X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

El final de 'Juego de tro-Nóos'

Publicada 20/02/2017 a las 06:00 Actualizada 20/02/2017 a las 09:25    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 18

Llega el final de la serie que nos ha tenido entretenidos desde 2010, Juego de troNóos. Llevamos en el cuerpo varias temporadas de un drama con los mejores ingredientes para una historia apasionante.

Casi todos hemos seguido el spin off de la versión española de The Crown, centrado en el personaje de la hija mediana del rey emérito. Si alguien se ha perdido algún capítulo, aquí encontrará un resumen del argumento y la presentación del elenco.

SINOPSIS:

En 2010, el marido de una infanta española, Iñaki Urdangarin, aparece envuelto en un escándalo de corrupción junto a su socio, Diego Torres. La investigación avanza hasta que ambos son imputados por el juez. La infanta Cristina, tras ser imputada, desimputada y vuelta a imputar, acabará por sentarse en el banquillo. Siete años después, llega el fallo judicial que despertará enormes contradicciones entre el paisanaje español.

REPARTO:
 
La infanta

Cristina. Hija de reyes, hermana de rey y esposa de duque. Licenciada en Ciencias Políticas y máster en Relaciones Internacionales en la Universidad de Nueva York. Se benefició económicamente de los delitos cometidos por su marido. Sin embargo, según la sentencia judicial, a pesar de su preparación académica y profesional, Cristina “desconocía la existencia de ilícitos penales y no participó en su ejecución”.

El personaje no pierde en ningún momento de la serie la confianza ciega en el apuesto duque, ladrón de su corazón. Sí desaparece en ella la simpatía por el país que le dio todo desde niña. En uno de los momentos más dramáticos de la trama, durante el juicio, Cristina pronunciará en un pasillo una frase en modo Scarlett O’Hara: “Que ganas tengo de que acabe esto para no volver a pisar este país”.
 
El duque

Iñaki. Cuñado de un rey y yerno de otro. Atractivo y espabilado. Al abandonar su vida deportiva, aprenderá a moverse en el terreno de los negocios que le va a dar más cancha que la de balonmano. Practicando a conciencia aquello de quien a buen árbol se arrima Iñaki, según la sentencia, “utilizó su proximidad a la Jefatura del Estado, para mover la voluntad de las autoridades y funcionarios públicos con el fin de que se plegaran a su contratación”.

Urdangarin se mueve en la escena de los contratos públicos con ritmo y agilidad. Convencido de que, como en La la land, hay que perseguir los sueños para que se cumplan, tirará de tesón y constancia para demostrarnos que quien algo quiere, algo nos cuesta... a nosotros.
El amigo del duque

Diego. El creativo del dúo, el que tiene la idea, el diseñador de la trama para desviar fondos de dinero público a una entidad sin ánimo de lucro. Profesor en su vida legal, encuentra en Iñaki un alumno aplicado y un amigo fiel, hasta que la cosa se pone fea y el duque enmarronado, le echa la culpa de todo a él.

El despecho y la necesidad de quitarse la responsabilidad de encima provocará que, tras haber protagonizado la comedia “Dos socios muy socios”, Diego no dude en difundir a los cuatro vientos y al cuarto poder, los correos entre él y el duque em-palma-do. Son los momentos más picantes e hilarantes de la serie.
 
La mujer del amigo del duque

Ana María. Mujer a la que definen como “inteligente” y “preparada”, también se lucró de los oscuros business de su marido sin saber de dónde procedía la pasta. El dinero ingresado en las cuentas de Aizoon y en las entidades del entramado Nóos, se sumó al patrimonio de Tejeiro a través de sus cuentas corrientes, pero ella tampoco sabía de los ilícitos penales de su marido. Coprotagonista en esta historia de amores ciegos, Ana María es condenada a una multa superior a la de la esposa del duque.
 
El juez instructor

Pepe. Magistrado, andaluz y motero. Castro llevó a cabo una instrucción llena de desencuentros con el fiscal Horrach. En el final de la serie, Pepe se muestra decepcionado y pronuncia unas palabras duras contra la sentencia: "Deja un montón de incógnitas, pero deja claro que da por bueno que la infanta Cristina era una mujer florero".

El fiscal

Pedro. Tiene fama de hombre tenaz y duro. Quizás sea por esa dureza de “Roca” que a lo largo de la serie, el rol de Horrach se haya confundido, en ciertos momentos, con el del abogado defensor de Cristina.

Conocida la sentencia, Pedro afirma que “a la infanta se le sentó en el banquillo por ser quien es”. Pedro, que negó más de tres veces que Cristina tuviera que ser procesada, se queja de que nadie le creyera entonces y que cuatro años después, la sentencia le haya dado la razón.

Tras la instrucción del caso, Pedro decidió abandonar la Fiscalía Anticorrupción para ejercer la abogacía en Palma de Mallorca y dedicarse a lo que le pide el cuerpo, defender...

Estos son los principales protagonistas de Juego de TroNóos. El final, como suele ocurrir, ha encantado a algunos y ha indignado a otros.

Dicen que todo español lleva un juez, un entrenador y un director de cine dentro. Cierto. En cuestiones de justicia, corresponde acatar y respetar, ahora bien, eso no implica que uno renuncie a su criterio. Las sentencias las deciden seres humanos que “interpretan” la ley y que también se equivocan, oiga, se han dado casos...

Tan criticable es aquello de opinar sin haber leído la sentencia o de tirarla por tierra sin conocer los detalles,  como la idea de que lo que digan los jueces es infalible y punto. No. Las sentencias son tan respetables y tan acatables como opinables.

Como guionista, creo que los finales de las series son probablemente los tramos dramáticos más difícil de crear. Hay quien lo resuelve con un sueño de Resines o como en Perdidos... No son pocos los que opinan que en esta serie, el muerto, desde el inicio, sería Montesquieu, un muerto más recurrente que el Kenny de Southpark. Juzguen ustedes.
 
------------------------------
NOTA DE LA AUTORA: Este artículo ha sido editado para corregir un error en la descripción profesional de la infanta: su formación universitaria no es en ciencias económicas sino en ciencias políticas.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • Pinolere Pinolere 21/02/17 02:21

    Como van a tomar en serio a las mujeres, si siguen pareciendo estùpidas.Si queremos igualdad que sea en todo y no en lo que interesa.Como le han tomado el pelo estos chorizos a los jueces porque no me cabe en la cabeza otra cosa.Me van a entrar moscas en la boca, ya que no voy a conseguir cerrarla por todo lo que veo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Libertario Libertario 20/02/17 16:07

    Gracias por tu artículo. Todo bien, sí siguen por el buen camino emprendido, pronto tendremos una República. Salud y República

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alardrey Alardrey 20/02/17 13:21

    ... sin contar con las unidades de apoyo; la falsificación dcumental de la hacienda (en contra de sus propios equipos de inspectores técnicos), o la abogacía del estado con aquello de manipular la finalidad del slogan de "hacienda somos todos". Pero bueno, nada nuevo bajo el sol; la justicia huele muy mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AML AML 20/02/17 12:51

    A la mujer de Diego, "inteligente y preparada" la ha venido la Zarzuela a ver, porque la han absuelto por la resaca que ha dejado la ex duquesa. Las organizaciones feministas deberían manifestarse contra las elementas que las hacen quedar como unas perfectas mostrencas. ¡Vivan la justicia,  Montesquieu y las señoras tontas con tronío!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • M.T M.T 20/02/17 13:00

      No puedo más que darte la razón y mostrar mi indignación ante tales despropósitos. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • massaluca massaluca 20/02/17 11:54

    La princesa absuelta,ahora toca a Urgandarin,recurso al supremo y como es natural,este rebajará la pena a la mitad,y como no tiene antecedentes puessss...........

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • monchofer monchofer 20/02/17 11:27

    Que no , que los españoles no somos iguales ante la ley. Tiempo al tiempo. Gracias a esta sentencia van a aparecer hombres y mujeres florero por doquier.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AMP AMP 20/02/17 11:21

    Un relato fantástico Raquel, pero no tan "real", faltan bastantes personajes: Roca, Revenga, reyes y reinas, políticastros y algún que otro extra.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Delgiot Delgiot 20/02/17 09:36

    Esto nos pasa por tener reyes, príncipes, infantas y demás personajes de cuento. Viven de dinero público y se llevan más cuando pueden. Pero son mu campechanos, oye. Qué majetes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Inguru Inguru 20/02/17 11:17

      Totalmente de acuerdo. Salen tan guapos en el Hola con sus lindas hijas y sus modelitos...! Esas vacaciones de ensueño en los yates, que pagamos todos, nos hacen soñar mientras nos quedamos en casa con el abanico "porque no nos da la vaca pa tanto"  

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • M.T M.T 20/02/17 08:10

    Raquel, como no he leído la sentencia, me atrevo, si me permites, a valorar tu relato: excelente, en perfecto equilibrio de narración de hechos y descripción de personajes y situaciones. También aludes al pueblo, las gentes de a pie, los que contemplamos indignados estas actuaciones de quienes roban, saquean, son defendidos, finalmente juzgados, y... la vida tiene que seguir como si no pasara nada? Vuelta a la indignación y resignarnos? Felicidades a ti por tu relato.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • abitalola abitalola 20/02/17 07:59

    Es una vergüenza vivir en esta monarquia feudal de regalías y privilegios donde unos personajes impresentables roban al pueblo, son inviolables y a los que pillan y a pesar de todas las maniobras para evitarlo,  no queda más remedio  que  imputar se les aplica la ley de la forma más ventajosa posible. Basta ya de ser vasallos y seamos ciudadanos y ciudadanas iguales  ante la Ley. Salud y Republica 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Será demasiado tarde

    Ahora, ante los fuegos del norte, nos echamos las manos a la cabeza, pero llevamos décadas de maltrato ciudadano, de egoísmo de especie y de pésima gestión política.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    Los pirómanos sin cerillas

    Existe otro tipo de pirómanos. Estos no queman bosques, pero abrasan el día a día del personal.
  • La Mirada Internacional

    Impaciencia Electoral

    El periodista Fernando Berlín analiza qué opina la prensa internacional sobre la gestión que el Gobierno de España está haciendo del conflicto en Cataluña.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre