMA es un logro tremendo", remarcaba igualmente el músico días después despidiendo la segunda temporada desde el escenario, donde aprovechó además para anunciar que pronto llegará la película de Malinche, un musical que se estrenará en El Frontón de México en marzo de 2025.

La euforia, sin embargo, se ha transformado en escándalo al ser Nacho Cano detenido este martes por agentes de la Policía Nacional. En concreto, se le acusa de un presunto delito contra los derechos de la población inmigrante y otro contra los derechos de los trabajadores. Tras tomarle declaración este martes, ha quedado en libertad con cargos a la espera de una citación judicial. El antiguo miembro de Mecano habría contratado presuntamente a inmigrantes en situación irregular para el musical que representa en la capital desde el pasado 2022.

Un musical que nació ya con polémica por la cesión gratuita de una parcela municipal en el distrito de Hortaleza en la que Cano quería construir una gigantesca pirámide azteca de treinta metros de altura, a la usanza de la de Chichén Itzá, para representar en ella su espectáculo. Los vecinos no tardaron en oponerse y consiguieron en tiempo récord más de 20.000 firmas para intentar de paralizar el proyecto, que finalmente acabó en IFEMA, la Feria de Madrid controlada por la Comunidad a través de una empresa pública.

Esta controversia llegó incluso a la Asamblea de Madrid. "Es uno de los mejores músicos de este país y cuando tenía 25 años ya triplicaba el patrimonio que usted nunca va a conseguir. Esa persona va a traer aquí empleo, sueldos y turismo. ¿Qué más quiere que haga un señor que lleva cuarenta años siendo uno de los mejores músicos de este país, que está contratando a más de 200 músicos, bailarines, gente de la cultura honrada y noble? ¿Qué mensaje le están dando ustedes al sector de la cultura? Que si no es de los nuestros le vamos a destrozar la imagen. Eso es sectarismo", llegó a decir la presidenta en un debate con Mónica García, entonces portavoz de Más Madrid.

De hecho, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha sido desde el primer momento siempre una gran valedora de este proyecto y del propio Nacho Cano, a quien condecoró en 2021 la Gran Cruz del 2 de mayo de la Comunidad de Madrid. Aquel día, el artista dio las gracias a la presidenta, a la que llamó "valiente" por sus decisiones en pandemia para mantener los teatros abiertos y funcionando con más facilidades que otras regiones.

Más recientemente, en un acto público el pasado mes de abril, Ayuso remarcaba que Madrid es "tercera en el mundo en musicales y hay uno que destaca: Malinche, de Nacho Cano". En sus palabras, recogidas en vídeo en el perfil de Instagram del musical, Ayuso aún declaraba: "Para nosotros es un orgullo ver como tantos mexicanos lo primero que hacen cuando llegan a Madrid es visitarlo y, con con lágrimas en los ojos, entonar algo tan bonito como 'soy puro americano, mexicano y español'".

La relación entre Nacho Cano y Ayuso tiene aún más capítulos, como la actuación que protagonizó el músico en la Puerta del Sol en la Nochevieja de 2020, el año más duro de la pandemia y del confinamiento, interpretando Un año más de Mecano al piano y con Maryan Frutos a la voz. El verano siguiente, la presidenta pasó unos días en la mansión de su amigo en Ibiza, una isla a la que regresaba hace menos de dos meses para asistir al estreno de otro musical del músico, Ibiza hippie heaven. Y en noviembre de 2023 asistía Ayuso a la función 400 de Malinche en IFEMA, donde fue agasajada por Cano, quien desde el escenario le dedicó unas palabras comparándola con Isabel la Católica y haciendo un chiste de dudoso gusto a partir del funesto lema 'me gusta la fruta' por ella popularizado contra Pedro Sánchez: "Después de un día muy apretado ha querido venir a celebrar con nosotros las 400 funciones la mujer que más ha hecho por el vegetarianismo en la historia de España... ¡Isabel Ayuso!"

Si me encuentran muerto en una cuneta, ya saben quien ha sido

Nacho Cano

De vuelta a la actualidad, el músico ha protagonizado este martes una rueda de prensa en la que ha hablado de una "operación orquestada" para desviar la atención del proceso judicial en el que está inmersa Begoña Gómez, la esposa del presidente Pedro Sánchez, asegurado asimismo que los motivos de su paso por comisaría en una investigación por contrataciones irregulares es el de su "apoyo" a Díaz Ayuso. Cano ha calificado esta actuación de "persecución política" y ha reiterado que si se va a por él, "se va a por Ayuso". "Hay que llevar la atención a otro sitio que no sea la imputación de la mujer del presidente del Gobierno y como Nacho Cano opina como Ayuso..." , ha lamentado.

En esta línea, ha explicado que ha salido de la comisaría tras diez minutos. "Me han tomado la huella y ya está", ha relatado, sin tener conocimiento de los cargos de los que se le acusa. "En una democracia de verdad, el juez decidirá si soy criminal o no, no la policía, que viene dirigida", ha apuntado, todavía agregando que "esto está ocurriendo porque estamos en un Estado en el cual las fuerzas de seguridad actúan contra un ciudadano libre determinadas por un contexto político absurdo".

Fermín Muguruza: "Hay que combatir a gente como Nacho Cano, antes y ahora"

Fermín Muguruza: "Hay que combatir a gente como Nacho Cano, antes y ahora"

Del mismo modo, Nacho Cano ha acusado a la Policía de trato "absolutamente inadecuado, ilegal, irresponsable, coactivo y y achantador". "El criminal no soy yo, el criminal es la Policía. A ellos es a los que hay que investigar", ha expresado evidentemente enfadado, denunciando que le detuvieron durante "diez minutos" para hacerle la foto y acto seguido filtrarlo a medios de comunicación afines al Gobierno, llegando al extremo de lanzar un vaticinio funesto: "Si me encuentran muerto en una cuneta, ya saben quien ha sido".

Becas Malinche

El creador de Malinche ha estado respaldado en su comparecencia por 17 participantes en su programa de Becas Malinche, que desarrolla junto a la Escuela JANA, y que fueron interrogados durante horas en dependencias policiales. Este programa con la Casa de México es el origen de todo este episodio, pues incluye prácticas en el musical, que según su versión han sido en todo momento "transparentes" con todas las cuestiones legales en orden. "Pero siempre hay alguien conflictivo", ha lamentado, en referencia a una de las becadas, de la que se prescindió por no comportarse de manera adecuada y que luego rechazó regresar a México. "Esa chica nos amenazó con poner una denuncia", ha apostillado.

"Hace dos semanas, aparecen doce agentes de la Policía con una inspectora de trabajo en la escuela. No hacen falta doce policías para controlar a esta gente, a no ser que quieras achantar o coaccionar. Dicen que tienen que interrogarlos, se los llevan con las sirenas puestas, con coacción. A la semana siguiente me avisan de que tengo que ir a declarar. Nadie me dice que me van a detener, hay un procedimiento policial, no judicial", ha relatado Cano, quien en previsión de que fuera "a pasar lo que ha pasado", ha explicado que los chavales pusieron 17 denuncias por ese "trato achantador de la policía".

Más sobre este tema
stats