Escándalo de Cambridge Analytica

Cambridge Analytica echa el cierre tras el escándalo de la filtración de datos de Facebook

Alexander Nix, exdirector ejecutivo de Cambridge Analytica

infoLibre

La empresa de datos Cambridge Analytica cesará su actividad tras el escándalo provocado por la filtración y uso con fines de propaganda política de los datos de al menos 87 millones de usuarios de Facebook -136.985 individuos en España- sin la debida autorización, según informa Europa Press. La empresa trabajó para la campaña del presidente Donald Trump en 2016 y su información fue utilizada para impulsar y la campaña del 'sí' en el referéndum del Brexit.

The Wall Street Journalha informado en su edición digital del cierre de la empresa, que ya en marzo destituyó a su director ejecutivo, Alexander Nix, y anunció una investigación sobre lo ocurrido. El periódico económico estadounidense cita como fuente de la información al fundador del SCL Group, la filial británica de Cambridge Analytica. SCL Group también cierra sus puertas.

El motivo de este cierre es la pérdida de clientes y los altos costes jurídicos relacionados con la filtración de datos personales de Facebookfiltración de datos personales de Facebook, según ha explicado una persona conocedora del asunto. El cierre será efectivo este mismo miércoles y los trabajadores han recibido ya orden de apagar sus ordenadores.

Un vídeo reciente publicado tras el estallido del escándalo de Facebook mostraba a Nix abordando las opciones para poner en marcha campañas de desprestigio político mediante supuestos sobornos o escándalos sexuales: llegaron a contratar prostitutas ucranianas y concertar encuentros con personajes públicos para tenderles trampas. Las grabaciones las realizó un periodista de la televisión británica Channel 4. En las imágenes también salían el director de la división política de la compañía, Mark Turnbull y el jefe de datos, Alex Taylor, explicando sus actividades en tono informal: reconocen haber manipulado actividades de índole política y social en China, Brasil, México, Malasia y Australia, o haber participado en las últimas elecciones en Kenia.

Cambridge Analytica entró en 2015 en la campaña de Ted Cruz como candidato republicano en las primarias para las presidenciales. Se le pagó a la plataforma 750.000 dólares. Meses más tarde, y a cambio de, según publica The Atlantic, seis millones de dólares, se pasaron a las filas de Donald Trump, ya por aquel entonces candidato a presidente. Después de su victoria y, según reveló en febrero de 2017 The Washington Post, la consultora siguió trabajando en Estados Unidos y habría conseguido contratos públicos. En el mismo año de las elecciones estadounidenses, y según publicó de The Guardian en mayo de 2017, la consultora también participó en la campaña a favor del referéndum del BrexitBrexit.

EEUU amplía la investigación contra Facebook: analizará las decisiones tomadas por la red social

EEUU amplía la investigación contra Facebook: analizará las decisiones tomadas por la red social

Más sobre este tema
stats