Las cuentas del Estado

La remuneración de los asalariados crece hasta octubre un 2,2%, el mayor aumento desde 2010

El empleo ha crecido un 2,6% en la industria en el tercer trimestre.

La economía española creció un 0,4% en el tercer trimestre, lo mismo que el segundo, por lo que en lo que va de año y hasta octubre ha medrado un 1,9%: por primera ven en los últimos tres años de recuperación el PIB nacional se ha quedado por debajo del 2%. La Contabilidad Nacional confirma así un trimestre más la ralentización económica, una vez que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado –una décima a la baja– los datos avanzados en octubre.

Ese crecimiento sigue apoyándose en la demanda nacional, que ha contribuido en 1,8 puntos –seis décimas más que en el trimestre anterior–, mientras que la demanda externa ha perdido siete décimas y aporta sólo 0,1 puntos a la mejora el PIB entre julio y septiembre.

Así, el gasto de los hogares experimentó durante el verano un alza del 1,4% en comparación con el mismo trimestre de 2018, tras crecer seis décimas respecto a junio. El mayor consumo viene dado por el mayor aumento de las remuneraciones por puesto de trabajo asalariado equivalente desde el tercer trimestre de 2010: un 2,2%, el mismo porcentaje que en el segundo trimestre. En el primero, la remuneración por asalariado creció un 1,8%. En comparación, el año pasado el alza no superó el 1,3% en ningún trimestre. También han subido, por tanto, los costes laborales unitarios, un 2,1%, aunque menos de lo que lo hicieron en el primer –2,4%– y segundo trimestres –2,7%–.

Como resultado del aumento del gasto, los hogares han reducido al tiempo su tasa de ahorro, 1,4 puntos respecto al segundo trimestre, con lo que se queda en un 6,4%. Es decir, por encima de los mínimos de la crisis, cuando no superaba el 4,3%, pero aún lejos del 12,1% anterior a la recesión.

Entre julio y septiembre también subió el gasto de las administraciones públicas, un 2,2%. Y el de las sociedades no financieras, el de las empresas, aumentó un 2,7%, la mayor alza interanual de todo el año.

Mejoran la inversión y los beneficios

La inversión también mejora, un 2,8% respecto al tercer trimestre de 2018 y 1,3 puntos por encima del segundo trimestre de este ejercicio. Mientras la inversión en vivienda y construcción cae del 2,1% al 0,9%, la destinada a maquinaria y bienes de equipo aumenta del -1,8% al 3,9%, ambas en comparación con el año pasado. En cualquier caso, la variación se encuentra lejos de los avances de 2018, cuando la inversión creció hasta un 8,4% en el segundo trimestre o un 6,1% en el tercero.

Las empresas han mejorado igualmente sus márgenes. El excedente de explotación bruto ha crecido un 2,8% respecto al tercer trimestre de 2018, una décima menos que en el segundo, con lo que se recupera pero aún no alcanza las cifras del primer trimestre de 2018, cuando mejoró un 4,3%.

En lo que se refiere a la demanda exterior, aunque las exportaciones se han elevado un 3% en tasa interanual –y nueve décimas respecto al segundo trimestre–, las importaciones se han disparado hasta el 3,1%, 3,3 puntos más que entre abril y junio. De hecho las importaciones llevaban cayendo tres trimestres consecutivos.

Por sectores, la industria ha aumentado su valor añadido bruto un 1,2% respecto al tercer trimestre de 2018, lo que supone recuperar un cierto tono tras haber encadenado cuatro trimestres en negativo y sólo un alivio de apenas seis décimas entre abril y junio de este año. La construcción, aunque crece un 2,4% en tasa interanual, está lejos de las alzas en el entorno del 6% de los dos últimos dos años. Los servicios, por el contrario, han reducido su crecimiento en cinco décimas, hasta el 2,2%, el menor de los dos últimos ejercicios.

Crece el empleo en la industria pero se desploma en la construcción

El reflejo en el empleo del menor músculo económico es un crecimiento del 1,8% respecto al mismo trimestre de 2018, pero sólo de una décima respecto al segundo trimestre de este año. Aun así, se han creado 332.000 nuevos puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en los últimos 12 meses. En la industria, el empleo ha mejorado un 2,6%, 1,2 puntos más que entre abril y junio, mientras que en la construcción el alza del 2,2% equivale en realidad a un auténtico desplome desde el 5,5% del segundo trimestre o las enormes subidas, superiores al 10%, registradas en el último trimestre de 2018 y el primero de 2019. En los servicios el empleo ha aumentado sólo un 1,9%, el menor crecimiento de los dos últimos años.

El número de horas efectivamente trabajadas ha subido sólo un 0,8% respecto al año anterior pero incluso ha descendido una décima en comparación con el segundo trimestre de este año, por lo que la productividad por hora efectivamente trabajada ha aumentado un 1%, tras acumular cuatro trimestres consecutivos en números negativos y crecer sólo seis décimas entre abril y junio. La productividad por puesto de trabajo, sin embargo, es igual a cero: el empleo ha crecido en el mismo porcentaje que el PIB. Lo que supone sólo una leve mejora después de vivir entre tasas negativas durante cinco trimestres seguidos.

La Comisión Europea recorta hasta el 1,9% su previsión de crecimiento del PIB para 2019 en un contexto de "elevada" incertidumbre

La Comisión Europea recorta hasta el 1,9% su previsión de crecimiento del PIB para 2019 en un contexto de "elevada" incertidumbre

Más sobre este tema
stats