Siria

ONG internacionales ponen rostro a tres años de tragedia humanitaria en Siria

Tres años después del comienzo de la guerra en Siria, nace la web free-syrian-voices.org con la intención de amplificar las voces de los activistas civiles del país. Amnistía Internacional, la Red Euro-Mediterránea de Derechos Humanos, la FIDH, Front Line Defenders, Human Rights Watch o Reporteros sin Fronteras son algunas de las organizaciones que participan en este proyecto para poner cara y voz a aquellas personas que han desaparecido sin dejar rastro a lo largo de estos años.

El médico Mohamed Bachir Arab pertenecía a una organización pacifista en su ciudad y fue arrestado por las autoridades sirias el 2 de noviembre de 2011 en Alepo. Aún permanece en paradero desconocido. Ali Sayed al-Shihabi era profesor de inglés en Damasco, había publicado varios artículos y libros sobre temas sociales y políticos. Desapareció el 19 o el 20 de diciembre de 2012 mientras iba a visitar un amigo. A un conocido suyo le dijeron fuentes no oficiales que había sido detenido, pero ni siquiera hay una versión oficial sobre el por qué de su arresto.

Ellos son tan solo dos de los 37 casos que recoge free-syrian-voices.org tratando de arrojar un poco de luz sobre la situación irregular que sufren miles de sirios de los que, como Mohamed y Ali, no se ha vuelto a saber nada. Activistas, periodistas (Siria es el país más peligroso del mundo para los informadores, según el Comité para la Protección de los Periodistas), médicos, abogados… personas que, desde la guerra que asola el país, intentan que la situación mejore pero que se encuentran en el camino detenciones, secuestros, torturas y agresiones constantes por parte de grupos armados paramiltares. La organización pretende seguir reuniendo información sobre sucesos similares y ampliar estos casos para conseguir la libertad de estos civiles e impedir que se silencien sus voces.

“Creemos que debería haber una liberación total de todos los detenidos que han trabajado por un cambio pacífico en Siria o que simplemente han ayudado a los que se han visto salpicados por la violencia del conflicto”, subrayó Adam Shapiro, director de campañas de la ONG Front Line Defenders. "Muchos de los detenidos –agregó– fueron arrestados por el Gobierno sirio al principio de las protestas, cuando se trataba de movilizaciones no armadas, en un intento por eliminar a los que consideraban líderes intelectuales". La organización sostiene que en estos momentos no hay motivo para continuar reteniendo a estos individuos que no tienen relación alguna con grupos armados y para los que este conflicto es una maldición.

Las cifras de la guerra

Desde que comenzara la guerra en Siria en 2011, hace ya tres años, más del 40% de los habitantes se han visto obligados a salir del país. Las cifras de Naciones Unidas, que dejó de actualizar los datos en enero de 2014 por la falta de precisión, son alarmantes: han muerto 146.000 personas, de las cuales un tercio son víctimas civiles.

Hay 9 millones de refugiados, más de 2,5 millones de personas en los países vecinos y 6,5 millones de desplazados internos. Al menos la mitad de los desplazados son niños y niñas. Acnur prevé que, ante la falta de progresos visibles hacia una normalización política, la población siria en los países vecinos crecerá “para convertirse en la mayor población de refugiados en el mundo”.

La guerra no solo ha provocado una grave crisis humanitaria dentro del país. La situación en Líbano y Jordania, donde los refugiados suponen entre un diez y un veinte por ciento de la población, es también urgente y la ayuda internacional ofrecida es mucho menor de la requerida.

El periodista Marc Marginedas llega a Barcelona tras seis meses de secuestro en Siria

El periodista Marc Marginedas llega a Barcelona tras seis meses de secuestro en Siria

Más sobre este tema
stats